Genial
Genial

9 Objetos que deberíamos evitar tener en un dormitorio para poder dormir como una piedra

El dormitorio debería de ser un lugar sereno y que transmita paz, por eso tendría que ser un sitio en el que haya pocas cosas a la vista. Si hay muchos artículos presentes, ese sentimiento de bienestar puede convertirse en estrés, y eso solo hará que tu tiempo de descanso se vea afectado.

¿Qué artículos en tu habitación te generan estrés? ¿Qué cambiarías en tu dormitorio para tener un ambiente más relajado?

1. Facturas y documentos del hogar acumulados

Muchas personas guardan tickets de compras viejos, facturas y documentos por el estilo por todo el hogar. Sin embargo, lo mejor es deshacerse de ellos, especialmente si están guardados en cajones de tu dormitorio o tu mesa de noche. Esto solo hará que todo se vuelva caótico cada vez que abras ese cajón, lo que podría llegar a abrumarte. Si los papeles son muy importantes, puedes guardarlos en algún organizador, lejos de la habitación.

2. Objetos debajo de la cama

Si se puede evitar almacenar cosas debajo de la cama, es mejor hacerlo. Una experta en limpieza, Vicky Silverthorn, mencionó: “Duermo mejor sabiendo que hay un espacio despejado debajo. Así que pedí a propósito una cama sin almacenamiento debajo”.

Si de plano necesitas usar ese espacio porque el cuarto es muy pequeño, lo mejor es optar por camas con cajones debajo o por cajas de plástico cerradas. También puedes almacenar en otros lugares cosas que sean de temporada, como la ropa de invierno o de verano, y solo cambiarlas según las estaciones del año. De esta manera, también las protegerás del polvo.

3. Cosméticos y productos no deseados

Es normal conservar cosméticos que no utilizas. La experta en orden Helen Sanderson opinó: “En mi experiencia, todas tenemos nuestro maquillaje favorito y las cosas que usamos, además de los extras para ocasiones especiales, pero el resto es solo desorden”.

No solo se ve mal y crea un desequilibrio visual, sino que guardar maquillaje por mucho tiempo tampoco es bueno. Estas cosas tienen fecha de caducidad, por lo que aplicarlas luego de varios meses, e incluso años, de haberlas abierto puede ser dañino para la piel.

4. Paredes de colores muy intensos

Hay estudios que indican que los colores pueden afectar tu estado de ánimo. Es por eso por lo que es importante saber qué tonos utilizar a la hora de pintar un dormitorio. Los mejores colores son los grises, cremas, verdes tierra y marrones. Mientras que los tonos oscuros o brillantes deben de evitarse, ya que pueden producir estrés.

La Dra. Lindsay Browning, experta en sueño, dijo: “Dormir lo suficiente y un sueño de buena calidad son vitales para nuestra salud y bienestar en general. Nuestro entorno para hacerlo puede tener un impacto significativo en lo bien que dormimos. El dormitorio perfecto para una buena noche de sueño debe estar decorado con colores relajantes y neutros”.

5. Jarrones vacíos sobre la mesita de noche

En la mesita de noche solo debe haber lo esencial, eso que sabes que necesitas tener al lado y de fácil acceso. Por ejemplo, si sueles leer por la noche y no tienes luz en la pared, una lámpara podría ser útil. Es mejor evitar poner jarrones vacíos que son pura decoración, ya que solo entorpecen la dinámica y generan más ruido visual sin tener utilidad. Lo preferible es colocarlos en otro lugar y alejarlos del dormitorio.

6. Colección de sombreros

Tener a la vista sombreros y gorras es una mala idea a la hora de buscar calma en un dormitorio, incluso si los tienes en tu armario. La mayoría de las personas solo usa el 20 % de lo que hay en su clóset, así que, si tienes algunas de estas prendas que de plano no utilizas para nada, lo mejor es deshacerte de ellas y regalarles un poco más de espacio a las cosas que usas más a menudo.

7. Velas ya consumidas

Las velas aromáticas no solo se ven bien, sino que también ayudan a perfumar los ambientes, e incluso mejoran el estado de ánimo. Sin embargo, si tienes una colección de ellas y hay algunas que ya están a medio acabar, lo mejor es terminar las viejas para darles espacio a las nuevas. Solo prende una si ya no tienes otra en uso.

8. Armario improvisado detrás de la puerta

Mucha gente suele tener batas y ropa que cree seguirá usando colgada detrás de la puerta o incluso en alguna silla. Esto no solo se ve fatal, sino que también crea un ambiente de caos y no ayuda con la relajación. Vicky Silverthorn, experta en orden, aconseja: “Guarda la ropa limpia de inmediato, la sucia en la cesta y la que vayas a usar en una silla, si es necesario, pero solo pocas prendas”.

9. Fotos en un cajón

Las cajoneras de repente pueden llenarse de distintas cosas. Unas de ellas son las fotografías, que a veces, en lugar de generar nostalgia, provocan emociones negativas. Lo mejor es guardarlas en espacios fuera de la habitación. Una caja o un archivador dentro de la oficina o bodega pueden ser buenas soluciones. Otra opción es tenerlas ordenadas en un álbum; así se desencadenará en ti un sentimiento de nostalgia al verlas.

Genial/Diseño/9 Objetos que deberíamos evitar tener en un dormitorio para poder dormir como una piedra
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos