Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Estilos populares de decoración de interiores (y cómo saber cuál es el que mejor queda en tu casa)

Todos hemos experimentado alguna vez cómo pasar tiempo en un espacio agradable y estético nos genera una sensación de bienestar. Por eso, cuando se trata de decorar nuestro hogar, es muy buena idea elegir un estilo, pues aporta equilibrio a nuestra vivienda además de volverla más funcional. Así, tanto realizar nuestras actividades cotidianas como llegar a descansar serán una experiencia placentera y muy satisfactoria.

Genial.guru te presenta algunos estilos de decoración de interior para que elijas el que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

1. Minimalista

En teoría, el minimalismo pretende hacer más con menos y seleccionar lo más básico en cuanto a los muebles y piezas que tendremos en casa. Se recomiendan también los colores neutros o el mismo color en distintos tonos. Es muy importante establecer puntos focales eligiendo una pieza que se destaque del resto de la habitación y aporte equilibrio. En este tipo de decoración, los adornos casi no se utilizan, sino que se aprovecha la fuerza de los espacios vacíos.

2. Rústico

El estilo rústico es ideal para ambientes cálidos y acogedores, y se puede combinar con otros estilos como el industrial o el nórdico. También va muy bien en lugares donde puede haber contacto con la naturaleza. Se distingue por el uso de la madera natural, los elementos decorativos envejecidos (como lámparas o baúles), fundas de cojines y textiles de fibras naturales y colores neutros.

3. Nórdico

La popularidad del estilo nórdico se ha dado gracias a Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca. Se distingue por el uso de líneas rectas en combinación con curvas sutiles y por usar elementos que hacen alusión a la naturaleza en estampados o, bien, utilizando plantas. En cuanto a los materiales, predomina la madera en los muebles, y telas como lana, lino y algodón en las cortinas y tapicería. También son habituales los estampados florales e incluso se pueden utilizar de rayas y cuadros. Es importante tener en cuenta que este estilo se inclina siempre hacia lo minimalista y geométrico.

4. Bohemio

En el estilo bohemio se fusionan distintas épocas y culturas. La madera y la multiplicidad de tejidos son un distintivo de este estilo, así como los colores brillantes como el amarillo y el rojo. Las plantas son un elemento muy importante, así que no deben faltar; además de que también se recomienda una iluminación cálida. Este estilo privilegia la comodidad y la originalidad, así que deja volar tu imaginación.

5. Farmhouse chic

Este estilo surge de las casas de los granjeros norteamericanos en combinación con un toque de innovación y elegancia. Se deben mantener los elementos rústicos, pero mejorando la comodidad. Para decorar tu casa de esta forma, puedes utilizar puertas o alacenas antiguas, mecedoras, colgar herramientas de granja en las paredes, muebles de madera con apariencia vieja, cojines con estampados de cuadros y flores silvestres.

6. Vintage

El estilo vintage fusiona el pasado con la actualidad, dando lugar a ambientes acogedores y confortables. Se recomienda el uso del color blanco como base complementado con colores pastel tanto en paredes como muebles. Los textiles deben tener estampados retro y los objetos decorativos un estilo antiguo; se pueden utilizar relojes, tornamesas, teléfonos de disco y muebles restaurados. El punto es darle una segunda vida a los objetos del pasado.

7. Náutico

Este estilo está inspirado en el mar y es una gran idea para casas en zonas costeras o habitaciones juveniles, pero se puede incorporar en cualquier hogar. En este tipo de decoración abundan los colores claros, como beige o blanco, en combinación con tonos azules. En los textiles y tapices se recomiendan las rayas anchas y las cortinas deben ser de telas delgadas. Los muebles suelen ser de madera en tonos claros o blancos. Las paredes y superficies se pueden decorar con estrellas de mar, barcos pequeños, anclas, cuerdas y estampados vinculados con motivos marítimos.

8. Moderno

El estilo moderno tiene sus raíces en la revolución industrial y se ha inspirado también en otros, como el escandinavo. Lo moderno se distingue por las formas básicas y las líneas y curvas funcionales. No busca la ornamentación, sino los espacios limpios y sencillos a través de materiales naturales, colores neutros y pocas paredes. Los muebles deben tener formas suaves y elegantes.

9. Industrial

Este estilo se inspira en ciertas viviendas de Nueva York de los años 50 que se instalaban dentro de depósitos o fábricas. Ahora se puede adaptar tanto a casas como a espacios comerciales. Se distingue principalmente porque las estructuras originales de la construcción son un elemento importante, por lo tanto, es una buena idea que las vigas y las paredes de ladrillos o de concreto queden a la vista. Son útiles también los materiales como hierro, aluminio y cemento, tanto en la construcción como en los muebles. Las ventanas deben ser preferiblemente amplias, y las tuberías y cañerías expuestas pueden ser un buen elemento decorativo. Se recomiendan los colores neutros como blanco, negro y gris.

10. Escandinavo

La elegancia, simpleza y pulcritud son algunas de las características principales de este estilo que se distingue por el color blanco y las líneas rectas. El objetivo de este estilo es otorgar luminosidad a los espacios, por eso se prefieren los colores claros y tierra. En cuanto a los materiales, los más comunes son madera, cerámica y piedra. Los muebles deben ser simples y también en colores neutros. Para la decoración, se suelen utilizar textiles como mantas o cojines con diseños geométricos en colores llamativos, aunque siempre cuidando no recargar el espacio.

11. Japonés

El estilo oriental o japonés busca transmitir una sensación de serenidad, calma, armonía y equilibro. Está inspirado en los colores de la naturaleza. Se recomienda utilizar paneles de vidrio para dividir los espacios, así como suelos de madera, cortinas de bambú y materiales naturales. El agua es otro elemento importante y puede utilizarse en un estanque o una fuente. Para no quedarte solo en la parte visual y experimentar una sensación completa de equilibrio, puedes poner inciensos y campanas de viento.

12. Romántico

Este es uno de los estilos menos conocidos, y lo más interesante es que pude combinarse con otros. Lo romántico busca es crear un ambiente acogedor y atemporal. Se distingue por los detalles delicados inspirados en la campiña francesa con un toque de frescura. Se recomienda basarse en una paleta neutra y agregar detalles pequeños en colores pastel. También puedes complementar con motivos florales y espejos con marcos elaborados. Para los muebles, se recomiendan los que tengan curvas estéticas y elegantes.

Bono: cómo elegir el estilo que mejor va con tu casa

Según los expertos, para definir el estilo decorativo de tu hogar, puedes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Haz una lista de las cosas que más te gustan, que te hacen sentir feliz, relajado; tus colores favoritos, texturas. No anotes solo aquellos objetos que tengan que ver con decoración, incluye también tu ropa y otros objetos que consideres importantes. Incluso tus recuerdos favoritos pueden convertirse en algo que sume a esta lista, por ejemplo: si te gusta mucho ir a la playa, probablemente un estilo náutico sea el más apropiado para ti.

  • Haz una lista de aquello que no te gusta. Si hay algún color, tela, textura que te hagan sentir mal, probablemente refuerce algunos de los puntos explorados en la lista anterior. A veces es útil pensar en aquello que no nos hace sentir cómodos para encontrar aquellas cosas que sí.

  • Haz una lista de aquellos objetos que quisieras mantener. Al armar un estilo de decoración para tu hogar, no se necesita renovar absolutamente todo lo que en ella se encuentra. Es probable que aquellas cosas con las que ya cuentas, y que por alguna razón elegiste, te den indicaciones de aquellos estilos con los que te sientas más cómodo.

  • Inspírate. Una de las mejores maneras de encontrar un estilo que vaya con tu casa es tener referencias de otros espacios similares y cómo fueron estos decorados. Hay muchas opciones, desde revistas de decoración hasta Pinterest. Solo es cuestión de dedicarle un poco de tiempo y búsqueda.

  • No es necesario elegir un solo estilo. Puede que te guste más de uno, y que los objetos de tu hogar correspondan a varios estilos de decoración. Trata de encontrar aquellas características que más te gusten de cada estilo y crea el tuyo propio.

Y a ti, ¿te gustan los espacios minimalistas o con más elementos decorativos? ¿Qué estilo te gustaría probar en tu casa?