Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Partes del cuerpo que pueden delatar tu edad

Los primeros signos de envejecimiento aparecen a los veinte años, cuando comienzan a formarse patas de gallo alrededor de los ojos. La mayoría de nosotras solemos enfocarnos en cuidar nuestro rostro cuando intentamos lucir más jóvenes durante más tiempo. Pero hay otras partes del cuerpo, además de la cara, que pueden revelar la edad que realmente tenemos.

En Genial.guru descubrimos que hay signos que pueden revelar tu edad de la cabeza a los pies, y estos son solo algunos de ellos para que los tomes en consideración.

1. Codos

Cuando envejecemos, la piel de alrededor de los codos se arruga y se afloja. Hay varias razones por las cuales la piel suave de los codos puede volverse seca y escamosa. Por ejemplo, la fricción constante con la ropa y con el escritorio aumenta la sequedad de la piel y la vuelve flácida con el tiempo. Cualquier pérdida de peso drástica también puede aflojar la piel del codo.

2. Manos

Las manos suelen ser una de las primeras partes del cuerpo en mostrar signos de envejecimiento. A medida que la piel envejece, pierde colágeno y le resulta más difícil retener la humedad. Esto puede hacer que la piel de las manos se seque y produzca picazón. Las venas también se vuelven más visibles con la edad, porque las manos pierden parte del tejido blando.

3. Uñas

Las uñas son un indicador de tu salud en general, y reflejan los cambios que ocurren en tu cuerpo con el tiempo. A medida que envejeces, el crecimiento de tus uñas se ralentiza ligeramente, y estas pueden volverse más quebradizas y propensas a romperse.

4. Cuello

Una de las manifestaciones más comunes del envejecimiento del cuello es la aparición de bandas musculares verticales. Otro signo de que la piel del cuello está envejeciendo son las manchas marrones. Estas pueden desarrollarse como resultado del daño solar, de factores genéticos o de otros problemas de salud, como la obesidad.

5. Pecho

Los escotes profundos dejan la piel del pecho expuesta y más propensa al daño solar. Quizá ya tenías pecas en la zona del pecho cuando eras más joven, pero es probable que se hayan vuelto más grandes y oscuras con el tiempo, lo que resulta en manchas marrones. Otro signo del envejecimiento de la piel del pecho es el enrojecimiento y los vasos sanguíneos dilatados. La mayoría de las veces esto se debe al daño que provocan los rayos UV.

6. Labios

Al igual que la piel de alrededor de los ojos, los labios son mucho más delicados que otras partes del cuerpo. Los labios también pueden desarrollar arrugas, y algunos hábitos, como fumar o fruncirlos, pueden contribuir a la aparición de líneas finas prematuras alrededor de ellos. Los labios deshidratados también son más propensos a agrietarse, e incluso a veces pueden perder su color natural.

7. Cabello

A medida que pasa el tiempo, nuestro cabello no solo pierde su color, sino también su volumen. Cuando envejecemos, el flujo sanguíneo en el cuero cabelludo y alrededor de los folículos pilosos disminuye. El cabello recibe menos oxígeno y vitaminas necesarias para su crecimiento. Como resultado, comienza a perder su grosor.

¿Qué más podrías agregar a esta lista? ¿Tienes algún consejo sobre cómo mantener tu cuerpo más joven durante más tiempo?

Imagen de portada Shutterstock.com
Compartir este artículo