10 Secretos de los escandinavos que deben aprender aquellos que no quieren gastar horas en la limpieza

Cada vez nos atrae más el estilo de vida escandinavo: tratamos de no sobrecargar nuestras casas con cosas innecesarias, aprendemos a organizar el espacio de forma adecuada y a no ir con prisa a ningún lado. Tal estilo de vida en Dinamarca, Noruega y Suecia también viene acompañado de un enfoque especial con respecto a la limpieza del hogar. Estudios han demostrado que el ambiente de la casa influye en el bienestar de una persona. Por ejemplo, el desorden puede causar estrés.

Genial.guru entiende que las personas no siempre tienen tiempo para realizar la limpieza, por eso está dispuesto a aprender de la experiencia de los escandinavos para facilitarte un poco la vida. En el bono averiguarás cómo, gastando poco, los habitantes de Escandinavia cambian su interior de manera frecuente.

Compaginar la limpieza con otras cosas

Para no fatigarte demasiado con muchas horas de limpieza, está bien si limpias el espacio poco a poco durante unos días. Puedes poner las cosas en orden mientras al mismo tiempo haces algo más divertido. Por ejemplo:

  • Si te mueves de una recámara a otra, recoge y ordena todo lo que esté fuera de lugar.
  • Mientras estás esperando a que hierva la tetera, limpia las superficies de la cocina.
  • Al ver una serie, puedes aprovechar el tiempo para planchar la ropa.
  • Al hablar por teléfono, puedes sacudir el polvo, retirar los trastes del lavavajillas o doblar la ropa.

Para que todo esto se convierta en un hábito, puedes comprar un guante especial de limpieza. Y después de un tiempo, prácticamente dejarás de notar cómo esta actividad se compagina con otras cosas.

Realizar la limpieza con más frecuencia en la época de calor que en la de frío

Es bien sabido que en la época del invierno escandinavo no hay mucha luz solar, pero en el verano sucede al revés. En la estación cálida, las casas de noruegos, daneses y suecos están llenas de luz casi todo el día. Rebecca Thandi Norman, cofundadora de una página web de estilo de vida escandinavo, señala que en verano limpia con más frecuencia debido a que la luz solar hace hincapié en los lugares polvorientos que deben de sacudirse.

Usar alfombras localmente

La autora del libro Lagom: The Swedish Art of Living a Balanced, Happy Life, Niki Brantmark, dice que para los escandinavos es un verdadero tabú poner una alfombra grande por toda la habitación. Es antihigiénico, y por esta razón a menudo el suelo de madera en las casas no tiene ningún tipo de revestimiento adicional. Sin embargo, se pueden usar tapetes pequeños en diferentes partes de los cuartos. No solo no sobrecargan el espacio, sino que son mucho más fáciles de cuidar, ya que pueden limpiarse al aire libre o lavarse.

Planificar de antemano los lugares de almacenamiento

Si no tomamos en cuenta las casas que se han construido recientemente, podemos decir que en los departamentos escandinavos simplemente no tienen lugar para almacenar cosas. No hay almacén, armarios empotrados ni estanterías. Por supuesto, no cabe duda de que las personas equiparán su hogar con todo lo necesario. Sin embargo, un estilo de vida basado en el minimalismo y la ausencia de una tendencia al desorden permite evitar detalles innecesarios y pensar en todo el sistema de almacenamiento de antemano. Como resultado, los escandinavos tienen menos lugares donde se pueda acumular la mugre.

Sacar las almohadas al aire libre

Probablemente muchas personas recuerden cómo antes solían sacarse los edredones y las almohadas afuera. En las circunstancias actuales, nosotros no estamos acostumbrados a hacerlo, pero los escandinavos lo hacen activamente. No solo desempolvan sus muebles, sino que también sacan todos los cojines de la sala afuera para que se sequen bajo el sol y desaparezca el olor acumulado. Después de eso, las almohadas se limpian adicionalmente con una aspiradora.

Pensar en el futuro al ordenar las prendas

Margareta Magnusson, la autora del libro The Gentle Art of Swedish Death Cleaning: How to Free Yourself and Your Family from a Lifetime of Clutter, escribió que al ordenar un almacén o un armario debes preguntarte: “¿Quién se encargará de estas cosas cuando esté muerto?”. No tienes que apegarte tanto a las prendas, ya que en este mundo no hay nada que dure eternamente, por lo que no tiene sentido guardar lo que ya no se usa. Sin duda, algunas cosas pueden ser memorables, pero no vale la pena gastar energía en las que simplemente solo “están guardadas”. Acumular muchas cosas innecesarias no te dejará recuerdos agradables.

Minimizar el uso de detergentes

Si la limpieza se realiza cada pocas semanas, se deben utilizar varios detergentes para eliminar toda la suciedad y el polvo acumulado. Sin embargo, los escandinavos están acostumbrados a limpiar la casa poco a poco y tratan de no dejar que una habitación se ensucie demasiado. En tal situación, no es necesario usar siempre detergentes, sino que utilizar un paño de microfibra húmedo y uno seco resulta suficiente. Solo en caso de ser necesario recurren a esos productos. Por ejemplo, para limpiar el horno o el suelo.

No temerles a las cosas blancas

Por lo general, el blanco no es el color más popular a la hora de comprar toallas y alfombras. Mucha gente se niega a adquirir cosas de este tono porque se llenan de suciedad rápidamente. Pero, de hecho, los objetos de color oscuro se ensucian igual de rápido, solo que la suciedad no se nota tanto en ellos. El estilo escandinavo se caracteriza por una gran cantidad de cosas blancas: toallas, alfombras, ropa de cama. Los residentes de estos países prefieren notar las manchas y lavarlas de inmediato, además de que no usan toallas de varios tonos. Y para que las cosas de color blanco queden blancas, se lavan a 60 grados con un prelavado y enjuague preliminar.

Usar la tradicional “técnica del jabón” para cuidar de la madera

En el interior escandinavo se utiliza una gran cantidad de muebles de madera. Se da preferencia a los artículos hechos de haya, fresno, pino y abedul. Para que este material se vea bien, se utiliza una solución especial gracias a la cual la superficie de los muebles se vuelve más suave. Tras la aplicación de tal técnica, el mobiliario se cubre con una capa jabonosa que no protege tan bien la superficie como el barniz o el aceite. Sin embargo, prestarás más atención a los artículos y también aplicarás este método con más frecuencia.

No fatigarse por ordenar el dormitorio

Los residentes de los países escandinavos encuentran un ambiente acogedor y comodidad en lo imperfecto. Muchas personas están acostumbradas a planchar sábanas, fundas de almohada, tender la cama todos los días y colocar las almohadas en un orden determinado. A las personas de Noruega, Dinamarca y Suecia, esto les parece un poco raro, porque prefieren tener sábanas arrugadas y almohadas colocadas sin orden. Precisamente por esta razón les lleva un par de minutos organizar su dormitorio.

Bono: renovar el interior en cada temporada

A pesar de que los tonos neutros prevalecen en la mayoría de los hogares escandinavos, a los anfitriones les encanta agregar detalles brillantes. Para hacerlo, usan estatuillas, fundas de cojines, flores, manteles y obras de arte. Al mismo tiempo, los escandinavos no se aferran a la decoración escogida. Durante la limpieza, pueden cambiar fácilmente cualquier detalle por uno que concuerde con su estado de ánimo o uno que sea más adecuado para la temporada actual.

¿Cuál de estos trucos escandinavos para la limpieza del hogar te gustaría poner en práctica?

Compartir este artículo