Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Enjuagar tus dientes al final del cepillado puede ocasionar caries, según un especialista

El lavado de nuestros dientes es uno de los rituales que más repetimos a lo largo de nuestra vida, tanto que, en ocasiones, lo hacemos de manera automática, sin estar conscientes del proceso. Sin embargo, algunos pasos de esta rutina diaria pueden ocasionar caries a largo plazo.

Genial.guru quiere hablarte sobre este estudio que nos puso a pensar acerca de nuestros hábitos de higiene bucal.

El flúor es el alma de tu pasta de dientes

También llamado dentífrico o crema dental, este producto de uso diario contiene una combinación de ingredientes entre los cuales se encuentra el flúor, el cual está ahí con el propósito de proteger el esmalte dental de bacterias que ocasionan padecimientos infecciosos como la caries, lo que podría propiciar el deterioro de las piezas dentales. De esta forma, el uso de dentífrico en tu higiene dental puede reducir el riesgo de caries en un 25 %.

La duración del cepillado

La mayoría de las personas cepilla sus dientes por alrededor de 45 segundos debido al ritmo acelerado de vida. Sin embargo, el Programa Escocés de Efectividad Dental Clínica recomienda que la duración del cepillado sea de alrededor de dos minutos para prevenir caries y otras enfermedades relacionadas con la higiene bucal.

Enjuagar demasiado puede dañar tus dientes

Sin embargo, aunque podrías pensar en retirar todos los residuos de crema dental de tus dientes después del cepillado, no se recomienda hacer un enjuague exhaustivo. Clement Seeballuck, profesor de odontología pediátrica de la Universidad de Dundee, reveló en un estudio que es mejor solo escupir los residuos, ya que enjuagar de más puede lavar el flúor de tus dientes, haciendo que la protección que este ofrece se vea disminuida.

Cepillarse por la noche es más importante de lo que crees

Dentro del estudio, Seeballuk también aseguró que el cepillado por las noches es de gran importancia, ya que mientras dormimos no generamos la misma cantidad de saliva que cuando estamos despiertos. Debido a esto, nuestra boca no elimina con la misma facilidad los residuos que alimentan las bacterias capaces de causar la caries. Por la misma razón, recomienda no ingerir alimentos después del cepillado.

Menos azúcar es igual a menos caries

Además de un cepillado adecuado, la OMS sugiere reducir el consumo de azúcar añadida en niños mayores de once años y adultos al equivalente de ocho cucharadas al día, con el fin de cuidar los dientes. Se recomienda el consumo de frutas enteras por encima de los jugos o bebidas procesadas, ya que las bacterias que causan la caries se alimentan de estos azúcares.

¿Cuántas veces al día cepillas tus dientes? ¿Crees que deberías cambiar algo en tu rutina de higiene bucal? Cuéntanos en los comentarios.