12 Errores frecuentes de reciclaje que podrían perjudicar al medio ambiente

En varios países del mundo, ya se vive una cultura de cuidado del medio ambiente mediante la clasificación y el reciclaje de los residuos que generamos día a día en nuestras casas. No obstante, sigue habiendo dudas o errores que cometemos al momento de reciclar, lo que dificulta, sin querer, esta importante tarea.

Genial.guru averiguó cuáles son algunos de los errores más comunes que cometemos cuando reciclamos, con la intención de resolver dudas y hacerlo correctamente.

1. Poner cajas de pizza en el contenedor para cartones

Las cajas de pizza o los envases de otros alimentos hechos de cartón suelen ponerse por error en el contenedor para papel y cartón una vez que se ha consumido la comida que contenían. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el papel y el cartón, cuando ya han sido usados, pueden estar contaminados con grasa o restos de alimentos. Estos restos pueden dificultar el reciclaje, por lo que es mejor poner las cajas en el contenedor de residuos que no se pueden reciclar.

2. Poner los juguetes de plástico en el contenedor para plásticos

Si tenemos un juguete hecho con plástico que no se encuentra en condiciones de ser donado o reutilizado, podemos reciclarlo, pero no poniéndolo dentro del contenedor para plásticos. Este es un error muy común, porque no muchas personas saben que el tratamiento que se le da a un juguete es distinto al de una botella de refresco, por ejemplo. Esto se debe al proceso de trituración, y muchos de estos juguetes suelen llevar piezas adicionales, como tornillos, partes metálicas o sistemas eléctricos. Por eso, es mejor dejarlos en el contenedor gris, con los desechos generales.

3. Echar cristales en el contenedor para vidrio

A pesar de que a simple vista parecen lo mismo, el vidrio y el cristal son dos materiales distintos en cuanto a su composición: el segundo lleva óxido de plomo, un elemento que permite que tenga ese sonido y ese brillo que lo caracteriza. Además, este compuesto hace que el cristal necesite temperaturas mayores a las del vidrio para poder fundirse, por lo que es imposible que puedan ir en el mismo horno. Por eso, los cristales deben ir en el contenedor de materiales no reciclables.

4. Desechar los cartones de leche con el papel y el cartón

Es cierto que el material principal con el que se hacen los cartones de leche o tetra bricks es el cartón, por lo que muchas veces las personas pueden confundirse y querer reciclarlos en el contenedor destinado al papel y al cartón. No obstante, también contienen poliestireno y papel de aluminio, que ayudan a mantener los alimentos en su interior en buen estado. Es por ello que existen contenedores de reciclaje exclusivos para este tipo de envases.

5. Tirar bombillas en el contenedor para vidrio

Poca gente podría saberlo, pero nunca debemos echar bombillas gastadas en el contenedor para vidrios, porque tienen otras partes hechas de otros materiales. Además, dependiendo de su tipo, cada bombilla tiene un tratamiento distinto al ser recicladas, mientras que otras incluso no pueden reciclarse. Por eso, a excepción de las de filamentos y las halógenas, es mejor llevar las bombillas al contenedor de los desechos generales.

6. Tratar de reciclar pañales

Los pañales, tanto aquellos que usan los bebés como los que son para adultos, no son reciclables, por lo que debemos echarlos en el contenedor donde van los restos que no podemos tirar en los otros, cuando ya hemos clasificado los desechos. Hoy en día incluso existen contenedores especiales para tirar los pañales sucios, que evitan que los malos olores se dispersen y contaminen el ambiente.

7. Tirar las cápsulas de café en el contenedor para plásticos

Los pequeños envases de plástico que contienen las porciones de café que se utilizan en algunas cafeteras suelen echarse en el contenedor para los restos plásticos. Al igual que las bolsas de té, estas cápsulas deben desecharse junto con el resto de los elementos que no se pueden reciclar, ya que generalmente tienen restos de alimentos en su interior, lo que dificultaría su proceso de reciclaje.

8. Botar las baterías con otros residuos

Las pilas y baterías están compuestas por metales pesados y elementos químicos que son muy tóxicos, no solamente para las personas, sino también para el medio ambiente. Si se tiran a la basura con otros residuos, es muy probable que no sean desechadas de la manera correcta, y que contaminen lo que se encuentra cerca de ellas. Por eso, es mejor juntarlas y luego llevarlas a un contenedor exclusivo para baterías, que se puede encontrar en diversas tiendas.

9. Querer reciclar los cepillos dentales

Al igual que con otros productos que se componen de distintos materiales, los cepillos de dientes tienen, además de plástico, pequeñas cerdas de nailon que deben ser removidas antes de poder procesar esta herramienta como plástico para reciclar. Por ello, es mejor echarlos en el contenedor con la basura que no se recicla.

10. Tratar las servilletas usadas como papel simple

Es verdad que el principal componente de las servilletas que usamos todos los días para limpiarnos las manchas de comida de los labios o de las manos es el papel, pero también es cierto que, al usarlas, dejamos en ellas grasa o manchas que hacen imposible que puedan ser recicladas como el resto del papel común y corriente. Por eso, una vez que ya han cumplido su función, las servilletas de papel deben depositarse junto con los restos no reciclables y no en el contenedor destinado al papel.

11. No saber dónde tirar el papel de aluminio

El papel de aluminio está presente en nuestro día a día, ya sea para envolver alimentos, para conservarlos o para cocinar en el horno y evitar que se queme la comida. Sin embargo, al terminar de usarlo, podemos confundirnos al momento de querer desecharlo en algún contenedor para reciclaje. Si está limpio, podemos ubicarlo en el contenedor donde va el resto de los envases, pero si tiene manchas o grasa, es mejor ponerlo con la basura que no se recicla.

12. Tirar las botellas de vidrio sin revisarlas antes

Antes de tirar una botella de vidrio en el contenedor, hay que asegurarse de que hemos separado todo lo que no sea de ese material, como corchos, tapones o chapas para poner cada uno de estos elementos en el contenedor correspondiente.

¿Qué otras dudas has tenido al momento de clasificar o de reciclar tu basura? ¿Qué haces para ayudar al planeta?

Compartir este artículo