Genial
Genial

Por qué es mejor no ducharse justo antes de ir a dormir

Qué bien sienta irse a la cama bien limpio después de una larga ducha caliente. Pero desde el punto de vista médico, bañarse antes de acostarse no es la mejor manera de dormir bien. De hecho, este hábito aparentemente saludable puede ser más perjudicial que beneficioso.

En Genial.guru decidimos analizar las pruebas que indican que ducharse antes de dormir podría no ser tan relajante como creíamos.

1. Es posible que no puedas conciliar el sueño fácilmente

Tomar un baño o una ducha caliente justo antes de acostarte puede parecer relajante, pero en realidad puede interrumpir el sueño. Se descansa mejor cuando la temperatura corporal es ligeramente más baja, y cuando el cuerpo empieza a prepararse para dormir bien, la temperatura disminuye un poco. Tomar una ducha caliente aumentará tu temperatura central y confundirá a tu cuerpo. Si crees que no puedes irte a la cama sin bañarte, opta por una ducha tibia una o dos horas antes de acostarte.

2. Puede hacer que tu corazón se acelere

Si alguna vez has sentido que tu corazón late más rápido después de una ducha caliente, en realidad hay una explicación científica para ello. El agua caliente aumenta la presión arterial, y los expertos médicos advierten que puede incluso sobrecalentar el cuerpo y provocar estrés en el corazón. Si este se acelera, es probable que pases la noche dando vueltas en la cama, lo que a la larga puede acarrear aún más problemas de salud.

3. Puede hacer que ganes kilos de más

Cenar deliciosamente y darse una ducha caliente justo después puede parecer una forma perfecta de terminar el día y finalmente irse a la cama. Pero en realidad, meterse en la ducha después de comer puede confundir a tu sistema digestivo y provocar un aumento de peso. La digestión requiere un mayor flujo de sangre hacia el estómago, y ducharse hace que la sangre fluya hacia otras partes del cuerpo. Si crees que es absolutamente necesario bañarte por la noche, será mejor que esperes, al menos, 30 minutos después de haber comido.

4. Es malo para el cabello

Ducharte justo antes de acostarte e irte a dormir con el pelo todavía húmedo no le hace ningún favor a tu cabello ni a tu salud. Dormir con el pelo húmedo hará que la funda de la almohada absorba la humedad y cree un entorno cálido y mojado perfecto para que crezcan bacterias dañinas. Esto, a su vez, puede provocar varios problemas en el cuero cabelludo, como picazón, irritación y caspa.

¿Te duchas antes de irte a dormir o por la mañana? ¿Has notado cómo esto afecta a tu sueño?

Genial/Salud/Por qué es mejor no ducharse justo antes de ir a dormir
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos