Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Señales indirectas de que tu casa está siendo vigilada por ladrones

--2-
23k

En promedio se cometen 901 robos por cada 100 000 personas al año. Para no engrosar las estadísticas las personas intentan brindar seguridad a su hogar: alguien elige alarmas y los otros confían en puertas blindadas con cerraduras complejas. Pero incluso los más atentos no siempre notan que los ladrones ya han puesto los ojos en su casa, esperando el momento adecuado. Presta atención a los pequeños detalles que pueden asociarse con el robo, incluso si a primera vista parecen insignificantes.

Genial.guru te tiene preparada una lista de señales que deberían alertarte. Esperamos que nunca tengas que enfrentar un robo; pero, de todos modos, es mejor estar prevenido.

1. Desaparición de la basura

A los ladrones les atraen más cosas que dinero y joyas. La gente a menudo tira a la basura los papeles no deseados que contienen información importante: nombre, fecha de nacimiento, lugar de trabajo, número de pasaporte y otros datos. Son las referencias que los ladrones podrían usar para sus propios fines. Por lo tanto, toma por regla siempre romper en pedazos pequeños todos los documentos con información personal antes de tirarlos a la basura. Y si notas a alguien buscando en tus desperdicios, estate atento: puede ser que no sea un simple vagabundo en busca de comida.

2. Desaparición del perro

Los perros que vigilan un apartamento o una casa son un obstáculo para los ladrones. Por lo tanto, estos pueden tratar de deshacerse del "vigilante" soltándolo hacia el exterior cuando los propietarios no están en casa. Dentro de un par de días, los ladrones regresarán, sin temor a que los muerda. Por supuesto, el perro desaparecido no siempre indica la posibilidad del robo, pero no deberías descartarlo por completo.

3. Tanque de combustible vacío

Para que los propietarios del apartamento no regresen antes del trabajo, los ladrones pueden vaciar el tanque de gasolina del vehículo para demorar al propietario en su camino a casa. En el peor de los casos, es posible que ni siquiera tengas tiempo para llegar a la gasolinera y, por lo tanto, regresarás a casa mucho más tarde. Por lo tanto, si estás seguro de que el tanque de combustible estaba lleno anoche y ahora tienes que regresar a la estación de servicio, pídele a alguien que vigile tu casa hasta que regreses.

4. Hombre de limpieza nuevo

Si recurres a los servicios de las compañías de limpieza y siempre tienes el mismo empleado limpiando la casa, debes ser advertido sobre un eventual reemplazo del habitual trabajador o la incorporación de una persona nueva. Puede ser un ladrón que quiere inspeccionar el apartamento en busca de valores. En tal caso llama a la compañía para averiguar por qué reemplazaron al empleado de siempre, a ver si saben algo del trabajador nuevo.

5. Ventana rota

Algunos delincuentes tiran piedras a las ventanas de casas o automóviles para comprobar si los propietarios están en el hogar o si funciona el sistema de alarma. Si ninguno de los propietarios o vecinos salieron a verificar lo que sucedió, y no vino la policía, entonces esto ayudará a los ladrones a calcular el momento del robo. Si estás en tu casa y alguien rompe la ventana, llama inmediatamente a la policía.

6. Problemas con la luz

Si vives en una casa y en el patio o jardín tienes faroles con sensores de movimiento, revísalos de inmediato en caso de mal funcionamiento. Las bombillas algo desenroscadas, pero no quemadas, son una señal de que alguien quiere ingresar en forma desapercibida a tu casa.

7. Publicidad y calcomanías

Con la ayuda de folletos publicitarios y calcomanías simples, los ladrones etiquetan casas y apartamentos que son fáciles de robar. Por supuesto, a veces un volante es solo un volante, pero por si acaso es mejor deshacerse de ellos de inmediato. Si se va de vacaciones, solicite a sus vecinos que retiren no solo estos folletos, sino también su correo. Una pila de papeles en el buzón es una señal segura de que los propietarios no están en casa, y es lo que da luz verde a los ladrones.

8. Marcas extrañas

Borra cualquier marca sospechosa que aparezca en la puerta de tu apartamento o casa, en las luces de jardín y generalmente cerca de las puertas o ventanas. Esta es otra forma de que los criminales marquen las casas que son fáciles de penetrar o donde no hay propietarios.

9. Llamadas de números desconocidos

Para saber a qué hora los propietarios no están en casa, los ladrones pueden llamar al teléfono fijo y cancelar la llamada. Si los niños responden la llamada, los delincuentes pueden intentar sacarles alguna información. Explícales a los niños que no pueden contarles nada a extraños, y no te quedes con las manos cruzadas ante las repetidas llamadas canceladas: es mejor acudir a la policía lo antes posible.

10. Cerradura forzada

Las fallas de la cerradura, los arañazos en la puerta son indicios de que alguien ya intentó penetrar en tu casa. En este caso, no lo dudes, llama a la policía, cambia las cerraduras por las más confiables y piensa en instalar una alarma.

Recuerda: si regresas a casa y sorprendes a los delincuentes dentro de ella, no intentes espantarlos o detenerlos tú mismo. Tu vida es más valiosa que cualquier propiedad. Trata de salir desapercibido del apartamento o la casa y llama a la policía.

Imagen de portada Depositphotos
--2-
23k