Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Cosas que pueden provocarte un mal sabor en la boca

Un mal sabor en la boca puede ser un síntoma de algo inofensivo o de una cuestión muy seria. Ya sea amargo, ácido, metálico o dulce, las razones detrás de él pueden ser muchas. Es por eso que es una buena idea revisar lo que has estado comiendo en los últimos días, cómo te has sentido y, a veces, incluso conocer el historial médico de tu familia para intentar buscarle una solución a ese problema.

Genial.guru quiere compartir contigo algunas de las causas que provocan un mal sabor en la boca.

1. Podrías tener una infección por levadura

Denominada también candidiasis oral, esta infección afecta a la boca creando manchas en la garganta y la lengua. Es causada por una bacteria llamada Candida albicans que naturalmente habita en tu boca, pero que es controlada por tu sistema inmunológico. Sin embargo, si este se debilita, esta bacteria puede reproducirse rápidamente causando una infección. Además de las áreas blancas en tu garganta, otro síntoma de este padecimiento puede ser un sabor extraño en tu boca.

2. Podrías estar embarazada

Además de las náuseas y la fatiga, una gran parte de las mujeres embarazadas se queja de un sabor metálico en la boca. Esto sucede debido a los cambios hormonales que su cuerpo experimenta al crear una nueva vida. Las hormonas pueden afectar su sentido del olfato y del gusto, haciendo que, por ejemplo, odien su perfume favorito o ansíen comer coles de Bruselas. Pero esto no debería generar preocupaciones ya que suele desaparecer en el tercer trimestre de embarazo.

3. Podrías necesitar más zinc

Si tienes una dieta baja en zinc, tu cuerpo no absorberá una cantidad adecuada de este elemento, lo que te provocará una deficiencia de este. Esto pudiera hacerte experimentar un sabor extraño en la boca, y los científicos todavía están intentando averiguar por qué. Después de realizar un estudio, se llegó a la conclusión de que esto puede deberse a que el zinc eleva los niveles de una proteína que controla las papilas gustativas, pero hace falta investigar aún más sobre el tema para tener una respuesta correcta.

4. Podría deberse a una gripe o a un resfriado común

Si tienes un sabor amargo en la lengua, acompañado por una gripe o un refriado, no te preocupes, es algo totalmente normal. Ambas son infecciones comunes y, según los científicos, eso hace que tu sistema inmunológico esté alerta y listo para combatir los microorganismos con la producción de proteínas. Además, si la infección está en tu nariz o en tu garganta, podrías experimentar un sabor extraño debido a las bacterias que causan la gripe.

5. Podrías tener diabetes

Si tu cuerpo tiene dificultades para regular el azúcar en la sangre puedes experimentar un sabor dulce extraño en la boca. Una investigación demostró que esta es la razón por la que, si padeces diabetes, podrías estar experimentando tal situación. Otra razón es que, en ocasiones, este padecimiento puede disminuir la cantidad de zinc que absorbe tu cuerpo, provocando que tu boca se sienta como si estuvieras comiendo algo agridulce.

6. Podría deberse a piñones, si es que comiste algunos hace unos días

Los científicos todavía están tratando de averiguar qué causa “el síndrome de la boca de pino”, el cual provoca un sabor amargo que algunas personas experimentan días después de comer piñones. Puede durar desde un par de días hasta semanas, y se vuelve más fuerte con cada comida o bebida que consumes o ingieres. Es posible que no sientas un sabor extraño cuando comas estos productos, pero eso no significa que no sufrirás este síndrome algún tiempo después. La buena noticia es que no hay nada de qué preocuparse, ya que, además del sabor, este padecimiento no posee más efectos secundarios.

7. Tus niveles de estrés podrían ser demasiado altos

La ansiedad puede causar lo que se conoce como xerostomía, o boca seca, que es el efecto de sequedad causado por bajas cantidades de saliva en la boca. Este fluido juega un papel importante en nuestra salud participando de la digestión y hasta luchando contra las bacterias. Entonces, si no produces saliva en las cantidades necesarias, experimentarás un sabor extraño en la boca. Cuando estás nervioso, preocupado o ansioso, tiendes a producir menos de este fluido, lo que explica esa extraña sensación.

8. Podría deberse a la medicación que estás tomando

Si estás tomando algún tipo específico de medicamento, es posible que hayas experimentado un sabor agridulce, salado o incluso metálico en la boca. Sin embargo, como explican diversos estudios, este es un efecto secundario de muchos remedios recetados o comprados sin receta, como pudieran ser antibióticos, antiinflamatorios y medicinas que se usan para tratar la hipertensión y las alergias. Incluso algunas multivitaminas pueden provocar este efecto. Por suerte, esto solo dura hasta que procesas el medicamento o el suplemento.

9. Es posible que debas mejorar tu higiene bucal

Tu boca es el hogar de muchos tipos de bacterias, buenas y malas. Si no tienes una higiene bucal adecuada al lavarte los dientes y no usas hilo dental a diario, puedes provocar que los microorganismos dañinos proliferen, lo que dará lugar a un sabor sospechoso en la boca. Además de eso, también podrías tener problemas con tus dientes y encías, lo que solo empeoraría las cosas.

Siempre es una buena idea ir al dentista cada 6 meses y seguir sus recomendaciones para evitar problemas mayores. ¿Alguna vez has experimentado un sabor extraño e inexplicable en tu boca? ¿Qué hiciste para deshacerte de él? ¡Comparte tus consejos con nosotros en la sección de comentarios a continuación!

Ilustrado por: Daniil Shubin para Genial.guru