Genial
Genial

4 Apartamentos de minimalistas japoneses que ayudarán a comprender cuánto espacio ocupan los trastos en nuestra vida

Ahora, en el apartamento de Fumio Sasaki hay alrededor de 200 objetos, aunque antes no podías ni pasar por allí debido a la gran cantidad de trastos y cosas innecesarias acumuladas. Todos los días holgazaneaba, se quejaba de la falta de dinero, no podía encontrar el tiempo ni la energía suficiente para dedicarse a sus aficiones y similares. Todo cambió de repente cuando descubrió la forma de vida minimalista.

En general, la cultura tradicional japonesa se esfuerza por la simplicidad: el budismo zen, que sigue la pureza de la conciencia, la caligrafía en blanco y negro, y los poemas haikú. Por lo tanto, muchos minimalistas famosos son japoneses. Rechazan la cultura moderna del consumo implacable, poseyendo solo las cosas más necesarias. Su estilo de vida simplificado va ganando popularidad en Occidente. Por ejemplo, el método de recoger de Marie Kondo, basado en tirar todos los trastos, ahora se usa de forma activa por habitantes de Europa y Estados Unidos.

En Genial.guru, nos inspiramos en esta cultura japonesa y en la historia de Fumio Sasaki y compartimos contigo fotos sorprendentes de interiores japoneses minimalistas.

Apartamento de Fumio Sasaki

Ahora, en el armario de Sasaki hay 3 camisas, 4 pares de calcetines, 2 chaquetas y unas cuantas prendas más de vestuario. En el baño verás una cuchilla, unas tijeras y un tarro de jabón con el que se lava la cara, el pelo y hasta los platos. Pero así era antes:

Su apartamento estaba lleno de cosas. Los estantes no eran suficientes para todos los libros que ni siquiera comenzó a leer, por lo que muchos yacían en el suelo formando montañas. Una gran cantidad de espacio estaba ocupado por su colección de CDs y DVDs. En el armario había prendas que él consideraba sus “favoritas”, aunque algunas se las había puesto tan solo un par de veces. En un rincón, morían de risa la guitarra y sus amplificadores voluminosos, pero a esta afición, Sasaki no dedicaba mucho tiempo, precisamente.

Todas las noches, Sasaki se sentaba frente al televisor y bebía cerveza. Se despertaba tarde y se iba a trabajar, odiando su existencia. Constantemente se comparaba con los demás y no podía encontrar la fuerza suficiente para intentar cambiar su vida. Desesperado, terminó con su novia, diciendo que no podía mantenerla, y luego se compró unos boletos de lotería, ingenuamente, esperando ganar una suma redonda.

Todo cambió cuando Sasaki se tropezó por Internet con artículos escritos sobre el minimalismo. Se dio cuenta de que estaba atormentado por el desorden, pero no encontraba la fuerza para poner todo en orden, porque había demasiadas cosas, lo cual le suponía mucha energía.

Le llevó un año liberar su casa de todo lo que consideraba innecesario. Algunas cosas las regaló a sus amigos, su colección de discos y libros la llevó a una tienda de segunda mano. Escaneó las fotos y cartas en papel para almacenarlas en un conveniente formato digital.

Su apartamento tiene solo 20 metros cuadrados, pero parece mucho más espacioso. Uno de sus amigos calculó que tenía solo 150 objetos, aunque Sasaki admite que ahora ya tiene algunos más.

Junto al espacio, se liberó la conciencia de Sasaki. Descubrió la actividad física: en su tiempo libre le gusta hacer largas caminatas a las montañas. Sasaki cree que, con tantas cosas, la gente olvida que uno puede y debe abandonar su apartamento.

Él prefiere gastar su dinero y tiempo en viajes, comida de calidad, encuentros con amigos y en su desarrollo. Las cosas ya no le molestan, él se maneja perfectamente con su mínimo. No elige qué ponerse por la mañana, no pierde tiempo buscando en un supermercado un champú único. Incluso apenas tarda 2 minutos en fregar el suelo.

Sasaki trabaja como editor de una revista. Escribió el libro Goodbye, things (Adiós, cosas), que se convirtió en un éxito de ventas y lleva un blog en japonés sobre el minimalismo.

Cada vez más japoneses se están convirtiendo en minimalistas radicales. A continuación, verás fotos de apartamentos “limpios” y cuidados, en los que no encontrarás nada que sobre.

Apartamento de Katsuya Toyoda

Este es el apartamento del minimalista Katsuya Toyoda, que también trabaja como redactor. Solo tiene una mesa, un armario y un futón (un colchón japonés), que se coloca en el suelo y, después de despertarse, se guarda en el armario.

En la cocina y en el baño no encontrarás nada que sobre. El vestuario de Toyoda también es minimalista. Por cierto, hay una opinión de que a los japoneses les gustaba el minimalismo debido al estilo lacónico de la ropa y vida de Steve Jobs. Aunque la gente estima que el minimalismo, por el contrario, se movió de la cultura oriental a la occidental.

Apartamento de Naoki Numahata

El escritor Naoki Numahata combina a la perfección el estilo de vida minimalista con la crianza de su hija.

Él cree que es importante para la cultura de Japón dejar el espacio vacío. En las instalaciones para las ceremonias del té no hay nada más que el suelo de tatami, todo lo demás debe complementarlo la imaginación de la persona.

Apartamento de Saeko Kushibiki

La minimalista Saeko Kushibiki también se rehusó a las cosas innecesarias. En su armario modesto, solo tiene lo más necesario, y en la cocina solo los platos y cubiertos que necesita una persona.

Kushibiki no necesita una silla y para dormir le basta con un colchón futón que guarda en el armario cuando se despierta.

¿Te gusta el minimalismo? ¿O te sientes bien con un desorden creativo?

Imagen de portada Thomas Peter/Reuters
Genial/Hogar/4 Apartamentos de minimalistas japoneses que ayudarán a comprender cuánto espacio ocupan los trastos en nuestra vida
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos