Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10+ Alimentos que preparamos incorrectamente y terminan siendo una decepción

4-12
437

El cocinar es toda una ciencia. Una decisión incorrecta puede arruinar el platillo de un restaurante con una estrella Michelin. No importa si eres un cocinero experto o uno amateur, ya que todos cometen errores. Lo principal es conocerlos y poder prevenirlos a tiempo.

Genial.guru navegó por diversas páginas culinarias para asegurarse de que evites algunos de los errores típicos a la hora de cocinar y que todos tus platillos sean una obra maestra.

1. Calamares

Según la receta clásica, los cocineros recomiendan hervir los calamares entre unos 50 y 60 segundos o escaldarlos con agua hirviendo. En caso contrario, los calamares se hacen duros como caucho y no son comestibles. Pero si los cocinas demasiado, entonces sigue cociéndolos durante 30-40 minutos. Durante este tiempo, los mariscos absorberán el caldo, aumentarán de tamaño y se harán blandos.

2. Bistec

Después de freír un bistec o cocinar un pastel de carne, te dan ganas de partirlo en pedazos y comerlo inmediatamente. Pero la carne caliente contiene jugo y te arriesgas a que quede demasiado seca. Para evitarlo, deja reposar tu platillo durante 5-10 minutos después de la preparación.

3. Risotto

El crítico gastronómico Dave Lowry aconseja comer el risotto con una cuchara, comenzando por la orilla del plato y avanzando hacia el centro. De esta manera el platillo sigue caliente durante más tiempo. El tenedor deja huecos entre los granos de arroz y por eso el risotto se enfría.

4. Pasta

Al terminar de cocer, hay que escurrir el agua de la pasta. Precisamente aquí se encuentra el principal error de mucha gente. Deja media taza del caldo de la pasta en el fondo de la cacerola y agrégalo a la salsa. El caldo con almidón es un excelente espesante. Además le agregará sabor a la salsa, haciéndola más sabrosa.

5. Kiwi

El kiwi es una baya, y su cáscara contiene una gran cantidad de nutrientes y vitaminas. Por ejemplo, la cáscara del kiwi tiene 2 veces más antioxidantes y 3 veces más fibra que su pulpa.

6. Brócoli

100 gramos de brócoli ayudarán a satisfacer la necesidad diaria de vitamina C. Sin embargo, esta vitamina se destruye en el agua hirviendo y la verdura pierde su valor nutricional. Para evitarlo, debes cocinar el brócoli al vapor.

7. Pollo

Los nutricionistas aconsejan quitar el pellejo del pollo antes de prepararlo. Esto se debe a que tiene un alto contenido de grasas, lo que puede provocar un aumento de colesterol. Para conservar el sabor de la carne de ave, debes quitar el pellejo inmediatamente antes de comer el platillo terminado. Cuando el pollo se está cociendo, absorbe una parte de la grasa del pellejo, y gracias a esto la carne es más jugosa y sabrosa.

8. Papas tiernas

Las papas tiernas contienen una gran cantidad de potasio, hierro, magnesio, vitamina C y B6. Para conservar todas estas propiedades benéficas, cuece y hornea la verdura con la cáscara, ya que contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales.

9. Frijoles

Por lo general, los frijoles enlatados en su propio jugo están cubiertos con una salmuera. No solo se ve mal, sino que también perjudica la salud. Esta salmuera contiene mucho sodio y almidón, y algunas personas, al consumir los frijoles, destacan un sabor metálico en la boca. Para evitarlo, escurre el líquido y enjuaga los frijoles.

10. Aves

El pollo o el pavo horneados pueden salir secos. Para evitarlo, trata de no abrir la puerta del horno mientras cocinas. Siempre que lo haces, el horno pierde calor, el tiempo de cocción aumenta y, como resultado, las aves se secan. Para verificar la cocción de la carne, utiliza un termómetro culinario. En la parte más gruesa de la carne, la temperatura debe ser de 74 °C. Y no olvides dejar reposar tu platillo durante 30-40 minutos.

11. Masa para pizza

Por alguna razón, los pizzeros estiran la masa con las manos. No es una estrategia de espectáculo, sino el mejor método para hacer la masa más suave y esponjosa. Al estirarla con un rodillo, puedes aplastar las bolas de aire y entonces, al hornear, la masa no se elevará.

12. Platillos con tocino

En muchas recetas, aconsejan envolver los camarones, la carne molida o las verduras con tocino antes de cocinarlas. La cocinera Eliza Cross afirma que las tiras de tocino crudo pueden cocinarse de manera desigual y quemarse parcialmente. Es mejor usar carne de cerdo ya cocida. Hornea las tiras de tocino a 220 °C. De esta manera serán más flexibles y se pueden envolver fácilmente en tu platillo.

¿Y tú qué agregarías a esta lista?

Imagen de portada pxfuel, KTEditor / pixabay
4-12
437
Compartir este artículo