Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Productos que no hay que comprar en un supermercado, pero que seguimos adquiriendo allí

6-56
30k

Estamos acostumbrados a comprar casi todo en los supermercados: es cómodo y rápido, especialmente porque cada producto se puede tomar y examinar detalladamente. Sin embargo, a veces, eso no es suficiente para evaluar su calidad. No todos los comestibles de los estantes de las tiendas son igualmente buenos para la salud, por lo que es mejor comprar algunas cosas en otra clase de mercados.

Genial.guru cree que hay que tener mucho cuidado a la hora de realizar las compras para llenar las alacenas, por lo que reunió para ti algunos productos que es mejor evitar comprar en los supermercados.

1. Hojas verdes empaquetadas

Parecería que una ensalada cuidadosamente empacada no puede ser peligrosa, ¿verdad? De hecho, incluso en la etapa de procesamiento de los vegetales en el suelo, en ellos pueden entrar bacterias capaces de provocar enfermedades intestinales. Y, debido a las características de almacenamiento (por ejemplo, en el estante de un congelador), las hojas pueden simplemente secarse y pudrirse. Para ir a lo seguro, es mejor comprar las hojas verdes en mercados o verdulerías, ya que allí se almacenan en estantes de madera bien ventilados.

2. Especias molidas

En la pimienta, el comino y la cúrcuma molidos puede haber conservantes poco saludables. Además, algunas especias son diluidas con aditivos más baratos: casia en lugar de canela, y cártamo (caléndulas) en lugar de azafrán. Por lo tanto, en este caso también es mejor dar preferencia a los mercados, donde se puede comprar cualquier especia por peso.

3. Pan

El pan de las tiendas se hace con harinas que se blanquean con sustancias especiales, como el peróxido de benzoílo, el cual se usa para simular explosiones en la producción de películas. Este producto tiene una larga vida útil, muestra una rápida aparición de insectos, y su consumo puede conducir a enfermedades del tracto gastrointestinal. Las panaderías caseras, que se han vuelto muy populares últimamente, son un lugar mejor para comprar pan.

4. Nueces

Dado que la vida útil de estos productos es bastante larga, es probable que las nueces almacenadas en un supermercado sean, por decirlo suavemente, poco frescas. Y, en el proceso de “envejecimiento”, en ellas se forma una enzima venenosa que puede dañar el cuerpo. En este sentido, las nueces de nogal son especialmente peligrosas.

5. Ensaladas preparadas

Pueden fácilmente contener mayonesa podrida u otros ingredientes inadecuados para su consumo. Y todo porque ni siquiera el consultor más profesional podrá decir exactamente cuánto tiempo llevan las ensaladas “esperándote” en la tienda.

6. Cereales y pastas por peso

En los recipientes de plástico con cereales y pasta puede aparecer la polilla de la comida. Además, no en todos los supermercados se puede ver la fecha de fabricación de estos productos. Es mucho más seguro en todos los sentidos comprar la pasta y los cereales en su envase original.

7. Pollo asado

A menudo, la carne que los supermercados no pudieron vender es sumergida durante varios días en un adobo y luego asada. Además, estos productos no siempre se agotan rápidamente debido a la alta competencia que crean las cadenas de comida rápida. Por lo tanto, es probable que obtengas un producto que no es para nada fresco.

8. Verduras congeladas

A menudo, en los paquetes de este producto hay más hielo que vegetales propiamente dichos. Y, debido a la congelación, se pierden algunas de las vitaminas solubles en agua, por ejemplo, la B y la C. Además, en cualquier caso, será mucho más barato comprar verduras frescas en el mercado y congelarlas para el futuro.

9. Queso rallado

A menudo sucede que gran parte del queso que se vende no coincide con la marca que se indica en el paquete. Además, en los empaques de algunas variedades, como el parmesano, se agrega celulosa para evitar que las hebras se peguen. La solución es obvia: es mejor rallar el queso manualmente que comprar un producto dudoso.

10. Granos germinados

Muy a menudo, la tecnología de la germinación simplemente no se respeta. Como resultado, los granos están repletos de bacterias peligrosas que pueden provocar el desarrollo de infecciones intestinales. Es mejor comprar esta clase de productos en tiendas orgánicas especializadas.

11. Dulces por peso

Es mejor dejar de comprar en los supermercados incluso un producto tan familiar como las golosinas. El hecho es que los dulces tienen una vida útil corta, lo que hace que sea difícil venderlos a tiempo, por lo que las fechas de caducidad en los carteles de precios a menudo se reimprimen, lo que prolonga el tiempo potencial de venta. Tiene sentido comprar productos dulces por peso antes de las fiestas de Año Nuevo o San Valentín, cuando literalmente los barren de los estantes. El resto del tiempo, es mejor comprarlos en sus paquetes originales o directamente en las pastelerías.

¿Qué alimentos nunca compras en los supermercados? ¿Por qué? Cuéntanos en la sección de comentarios.

6-56
30k
Compartir este artículo