Genial
Genial

10 Cosas que no hay que abordar por cuenta propia, y otras 10 en las que sí vale la pena correr el riesgo

¿Conoces el sentimiento y el estado cuando te esfuerzas mucho por hacer algo, pero al final solo acabas desperdiciando tu tiempo y energía? ¿O cuando después hay que rehacer todo? A veces, realmente dan ganas de llamar al mágico Mr. Clean o a un hada madrina para que se hagan cargo de, aunque sea, una parte de las tareas. Pero también es posible sopesar críticamente todos los pros y los contras, y determinar qué cosas son realmente más cómodas y convenientes de hacer por tu cuenta, y para cuáles es mejor confiar a los profesionales.

Genial.guru considera que no hay que tener miedo de delegar algunas tareas domésticas importantes o procedimientos de cuidado personal a los especialistas. Después de todo, el tiempo liberado es un recurso precioso que se puede destinar con amor e inteligencia a algo más agradable.

1. Coloración y aclarado del cabello

Por cuenta propia. Teñir el cabello con colores naturales con tintura o tónico. Siempre hay una instrucción en el paquete de la tintura, y si la sigues podrás teñirte el cabello por cuenta propia.

Por un especialista. Aclarar o decolorar el cabello oscuro. El aclarado multitono es un tratamiento capilar más estresante para el cabello. Tiene que realizarse en varias etapas. Si lavas la tintura antes de tiempo o, por el contrario, sobreexpones el cabello a ella, puedes obtener un tono completamente diferente o dejar tu cabello seco y sin vida. Al acudir a un profesional de confianza, puedes evitar unas tristes consecuencias.

2. Cortar las puntas y el flequillo

Por cuenta propia. Recortar las puntas abiertas del cabello largo. Hay varias opciones para hacer esto. Opción 1: haz una coleta alta en la parte posterior de la cabeza, tira el cabello hacia adelante, péinalo y recorta las puntas. Opción 2: tira el cabello hacia adelante, péinalo, haz una cola sobre la frente, fija la altura del corte con una banda elástica, corta las puntas con unas tijeras.

Por un especialista. Cortar el flequillo. No es algo que deba hacerse por cuenta propia frente al espejo. En el mejor de los casos, hacerlo puede llevar al hecho de que tengas que correr a ver a un profesional y hacerte un corte de pelo completo. Es mejor pasar 5 minutos en la peluquería en lugar de una hora tratando de hacer el trabajo tú misma. Cortar el flequillo es, en primer lugar, una manipulación que, según las normas de seguridad, se realiza con los ojos cerrados. En segundo lugar, este es uno de los factores que determina la forma del rostro, y es mejor no estropear nada aquí.

3. Hacer y ajustar la forma de las cejas

Por cuenta propia. Mantener la forma de las cejas. Para hacer esto hace falta un equipo mínimo en la bolsa de cosméticos: unas pinzas y un espejo. Solo se eliminan aquellos pelos que han crecido y van más allá de la forma de la ceja. Lo principal es no olvidar limpiar los sitios de depilación con loción antes y después de la corrección.

Por un especialista. Creación de la forma de las cejas. Pensar en la forma correcta es, literalmente, lo mismo que hacer un diseño, como un arquitecto. Un profesional seleccionará y realizará exactamente tu línea de cejas única y perfecta. Además, los profesionales de salón tienen un gran arsenal de herramientas y productos de belleza a su disposición para embellecer las cejas.

4. Teñido de cejas y pestañas

Por cuenta propia. El tinte permanente de cejas es un procedimiento simple que se puede realizar en casa. Lo principal es seguir las instrucciones. Lo primero es desengrasar y limpiar las cejas, lo segundo es aplicar una crema grasa en la piel de la zona. Lo tercero es preparar la tintura. Lo cuarto: aplicar la tintura en las cejas con un pincel o un palillo. En quinto lugar, después de 15 a 20 minutos, lavar la tintura con agua.

Por un especialista. Es mejor realizar la coloración de pestañas en un salón. En primer lugar, es más cómodo, ya que el procedimiento requiere que cierres los ojos. En segundo lugar, en un salón hay menos riesgos de contraer irritación y alergias por productos de baja calidad. En tercer lugar, un profesional seleccionará el color de tintura óptimo, basándose en tu apariencia.

5. Acortar la ropa de diferentes tejidos

Por cuenta propia. Al comprar ropa confeccionada, nos enfrentamos al hecho de que la longitud del artículo deseado a veces es más larga de lo necesario. Puedes acortar unos jeans comunes tú mismo en casa. Hacerlo no requiere habilidades especiales.

Por un especialista. Es mejor dejar que un sastre ajuste la longitud de unos pantalones de lana o de algodón; de faldas y vestidos acampanados, o productos cuyo dobladillo requiere una costura contrastante. Gracias a la experiencia profesional y al equipo especial, lo hará mejor. Y no solo ahorrarás tiempo, sino que también no habrás malgastado el dinero que pagaste por esas cosas.

6. Limpiar y lavar la ropa de abrigo

Por cuenta propia. Lavado de ropa con aislamiento artificial. En primer lugar, hay que mirar la etiqueta para ver si se permite el lavado. Si es así, cierra la cremallera de la chaqueta y dale la vuelta. No es deseable usar jabón en polvo y lejía, es mejor usar un detergente líquido. Lava con un lavado suave a la temperatura indicada en la etiqueta.

Por un especialista. Todos los productos de abrigo con aislamiento natural deben limpiarse en seco. Para el aislamiento natural, los fabricantes a menudo usan fundas de goma para que las puntas de las plumas no perforen la tela. Después de ser lavadas en casa, tales chaquetas de plumas tardan mucho en secase y el relleno comienza a oler desagradablemente. Además, el relleno a menudo se junta en grumos y pierde su “aireación”. Para evitar estos problemas, es mejor llevar esta clase de prendas a la tintorería.

7. Lavar alfombras y limpiar después de una remodelación

Por cuenta propia. Aspirar las alfombras con regularidad. Algunas manchas frescas pueden eliminarse fácilmente. Para hacerlo, recuerda que las alfombras de pelo oscuro no se pueden limpiar con agentes blanqueadores (bicarbonato de sodio húmedo, ácido cítrico, etc.) y la alfombra no se debe sumergir en agua.

Por un especialista. Incluso si aspiras todos los días, a lo largo del año la suciedad se acumula en las alfombras, lo que las convierte en un excelente caldo de cultivo para los ácaros del polvo. Para evitar problemas de salud, es mejor solicitar una limpieza profesional periódicamente. Junto con la eliminación de la suciedad, las alfombras pasan por una desinfección, como resultado de lo cual se mueren lo ácaros, las polillas y otros organismos vivos. La limpieza profesional eliminará las manchas viejas y dejará una alfombra pisoteada como nueva.

También es mejor contactar un servicio de limpieza profesional después de una remodelación. Retirar el pegamento adherido sin dañar la superficie, los restos de la lechada, el yeso atascado en las esquinas, es algo que los especialistas harán mejor. Además, una empresa de limpieza puede eliminar todos los residuos de la construcción.

8. Amueblar y zonificar una vivienda

¿Cómo meter todo lo necesario para la vida en un departamento pequeño? ¿Cómo darle a cada miembro de la familia un espacio personal? Y también recibir invitados, mecer al bebé y guardar cosas de temporada en algún lugar de esta vivienda. ¿Cómo puedes hacer todo eso?

Por cuenta propia. Reducir el número de peluches grandes y retirar la tabla de planchar y el tendedero cuando no los necesites. Eliminar el desorden de la vivienda periódicamente. Hacer que el espacio tenga una forma visual correcta organizando los muebles de manera funcional. Hacer que los colores del interior sean más uniformes.

Por un especialista. Un diseñador profesional creará un proyecto individual para tu hogar en función de tus necesidades, requisitos y preferencias. Hará una zonificación del espacio, así como también te dará consejos sobre los muebles.

9. Restaurar objetos favoritos

Los platos rotos o rajados estropean el aspecto de la cocina. Además, la suciedad se acumula en las grietas de los platos de porcelana. Y los viejos muebles no encajan en un interior moderno. Todas estas cosas deben clasificarse en tres grupos: para tirar, para repararlas por cuenta propia y para llevar a un taller.

Por cuenta propia. Reparar muebles antiguos. Si has heredado muebles pulidos, que es una pena tirar, pero es costoso restaurar por un profesional, entonces puedes convertir basura vieja en algo muy decente con tus propias manos.

Por un especialista. Restauración de porcelana, vidrio, muebles de madera maciza. Casi todo el mundo tiene sus vasos y platillos astillados favoritos que no puede tirar. Llévalos a un taller de restauración. Un profesional restaurará la porcelana, pegará el vidrio con materiales seguros para la salud y el objeto quedará como nuevo. En los mismos talleres se pueden restaurar elementos de madera, como sillas y mesas, y sustituir la tapicería de muebles tapizados.

10. Cocinar un plato complejo

Por cuenta propia. Cocina para ti y para tu familia. Puedes hacer magia en la cocina durante mucho tiempo y practicar con recetas desconocidas todo lo que quieras. Pero es mejor no tratar a unos invitados con platos que aún no sabes preparar bien.

Por un especialista. Hace poco, la autora de este artículo decidió sorprender a unos invitados con sushi. Lo había hecho muchas veces antes, pero en pequeñas cantidades, y la calidad fue excelente. Compró unos platos especiales y agregados como wasabi, jengibre y otras cosas por el estilo en grandes cantidades. Empezó a hacer sushi, y comenzaron a desmoronarse, cosa que no era muy conveniente frente a los invitados. Además, ¿qué podía hacer con todas esas especias y condimentos? El sushi no es un plato que se hace todos los días. De ahí la conclusión: para unos invitados es mejor pedir el delivery de platos complejos.

¿Qué tareas del hogar y procedimientos cotidianos confías tú a los profesionales?

Imagen de portada antiksu / depositphotos
Compartir este artículo