Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Respuestas a preguntas sobre la radiación nuclear que surgieron tras ver la serie “Chernobyl”

Chernobyl provocó una viva discusión a nivel mundial y recibió distintas críticas controvertidas. Sin embargo, esto no le impidió convertirse en la “mejor serie del mundo”, según su clasificación actual en IMDb.

En Genial.guru pudimos ver esta serie, y, al hacerlo, nos llenamos de preguntas sobre uno de sus “protagonistas principales”: la radiación nuclear. Intentamos comprender este fenómeno complejo para contarte, en un lenguaje sencillo, cómo la radioactividad afecta a los seres vivos en su vida cotidiana.

1. ¿Por qué es peligrosa la radiación nuclear?

Una radioactividad natural está constantemente presente en la Tierra. Algunas partículas inestables se originaron aún “en el horno” del Big Bang, y su período de semidesintegración es comparable con la edad del universo. A esto se le suma la radiación ionizante del espacio (radiación cósmica). Pero, en una escala normal, no resulta peligrosa para los seres vivos.

Una imagen completamente diferente surge de los bombardeos atómicos o desastres provocados por la mano del hombre con emisiones de una elevada magnitud de partículas ionizantes. La energía producida por la división de núcleos radiactivos “quita” los electrones de los átomos de las células, lo que conduce a una alteración de sus funciones. Así es como aparece el envenenamiento provocado por la radiación.

2. ¿Cómo se manifiesta el envenenamiento provocado por radiación y cómo se trata?

Los primeros síntomas de la enfermedad (náuseas, vómitos y desorientación) se producen cuando las partículas radiactivas penetran en el cuerpo a través de la piel, con el aire que se inhala o junto con los alimentos. Por lo tanto, la tarea principal de los médicos en la primera etapa del tratamiento es eliminar las partículas activas a través de goteros y lavados estomacales. Cuando uno se expone a altas dosis de radioactividad, se desarrolla la forma aguda de esta enfermedad. El paciente principalmente sufre complicaciones relacionadas con su sistema hematopoyético. En este caso, se utilizan transfusiones de sangre y trasplante de médula ósea como posible cura.

El cuerpo sufre un deterioro especial en caso de que haya daño en ambas espirales de ADN. El paciente no podrá recuperarse correctamente, por lo que llenará el espacio libre con nucleótidos aleatorios. Esto provoca una degeneración de los tejidos y la formación de tumores. Las consecuencias pueden manifestarse durante un tiempo prolongado. Los daños en los cromosomas de las células germinales se heredan y conducen a mutaciones en las generaciones posteriores.

3. ¿Cómo podemos protegernos de la radiación ionizante?

Esto depende del tipo de radiación al que una persona se enfrente. La radiación nuclear, también llamada radiación ionizante, convierte los núcleos en sus átomos en núcleos de otros elementos cuando interactúa con otras sustancias. Mientras tanto, se forman partículas de diferentes tipos:

  • Durante la desintegración alfa, se emiten partículas alfa. La ropa normal y corriente ayudará a protegerse de estas.
  • Las partículas beta son mucho más pequeñas que las alfa, por lo que son capaces de penetrar en los materiales no densos. Una hoja de aluminio o de cristal puede detener este tipo de radiación.
  • La radiación gamma tiene el mayor poder de penetración. Ni los trajes especiales ni las máscaras antigás pueden brindar protección ante estas. En este caso se puede recurrir a elementos muy denso: no solo el plomo, material con el que se fabricaron las placas que utilizaban los personajes de la serie, sino también el acero, el wolframio y otros metales pesados. También ayudarán las paredes gruesas de concreto, cuestión que se tiene que tener en cuenta a la hora de construir refugios subterráneos.
  • Además, durante la reacción, se producen neutrones. El agua, el polietileno y otros polímeros son capaces de disipar su energía.

4. ¿Cómo se desactiva la sustancia contaminada?

La desactivación se lleva a cabo de dos maneras. Las partículas radiactivas se eliminan mecánicamente mediante un chorro de agua, utilizando cepillos y otros medios. Además, se utilizan soluciones que eliminan las que han penetrado profundamente en los materiales.

Existen otras formas de desactivación (por ejemplo, el uso de electrolitos, ultrasonido o láser), pero son menos comunes debido a la complejidad de su utilidad en objetos grandes.

5. ¿Es recomendable tomar yodo como medida preventiva?

Los personajes de la serie toman pastillas de yodo para proteger su sistema endocrino frente a la exposición radioactiva. Algunos isótopos pueden participar en el metabolismo. El yodo radiactivo (yodo-131) es capaz de acumularse en la glándula tiroides, reemplazando el elemento “normal”.

Con la deficiencia de yodo, la glándula tiroides acumula indiscriminadamente cualquier tipo de yodo. Por eso es importante proporcionarle el elemento estable. Sin embargo, ingerir esto como medida preventiva no solo carece de sentido, sino que también es peligroso, ya que puede desencadenar enfermedades de la tiroides.

6. ¿En dónde es más fuerte la radiación ionizante natural?

Todo es simple: cuanto más cerca del Sol, más radiación. Solo una pequeña parte de la radiación cósmica alcanza la superficie de la Tierra. Pero cuanto más nos elevamos hacia el cielo, mayor es la dosis que recibimos. Los residentes de las latitudes ecuatoriales están más expuestos que aquellos cuyas casas están ubicadas más cerca de los polos.

Los empleados del sector de la aviación, en un año, se exponen a más radiación que los trabajadores de las centrales nucleares. Y los marineros en submarinos nucleares son los que están menos expuestos a esta: están protegidos de la radiación que llega a la Tierra por una capa de agua y la instalación nuclear está protegida de manera fiable por paredes de plomo.

La radiación nos espera, no solo en el exterior, sino también en los edificios, que irradian aún más. El hecho es que la arena y los escombros contienen radionúclidos naturales. Pero ¡que no cunda el pánico! En la construcción de viviendas residenciales se permite utilizar solo materiales seguros con los niveles más bajos de radiación, y este proceso está regulado por diversas leyes.

7. ¿La comida tampoco es segura?

Tras la explosión en Chernóbil, diversas partículas radioactivas muy peligrosas penetraron en los alimentos. Pero también en nuestra vida cotidiana estamos rodeados de productos que contienen radiación natural, y, a veces, su nivel es bastante alto.

Los plátanos más comunes, que se consideran beneficiosos debido a su alto contenido de potasio, contienen el isótopo de este elemento, el potasio-40, en tanta cantidad que la radiación ionizante creada por los lotes exportados de plátanos disparan las alarmas en las fronteras entre Estados. Debido a esta propiedad del alimento, los empleados que trabajan con la energía nuclear introdujeron el concepto de “dosis equivalente a un plátano” para denominar las fugas de pequeñas dosis de radiación ionizante.

Los amantes de los plátanos no tienen de qué preocuparse: los alimentos cultivados en el suelo con un nivel de radiación dentro de la norma se consideran seguros. En total, a través de la comida recibimos alrededor del 10 % del nivel anual de radiación. Por cierto, debido al consumo de sustancias que contienen elementos radiactivos, una persona también se convierte en una fuente de radiación ionizante.

8. ¿Cómo la radiación afecta a los dispositivos electrónicos?

Al igual que en el caso de la exposición a la radiación de organismos biológicos, un alto nivel de radiación ionizante deteriora los átomos que componen los aparatos electrónicos. Los semiconductores son los más afectados. Las ondas acústicas que aparecen en el momento del impacto de una partícula de alta energía sobre la superficie de los dispositivos conducen a la aparición de defectos ocultos. Por eso, el robot alemán mostrado en la serie se estropeó inmediatamente y no pudo realizar su misión.

Pero los helicópteros no caían a causa de la radiación. La escena que se observa en Chernobyl es una licencia dramática. La tragedia realmente sucedió, pero no en los primeros días tras la explosión, sino seis meses más tarde: el 2 de octubre de 1986. En el curso de los trabajos de minimización de las consecuencias del accidente, el piloto del helicóptero no vio el cable de la grúa de construcción que estaba junto a la unidad de potencia y lo enganchó con la hélice de la nave.

¿Ya has visto la serie Chernobyl? ¿Qué preguntas te surgieron después de hacerlo? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Imagen de portada depositphotos
Compartir este artículo