Genial
Genial

12 Objetos que tenían un propósito en el pasado y que son un misterio en el presente

La tecnología ha evolucionado a un ritmo frenético en los últimos siglos. Pero debido a la creación de nuevos accesorios tecnológicos, muchos otros han perdido su significado o simplemente han sido desechados. Si nos adentramos en lo que se utilizaba hace 50, 100 o 200 años, encontraremos objetos muy peculiares de los que desconocemos su utilidad. En esta ocasión, te transportaremos en el tiempo para que descubras las funciones que muchos de ellos cumplían.

1. Fotografía de palomas

Tras la invención de la cámara en el siglo XIX, surgieron necesidades de poder lograr tomas imposibles para registrar algún lugar a distancia. Así surgió la idea de usar palomas mensajeras para tomar fotos aéreas.

El ave llevaba una pequeña cámara fotográfica atada a un arnés que contaba con un retardo de tiempo automático. El invento fue patentado en 1908 por el boticario alemán Julius Neubronner, y gracias a él se pudieron generar postales para exposiciones de aeronáutica.

2. Taza para hombres con bigote

Durante la época victoriana e inicios del siglo XX, los bigotes eran muy populares. El problema era que costaba mucho mantenerlos debido a que se les aplicaba cera para que ningún pelo se saliera de su lugar y, al beber un café o un té, el vapor del líquido se impregnaba en la cara y procedía a manchar el bigote.

Fue así como surgió esta taza, la cual contaba con una cornisa conocida como “guardabigotes” y una pequeña apertura que permitía que la bebida pasara. Sin duda, este podría ser incluido entre los inventos que les facilitarían la vida a muchos.

3. Levantador de faldas

Por muchos siglos, las mujeres usaron faldas largas hasta los pies. Pero tenían una forma de caminar con ellas sin que se les ensuciaran, y era con un levantador de faldas. Este pequeño accesorio era colocado en el dobladillo del vestido para evitar que se arrastrara por el suelo.

Apareció en 1846, pero comenzó a popularizarse entre los años 1860 y 1880. Fue una sensación en su momento, ya que se lo consideraba bastante elegante, junto con otros accesorios como los lunares de camuflaje y las máscaras de terciopelo para protegerse del sol.

4. Praxinoscopio

Aunque en siglos anteriores no existía la televisión ni los dispositivos electrónicos, las personas igualmente sabían cómo divertirse. Tenían muchos objetos para hacerlo, y uno de ellos era el praxinoscopio. Cuando alguien miraba por encima de su tambor, podía ver una secuencia de imágenes en movimiento superpuestas en una rueda giratoria. El invento fue creado por Émile Reynaud en 1877 y era vendido como un juguete para los niños.

5. Aislador

En 1925 surgió un extraño casco conocido como “aislador”. Este artefacto estaba hecho de madera forrada con corcho y fieltro, y supuestamente eliminaba cualquier tipo de distracción para que los estudiantes pudieran concentrarse en sus tareas.

Para lograr la máxima concentración, el casco solo poseía un par de lentes de vidrio hechos específicamente para mirar hacia una dirección. Y para evitar que la persona que lo usara se durmiera por falta de aire, se le conectaba un pequeño tanque de oxígeno a través de una manguera.

6. Molde para mantequilla

Durante los siglos XVIII y XIX, la mantequilla era una especie de moneda de transacción para los agricultores, la cual podían intercambiar por ropa, comida y artículos para el hogar. Fue así como comenzaron a marcar sus productos usando moldes de mantequilla, cuyos diseños y símbolos reflejaban que les pertenecían a ellos e indicaban al comerciante que eran de buena calidad.

Pero esto también les servía como una forma de publicitarse en los mercados, porque los clientes podían elegir la mantequilla del agricultor que más les gustaba y, de paso, recomendar a otros que la compraran por su calidad.

7. Bote de té

Si bien ahora podemos tomar té en saquitos, esto no era así en el siglo XVIII, cuando el producto era importado desde China y, además, tenía un alto precio. Esto hizo que se almacenara en botes de té, cuyos diseños variaban en formas, tamaños y colores. En esencia, se trataba de contenedores con dos o más compartimientos que dividían las diferentes hierbas.

8. Crinolina

Si bien existían enaguas que ensanchaban las faldas, no fue hasta 1856 que aparecieron las primeras crinolinas de jaulas, fabricadas por R. C. Milliet en París. Estos artefactos estaban hechos de acero, pero también se usaban otros materiales para fabricarlos, como el corcho y la caña.

Por varias décadas, estas fueron muy populares entre todas las mujeres de distintos estratos sociales, e incluso formaban parte de su vestimenta diaria. Los aros podían medir entre 5 a 5,5 m, aunque esto variaba según el modelo del vestido, y tanto la crinolina como el corsé ayudaban a afinar la cintura.

9. Bíper

Durante el siglo XX, los bíperes eran bastante populares para enviar mensajes a una persona a la cual no se podía localizar por teléfono. Algunos modelos solo podían recibirlos, pero también surgieron versiones que permitían responder al emisor en pocos minutos. Su uso fue disminuyendo poco a poco cuando los celulares comenzaron a volverse más comunes entre la gente.

10. Caja de música

Antes del surgimiento de las grabadoras o incluso las radios, existían unos aparatos que emitían diversos sonidos, los cuales eran conocidos como cajas de música. Los primeros modelos eran pequeños e iban escondidos en cajas y relojes de bolsillo.

A finales del siglo XIX aparecieron cajas más grandes conformadas por cilindros metálicos con alfileres, los cuales estaban distribuidos de tal forma que, al girar una manivela y mover la pieza central, emitían distintos tonos. Más tarde, a inicios del siglo XX, aparecieron modelos hechos con discos de metal que cumplían con una función similar, pero que contaban con un mayor repertorio de melodías.

11. Pesacartas

Los pesacartas o básculas de cartas eran aparatos bastante útiles, puesto que permitían pesar las cartas o los paquetes pequeños para calcular el monto exacto del franqueo. Los primeros modelos surgieron durante la primera mitad del siglo XX, y las versiones mecánicas fueron suplantadas por las electrónicas en la década de los 90.

12. Organillo

El entretenimiento siempre ha estado presente en la vida de las personas. Por eso mismo, a inicios del siglo XIX surgieron estos aparatos. A diferencia de una caja de música, consistían en un órgano de barril con manivela, la cual, al girarla, permitía que el dispositivo emitiera una melodía. Esta última era codificada con alfileres y grapas, y cada movimiento hacía que sonara un tono diferente para producir un sonido melodioso.

Genial/Inventos/12 Objetos que tenían un propósito en el pasado y que son un misterio en el presente
Compartir este artículo