Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

8 Características del cuerpo que no todos los cirujanos aceptan corregir

Actualmente nos resulta difícil sorprendernos con las cirugías plásticas. Parece que, con la ayuda de los procedimientos estéticos, se puede lograr cambiar radicalmente la apariencia y corregir lo que no nos gusta hasta rozar la perfección. Pero, de hecho, muchos tenemos características genéticas que ningún cirujano puede cambiar. Si eres de los que aún creen que hay champús que aumentan la densidad del cabello, este artículo es para ti.

Genial.guru descubrió en qué casos la cirugía estética sigue siendo limitada.

1. Cintura

La forma de la cintura y su ancho están determinados por la anchura de las costillas y los huesos pélvicos, así como la distancia entre ellos, la contextura del cuerpo y el ángulo epigástrico. Por lo tanto, si una chica por naturaleza tiene una figura en forma de “rectángulo”, ni una dieta radical ni entrenamientos fuertes le ayudarán a crear la silueta de un mondadientes.

En la búsqueda de una figura de reloj de arena, algunas se someten a cirugías muy complicadas para removerse las costillas, pero esto puede provocar complicaciones, como ptosis renal, bronquitis y pielonefritis. Por lo tanto, lo mejor es aceptarnos como somos y aprender a elegir un vestuario que enfatice las ventajas de cada figura.

2. Turgencia de la piel

La condición de la piel también depende de la genética. El nivel de humedad, la cantidad y la producción de colágeno y ácido hialurónico, todo lo que hace que la epidermis sea suave, radiante y elástica, se hereda. Es por eso por lo que algunas chicas tienen estrías, mientras que otras no.

Todo el mundo sabe que es necesario cuidar de nuestra piel, comer sano y beber suficiente agua. Al mismo tiempo, los cosmetólogos no han inventado cremas antienvejecimiento mágicas. Pero no hay nada malo en las estrías, ¡8 de cada 10 mujeres y hombres las tienen!

3. Tipo de sangre

El tipo de sangre se transmite de los padres, y no cambia a lo largo de la vida. Las personas con diferentes tipos tienen sus propias características. Científicos japoneses han determinado a qué enfermedades tienen predisposición las personas con diferentes grupos sanguíneos. Por lo tanto, los representantes del primer grupo tienen baja coagulación sanguínea. Las personas del segundo son menos propensas a los resfriados. La gente con el tercer grupo sanguíneo es resistente a varios virus, pero puede padecer otitis y cistitis más a menudo que otros grupos. Las personas del grupo más raro, el 4º (solo el 3 % de la población mundial), a menudo pueden enfermarse debido a una inmunidad debilitada.

A veces suceden problemas con las transfusiones de sangre: a pesar de las reglas estrictas, a veces se producen errores médicos durante estos procedimientos. Por lo tanto, los científicos estadounidenses comenzaron a desarrollar un método para cambiar el tipo de sangre y anunciaron los primeros resultados en 2018. Sin embargo, el uso generalizado de esta práctica es muy lejano aún.

4. Pecas

La aparición de pecas está asociada con un gen responsable del color del cabello y la piel. No aparecen al nacer, sino un poco más tarde, después del primer contacto con el Sol. Mucha gente que tiene pecas no aprecia sus características y sueña con deshacerse de ellas de una vez por todas. Sin embargo, la cosmetología moderna no es capaz de eliminarlas por completo, solo aclararlas un poco. Y, mientras que los pecosos están buscando métodos para borrarlas, algunos se pintan pecas de henna e incluso se hacen tatuajes.

5. Forma de la cabeza

Los científicos de la Escuela Imperial de Londres identificaron qué rasgos faciales son los que más dependen de los genes. Entre los primeros estaban la forma, la circunferencia de la cabeza y la punta de la nariz. En los últimos años, la craneoplastia ha ganado popularidad, ya que permite aumentar la frente con la ayuda de implantes. Todavía es imposible cambiar completamente la forma del cráneo o el tamaño. Dicha cirugía plástica es bastante complicada, y puede producir complicaciones en forma de dolores de cabeza, mareos y convulsiones.

6. Textura del cabello

La densidad de pelo depende de la herencia genética y del diámetro del bulbo capilar. Al nacer, cada persona tiene una cierta cantidad de folículos pilosos, y es imposible cambiarla con la ayuda de medicamentos y champús. Los productos cosméticos que prometen modificar la estructura del cabello, de hecho, solo producen un efecto visual de volumen.

7. Simetría del rostro

Te queremos alegrar: en la naturaleza no hay hombres ni mujeres con una simetría absoluta en la cara. Gracias a esto, cada uno de nosotros es único. La cirugía moderna puede corregir pequeñas imperfecciones de la apariencia, como una maloclusión o una superposición del párpado, pero aún no puede cambiar la distancia entre los ojos o su ubicación.

8. Esperanza de vida

No es ningún secreto que la esperanza de vida depende mucho de los genes. Si tienes familiares longevos, es probable que tengas una larga vida. Recientemente, biólogos estadounidenses descubrieron que la herencia genética afecta solo al 10-15 %, el resto está determinado por el estilo de vida y el medio ambiente. Y los científicos de la Universidad de Vanderbilt creen que la duración de una persona depende de la cantidad de neuronas en su cerebro. Pero, por ahora, no se puede cambiar la esperanza de vida con ayuda de la medicina.

¿Te gustaría cambiar algo en tu cuerpo? ¿Te has sometido a una cirugía? ¿O te aceptas como eres? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo