10 Cosas de las que el vinagre es uno de sus enemigos a la hora de la limpieza

Cuando se trata de escoger los mejores productos del mercado para limpiar la casa y verla reluciente, algunas personas optan por buscar algo que no sea tóxico y, si es posible, que sea orgánico. El vinagre blanco destilado es aplaudido por ser una maravilla en la limpieza natural, que mata bacterias, elimina la suciedad, y lo mejor de todo es que es realmente económico. Es bueno para descalcificar, ya que el ácido reacciona con los componentes químicos orgánicos presentes en las manchas y las disuelve. Pero cuando se trata de ciertas superficies del hogar, el vinagre puede llegar a corroerlas más de lo debido, lo que opaca y desgasta el material.

Genial.guru te presenta 10 casos en los que es preferible buscar otra alternativa de limpieza que el vinagre.

1. Encimeras de piedra

Cuando las encimeras son de piedra natural como el granito, el mármol y la esteatita, el vinagre puede llegar a dañar el material, porque el ácido hace que pierda su brillo y le puede ocasionar picaduras o marcas. La mejor forma de hacer que tu encimera se vea reluciente es con un trapo húmedo y jabón.

2. Plancha de ropa

El uso de vinagre para limpiar el interior de la plancha de vapor puede llegar a corroer la capa protectora dentro de la cámara y dañar por completo el elemento calefactor, además de las partes metálicas. La mejor manera de limpiar tu plancha es siguiendo las recomendaciones de limpieza del manual, pero hay alternativas ecológicas, como el agua carbonatada, que es un gran limpiador y removedor de manchas.

3. Lavavajillas

El ácido acético que contiene el vinagre puede corroer las partes de goma de los lavavajillas. Por lo tanto, no es cierta la creencia de que es buena idea utilizar vinagre como limpiador para eliminar la película de agua dura y quitar los olores persistentes. A largo plazo, esta costumbre termina por ser perjudicial para el lavavajillas. Lo mejor es consultar el instructivo del aparato para comprar los productos especializados y aplicarlos de la manera correcta. Por ejemplo, una buena forma de remover las manchas resistentes de agua dura es utilizando carbonato de sodio; lograrás un buen resultado sin demasiado esfuerzo.

4. Lavadoras

Al igual que con el lavavajillas, el daño es el mismo si lavamos la ropa con vinagre. Esto puede causar daños en la goma y las mangueras, y en algunos casos puede hasta ocasionar fugas. Cuando se trata de electrodomésticos, la mejor opción siempre es consultar el manual de instrucciones y aplicar el mantenimiento adecuado, pero si quieres una alternativa no tóxica, se pueden quitar las manchas de la ropa con abundante agua carbonatada y de esta forma no correrás el riesgo de dañar la lavadora.

5. Derrames de huevo

No utilices vinagre para limpiar un huevo derramado. Al entrar en contacto con él, la consistencia del huevo cambia y se hace aún más difícil de limpiar. En estos casos, lo mejor es levantar la suciedad cuanto antes, y luego pasar por la superficie un trapo húmedo con agua fría y detergente para terminar de recoger los restos.

6. Derrames de grasa

Cuando preparamos un aderezo de aceite y vinagre, podemos observar que estos dos líquidos no se mezclan; esto sucede porque su polaridad es opuesta y no pueden interactuar entre sí. Además, el vinagre no tiene tensioactivos, por lo que no puede arrastrar la grasa de las superficies como lo hacen los jabones y detergentes. El uso de agua caliente debería ser suficiente para retirar la grasa o el aceite.

7. Pantallas electrónicas

Es satisfactorio pasarle un trapo con un poco de vinagre a nuestro celular o tableta y ver cómo desaparecen automáticamente las manchas. Pero la verdad es que no es conveniente para el aparato, porque el ácido del vinagre puede dañar las propiedades antirreflejos e incluso puede hacer que la pantalla táctil responda menos. La mejor forma de limpiar las pantallas es con un poco de agua y un paño. En los casos de manchas más rebeldes, se puede diluir un poco de jabón y eso debería solucionar el problema.

8. Muebles y pisos de madera

El vinagre diluido puede ser fatal para nuestros muebles y pisos de madera porque es capaz de disolver la capa protectora de la madera y dejarla opaca o rayada. Para limpiar, utiliza los productos especiales para madera o una opción ecológica como el aceite vegetal, que sirve para dar brillo.

9. Utensilios metálicos

Los utensilios de cocina como los cubiertos y los cuchillos son especialmente vulnerables por ser de metal y tener los bordes expuestos. El vinagre no solo puede dañar el acabado del utensilio, sino que también puede corroer los bordes y dejar hendiduras. Pasa lo mismo con otros materiales como el aluminio y el cobre. Un poco de jabón y agua es lo más indicado a la hora de limpiar los cubiertos.

10. Pequeños electrodomésticos

Cuando se trata de electrodomésticos pequeños hechos de plástico o vidrio, el uso de vinagre como limpiador no trae problemas. De todas maneras, hay que tener mucho cuidado con las piezas pequeñas de goma o de metal, incluso con las de acero inoxidable. En estos casos, el vinagre sí puede corroer el material. Siempre es aconsejable consultar el manual de instrucciones para llevar a cabo una limpieza adecuada, ya que existen muchos tipos de electrodomésticos pequeños con especificaciones diferentes. Una alternativa es limpiar con productos menos agresivos, como agua y jabón.

¿Sabías que el vinagre podía causar tanto daño? ¿Eres un usuario entusiasta del vinagre cuando de limpieza se trata?

Compartir este artículo