Genial
Genial

7 Errores más comunes en el gimnasio que podrían impedirte conseguir tus objetivos

Hay tantos errores que alguien puede cometer antes, durante y después de hacer ejercicio que es difícil pensar que uno lo pueda saber todo. Por ejemplo, algunas personas olvidan hacer un calentamiento antes de empezar con el ejercicio, algo que puede provocar lesiones. Además, es importante saber qué calzado llevar, dependiendo de los ejercicios que se vayan a realizar. En definitiva, el gimnasio es un lugar que hay que estudiar antes de decidirse a apuntarse en él.

En Genial.guru queremos que estés al tanto de algunos errores comunes que muchas personas cometen en el gimnasio y que les impiden obtener los resultados que les gustaría conseguir.

1. Aplicar la presión incorrecta del pie haciendo las sentadillas

Cuando haces las sentadillas, hay tres puntos del pie en los que debes aplicar la mayor presión. Son el punto justo antes del dedo gordo, el punto justo antes del dedo pequeño y el talón. Si te resulta difícil saber si estás aplicando la presión correcta en estos puntos, simplemente puedes quitarte los zapatos. Esto te permitirá sentir la presión mucho más fácilmente, desde el suelo hasta los pies.

2. Llevar los zapatos inadecuados el día de pierna

El mejor calzado que puedes usar para levantar pesas son, por supuesto, los tenis de halterofilia (levantamiento de pesas), como las que usan los atletas profesionales. Sin embargo, si no las tienes o no puedes gastar dinero extra para conseguirlas, unos zapatos de suela plana también te podrán servir. Además, el levantamiento de pesas estando descalzo se ha vuelto muy popular últimamente, ya que sus seguidores dicen que ayuda a conseguir la estabilidad y el equilibrio.

Por otro lado, es poco probable que quieras tener puestas tus tenis para correr mientras haces pesas. Son estupendas para caminar y correr, pero la suela a base de gel o de aire no ayudará a mantener una pisada equilibrada.

3. Agarrar incorrectamente la barra en el press de banca

Hay 6 maneras diferentes de agarrar la barra en el press de banca, pero una de ellas es simplemente incorrecta y peligrosa. Es la que donde el pulgar se coloca debajo de la barra en el mismo lado que los dedos. Esto hace que sea mucho más fácil que la barra se deslice y caiga sobre la cara o el pecho provocando posibles lesiones. Y aunque este agarre tiene algunos beneficios, se recomienda que no se utilice.

Sin embargo, es importante que puedas elegir entre los agarres correctos de la barra, decidiendo en cada momento si quieres que sea más estrecho, medio o abierto. Depende de la parte de tus brazos en la que quieras concentrarte más. Los otros dos agarres que puedes probar son el agarre inverso y el neutro, que suelen utilizarse en la barra suiza.

4. Hacer dominadas de una manera incorrecta

Un gran error que puedes cometer durante este ejercicio es dejar que los hombros se desplacen hacia delante y que la barbilla quede por encima de la barra. Lo que puede ocurrir aquí es una lesión de los rotadores del hombro, ya que en este caso se produce demasiada tensión en esa zona. En lugar de eso, puedes poner el pecho más hacia delante e intentar alcanzar la barra con él. Esto te ayudará a mantener los hombros hacia atrás y le dará una bonita curva a tu espalda, mientras que tu barbilla se mantendrá a la altura de la barra.

5. Adoptar una postura incorrecta al hacer la plancha

La plancha es un ejercicio que se ama o se odia, pero la mayoría de los programas de entrenamiento lo incluyen. Uno de los errores que puedes cometer es mantener los glúteos levantados y el vientre colgando hacia abajo. Esto suele ir acompañado de que la persona levante la cabeza y mire hacia delante en lugar de mirar hacia abajo.

Por lo tanto, es importante mantener la cabeza baja y una postura erguida. Tampoco arquees la espalda, ya que esto supondría un esfuerzo excesivo para la columna vertebral. Simplemente mete un poco los glúteos hacia dentro y apriétalos.

6. No sacar el máximo partido de las elevaciones laterales

Si crees que tu cuerpo y tus brazos tienen que estar perfectamente rectos, entonces estás 100 % equivocado. Los codos deben estar flexionados entre 20 y 30 grados y no debes levantar las pesas más arriba de los hombros. Las rodillas también deben estar un poco flexionadas y el torso ligeramente inclinado. Debes evitar levantar las pesas por encima de los hombros y cerca de la cabeza, ya que eso hará más daño que bien.

Otro consejo útil sería hacer una pequeña pausa cuando llegues a la parte superior del movimiento. Este pequeño detalle te ayudará a desplazar el enfoque de los músculos del trapecio de la parte superior de la espalda a los hombros.

7. Hacer flexiones de una manera incorrecta

Este ejercicio es bastante popular y casi todo el mundo, sin importar si entrena o no, lo conoce. Sin embargo, hay maneras de echarlo a perder e incluso de provocar lesiones. El error más común es mantener los brazos demasiado alejados del resto del cuerpo, lo que puede causar tensión en los músculos y las articulaciones. La mejor ubicación para los codos es en un ángulo de 45 grados con respecto al torso.

¿Te has reconocido en la descripción de alguno de los errores mencionados anteriormente? ¿Has sufrido alguna vez una lesión por haber utilizado una técnica incorrecta?

Imagen de portada Depositphotos.com
Genial/Salud/7 Errores más comunes en el gimnasio que podrían impedirte conseguir tus objetivos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos