Genial
Genial

7 Razones por las que no deberías usar fajas moldeadoras todos los días

Desde épocas antiguas, las mujeres en su gusto por verse esbeltas han implementado como prenda de vestir la famosa faja moldeadora, principal elemento de la tendencia actual entre los famosos como Kim Kardashian, Lindsay Lohan, Jessica Alba y muchas otras. Esta prenda tiene como función básica disminuír u ocultar esos rollitos de grasa de sobra de nuestro cuerpo, principalmente en el abdomen, con la finalidad de conseguir curvas más definidas y una cintura de avispa. Pero ¿te has preguntado alguna vez qué daños puede estar ocasionando este tipo de fajas a tu organismo?

En Genial.guru recopilamos 7 razones por las cuales deberías no usar fajas moldeadoras por varios días. Solo está bien tenerla a mano para eventos especiales en donde quieras verte un poco más esbelta, quizás como recomendación médica, o en caso de usarla como faja post parto.

Léelo hasta el final y sorpréndete con las cosas que seguramente no imaginabas que podía causar esta prenda de vestir a tu cuerpo.

1. Colapso de pulmones

Tus pulmones requieren de suficiente espacio para realizar su función respiratoria correctamente, por tanto, si usas usa faja demasiado apretada no sólo estarás asfixiado sino que también correrás riesgo de sufrir un colapso de pulmón y de contraer enfermedades respiratorias.

2. Enfermedades e infecciones cutáneas

Si, así seas una persona totalmente higiénica con tus prendas de vestir, al utilizar un elemento de compresión sobre tu cuerpo por tanto tiempo estás en riesgo de sufrir todo tipo de alergias causadas por el sudor y la proliferación de hongos y bacterias por la humedad, problemas que pueden llevarte a tener que consultar pronto a un dermatólogo.

Casi todos los tipos de fajas segregan una gran cantidad de humedad, lo que crea un ambiente totalmente propenso a hongos e infecciones de todo tipo. Los casos más comunes están relacionados con la Foliculitis, que básicamente es la infección de los vasos capilares causada por acumulación de grasa. Todo este tipo de infecciones pueden ser tratadas con antibióticos tópicos, pero si se producen con frecuencia tu cuerpo puede desarrollar resistencia a este tipo de medicamentos, lo cual puede ocasionarte problemas más graves.

3. Gastritis y problemas digestivos

Cuando llevas una faja moldeadora por mucho tiempo en tu cuerpo vas a sentir la sensación de llenura, y creerás que estas necesitando menos alimento, pero realmente, puedes estar propenso a sufrir rápidamente de acidez y todo tipo de problemas gástricos causados por la compresión de tus órganos, además de que la comida no puede procesarse correctamente (esto gracias al aumento de los ácidos de tu estómago). Seguramente ya has pasado por este tipo de sensaciones sin percatarte de lo que tus molestias te están queriendo decir.

4. Problemas de incontinencia

Regularmente cuando sientes la necesidad de ir al baño inmediatamente vas, pero al usar una faja de cuerpo completo, tal vez, no corras tan pronto sientas la necesidad, ya que es bastante tedioso el proceso de quitarla y ponerla de nuevo. Al posponer la micción, estás provocando tensiones en la vejiga y las vías urinarias. Esto puede causar que a largo plazo sufras de problemas de incontinencia, aunque ya no la uses.

5. Dolores musculares

Médicamente está comprobado que no tiene sentido apretar la cintura para ser más delgado, realmente lo que estás haciendo es deshidratar la piel por lo cual verás partes de tu cuerpo con menor masa muscular. Al contraer los músculos, no ejercitarte y estirar de manera adecuada, puedes sufrir de dolores en las piernas, calambres musculares, y hasta problemas sanguíneos y venas várices. Seguramente no experimentarás este tipo de cosas mientras la usas, pero al quitarla en la noche o al otro día, sí.

6. No adelgazan

Está claro que las fajas causan un efecto de comprensión en los músculos del abdomen, pero en realidad es totalmente falso que puedan ayudarte a adelgazar, sin una dieta equilibrada, hábitos alimenticios saludables y ejercicio constante tus resultados serán temporales. En realidad, el efecto causado por las prendas con Neopreno es deshidratar los músculos; esa misma masa muscular la recuperarás tan pronto te hidrates, y jamás te van a hacer quemar calorías como lo harías mediante un entrenamiento físico.

7. Si usas la faja incorrecta para tu peso y talla vas a resaltar más esos "gorditos indeseados"

Si a pesar de todo esto decides usar una faja para algún evento especial en el que te quieras ver mejor, recuerda usar la adecuada para tu talla y peso, porque, de lo contrario, vas a causar un efecto totalmente inverso a lo deseado ya que las costuras de la faja van a resaltar esas partes de tu cuerpo que no quieres que se noten en tu vestido. Siempre lo más recomendable es que te asesores con tu médico de confianza antes de usarla.

En conclusión, no estamos diciendo que el uso de estas prendas sea malo, de hecho pueden ser una ayuda para tu proceso de entrenamiento personal, pero si queremos recomendar que tengas en cuenta estos tips para que no sufras de ninguna de las condiciones anteriormente nombradas:

  • No uses fajas moldeadoras todo el día y mucho menos duermas con ella.
  • Ten en cuenta de que tipo de material está hecha la que usas, quizás descubras algún componente al cual ya hayas presentado alergias anteriormente. Si es así, lo recomendable es reemplazarla.
  • No uses fajas demasiado apretadas, fíjate que sea la adecuada para tu talla y tu peso.

Y no está de más aclarar que para una cintura de avispa y un cuerpo saludable, la solución es la que todas conocemos: comer adecuadamente, ejercitarte, llevar buenos hábitos de vida e hidratarte muy bien.

¿Has usado alguna vez algún tipo de faja moldeadora, o conoces la experiencia de alguna persona que la haya usado? ¡Cuéntanos tu opinión respecto al tema en los comentarios! ¡No olvides compartir ésta valiosa información con tus amigos!

Ilustrador Oleg Guta para Genial.guru
Genial/Salud/7 Razones por las que no deberías usar fajas moldeadoras todos los días
Compartir este artículo