Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Científicos explicaron por qué usar secadores de manos es perjudicial (Posiblemente no quieras volver a usarlos)

6-15
257

Puedes pensar que estás siendo una persona higiénica cuando lavas tus manos y utilizas el secador en los baños públicos. Y tienes razón, pero existe una amenaza oculta en esta historia. Científicos sospechan que los secadores de manos son capaces de dejar muchas bacterias en tus manos recién lavadas, por lo que resulta que no son tan seguros como pensábamos.

Genial.guru está listo para comprobar esta amenaza bacteriana y compartir los resultados contigo. El bono también añadirá ideas para reflexionar.

Los secadores de manos esparcen diversos tipos de microbios

Los secadores de manos adquirieron popularidad por ser fáciles de utilizar. Y la declarada amistad con el medio ambiente de estos dispositivos agregó algunos puntos extra a su favor. Pero la idea de que en realidad podrían ser cañones de bacterias provocó una guerra de opiniones. Para descubrir si es cierto o no, los investigadores de la Universidad de Connecticut y la Universidad de Quinnipiac expusieron diversas placas de Petri al aire del baño bajo diferentes condiciones y después las examinaron en el laboratorio.

Los resultados mostraron que las placas de Petri que se colocaron dentro del baño por dos minutos con los secadores manos apagados tenían aproximadamente una colonia bacteriana. Pero al encenderlo por 30 segundos, cambió la situación con las otras placas. Esas muestras tenían de 18 a 60 colonias bacterianas.

Posteriormente, la investigación reveló que la mayor parte de las bacterias provenía del aire del baño. La mayoría de las veces, están en los zapatos, piel e intestinos. Se encontraron bacterias en superficies que usualmente son tocadas con la mano (por ejemplo, grifos o manijas de la puerta), bacterias de los zapatos fueron encontrados en el piso y bacterias fecales fue encontradas en la manija de desagüe y los asientos del baño.

La dispersión de partículas microscópicas al descargar el inodoro se sumó al problema

Si no cierras la tapa del inodoro antes de descargar el agua cuando has terminado, haces tu pequeña contribución a la propagación de los gérmenes. Cada vez que desaguas el baño, una nube de popó y bacterias de orina se liberan en la habitación. Si la tapa del excusado está abierta, todos esos gérmenes se asentarán en tus bolsas y ropa y cubrirán las superficies del baño. Así que, si no quieres agregar esto al problema, lo mejor es cerrar la tapa antes de descargar el agua.

La seriedad del problema

Aunque existe evidencia de que los secadores de mano pueden ser acusados de verter gérmenes en nuestras manos recién limpias, aún existen algunos problemas que resolver, así como algunas buenas noticias. Muchos de los microbios que fueron encontrados durante los estudios son relativamente inofensivos. Es poco probable que causen serios problemas en personas saludables, y en algunos casos, pueden producir resultados positivos, tales como el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Pero existen grupos de personas que necesitan tener un cuidado adicional. Hablamos de aquellos que poseen un sistema inmunológico débil o que se están recuperando de graves enfermedades. También es bueno mantenerte alerta cuando visites hospitales y otros lugares de asistencia médica, ya que se ha reportado la existencia de algunos gérmenes dañinos.

El papel higiénico es una alternativa

Así las cosas, es conveniente tener en mente que existe una pequeña posibilidad de contraer una seria enfermedad cuando usamos los secadores de manos. Pero si lo deseas, puedes hacer que la probabilidad sea lo más baja posible al usar papel higiénico. Esta parece ser una manera más higiénica para secarse las manos de acuerdo con este reporte.

Bono: aquí hay una razón más para considerar usar el papel higiénico. Así es como se ven algunos de los secadores de manos que nunca han sido limpiados

Y tú, ¿qué utilizas en los baños públicos, secador de manos o papel higiénico? ¿Por qué?

6-15
257
Compartir este artículo