Genial
Genial

Por qué es importante revisar las rayas blancas en las pechugas de pollo crudo

El color de la carne de pollo normalmente es rosada, pero es posible que hayas notado algunas rayas blancas en la pechuga. Si es así, probablemente te has preguntado si estas rayas son normales. Un estudio de la Universidad de Bolonia sugiere que estas líneas blancas pueden significar algo mucho más serio de lo que creemos.

En Genial.guru siempre estamos interesados ​​en saber qué se puede y qué no puede comer. Y es por eso que estamos compartiendo estos descubrimientos con nuestros lectores.

Un estudio publicado en el Italian Journal of Animal Science encontró que los trozos de carne con rayas eran más gruesos de lo normal, a menudo superando el contenido normal de grasa en un 224 %. Debido a esto, los investigadores creen que las rayas son el resultado de nuevas técnicas de cría y cultivo que se utilizan para ayudar a que los pollos crezcan más rápido y ganen más peso de lo normal. Esto también puede ser un signo de un trastorno muscular que se encuentra a menudo en las aves híbridas.

Como destacó el estudio, en comparación con hace 50 años, los pollos y los pavos ahora crecen a 3 kilos en la mitad del tiempo que se necesitaba antes y se venden al doble de su peso corporal. Esto fue evidente en los pollos que se colocaron en dietas de alta energía que a menudo son ricas en aceite de ave suplementario, una grasa animal insaturada. Muchas de estas prácticas surgieron para satisfacer la demanda de aves de corral en los últimos años, y la carne de pechuga se hizo especialmente popular en Europa y América del Norte. Desafortunadamente, estas prácticas pueden haber conducido a un trastorno muscular en las aves, lo que hace que los músculos disminuyan a medida que aumenta la grasa, como se ve en las pechugas de pollo con rayas blancas.

El estudio también afirmó que la carne de pollo perdió parte de su valor nutricional a lo largo de los años, lo que incrementó la preocupación de que las franjas blancas significaban que la carne estaba perdiendo gradualmente proteínas funcionales. Sin embargo, una encuesta realizada como parte del estudio afirmó que las franjas blancas solo impactaron en alrededor del 12 % de los filetes, por lo que es difícil tomar decisiones concluyentes.

En general, se cree que la carne de rayas blancas es segura para comer, aunque todavía hay otro inconveniente: el sabor. En comparación con los pollos más sanos, la carne podría ser más dura, a menudo considerado como un sabor “amaderado”. También se cree que tiene menos sabor y no absorbe muy bien la marinada.

Al final, las franjas blancas podrían no ser la mejor publicidad para la industria cárnica. Una encuesta afirmó que alrededor de la mitad de los consumidores dijeron que no comprarían pollo moderadamente rayado. También se observó que los filetes con grandes rayas se veían más gordos y de una apariencia jaspeada. Si estas rayas realmente fueron el resultado de nuevas técnicas de reproducción para hacer que la carne estuviera disponible más rápido, entonces esto ciertamente resultó ser contraproducente.

En última instancia, aunque se necesitan más estudios para determinar qué está afectando a la carne y cuáles podrían ser las consecuencias a largo plazo tanto para las aves como para los consumidores, las rayas probablemente no son una buena noticia para la industria avícola en general. Las personas terminarán comprando lo que creen que es seguro y no debería haber atajos o ventajas cuando se trata de proporcionar alimentos saludables a grandes poblaciones de personas.

¿Has notado algo inusual en el momento de comprar y consumir el pollo? Comparte tus opiniones con nosotros en los comentarios.

Imagen de portada Shutterstock.com
Compartir este artículo