Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

10 Mitos del cine sobre la supervivencia que podrían matarte en la vida real

7-85
77k

Puedes armar una enciclopedia sobre cómo sobrevivieron los superhéroes famosos en condiciones extremas, comenzando con Robinson Crusoe y terminando con Rambo. Pero, ¿todos estos métodos de película son aplicables en la realidad?

Genial.guru recogió las diez mejores recetas de supervivencia del mundo del cine que de hecho no funcionan en la vida real.

Mito 1: una cueva es el lugar adecuado para hacer una fogata

Parece que es seguro e incluso romántico, pero... el fuego y el calor calientan las piedras, que se expanden por el calor. Y esto puede provocar el derrumbe de la cueva. Es mejor encender una fogata afuera.

Mito 2: el pescado recién atrapado se puede comer crudo. Porque la gente come sushi

Es decir, ¿quieres sumar a todas las desventuras solo problemas con los intestinos por los efectos de los organismos patógenos y las bacterias? ¿Y esto en ausencia de una farmacia y una ambulancia? No te arriesgues, cocina el pescado en el fuego. Las mismas contraindicaciones, por cierto, se aplican al uso de sangre fresca de animales. ¡Por Dios!

Mito 3: puedes lanzar una granada de mano en silencio

De hecho, dentro de la granada, después de quitarle la palanca de seguridad, el detonador golpea la tapa que activa al detonante y se detona a dos metros de una mano. Por cierto, bastante fuerte: tal detonación puede arrancar la mitad de la palma de la mano. Esto no se muestra en ninguna película de acción, aunque es gracias al retardante entre el detonador y el detonante que la granada explota en 3 a 4 segundos después de quitarle la palanca de seguridad.

Mito 4: puedes usar un torniquete para detener la sangre

Es imposible. Puedes apretar los tejidos tan fuertemente que, como resultado, morirán y habrá que amputar la extremidad. Además, la alteración de la circulación sanguínea en algunos casos conduce a un ataque cardíaco. Intenta detener la sangre tomando la posición apropiada del cuerpo, apretando el vaso en el lugar de la lesión.

El torniquete se usa solo con una pérdida de sangre extremadamente rápida, cuando existe una duda sobre la preservación de la vida del herido y no sobre la conservación de sus extremidades.

Mito 5: ver un programa de televisión sobre la supervivencia en condiciones extremas te preparará para la supervivencia real

Por supuesto, no es así. No olvides que cualquier proyecto televisivo está creado por un equipo de docenas de personas que siempre permanece detrás de la escena. Incluidos médicos y rescatistas, listos para acudir de inmediato al rescate. Y también hay directores y editores, quienes a partir de las imágenes tomadas harán una historia muy atractiva y romántica. En realidad, las cosas no suceden de esta manera.

La realidad es dura, prosaica y cruel: solo necesitas sobrevivir y llegar a la gente, sin actuar para la cámara, sin sesiones de fotos, independientemente de los comentarios en las redes sociales.

Mito 6: el agua hervida es 100% segura para beber

El hervido mata solo los gérmenes y las bacterias, pero no purifica el agua de las partículas dañinas. Por ejemplo, no importa cuánto tiempo hiervas el agua fangosa con pequeñas partículas, no será seguro beberla. Por lo tanto, antes de hervir, filtra el agua a través de un paño limpio (toalla, camisa), deja reposar hasta que el sarro se hunda hasta el fondo.

Mito 7: si te pierdes, camina río abajo y tarde o temprano vas a encontrar gente

“Tarde o temprano” son las palabras claves. Es verdad que, debido a la necesidad de agua, las personas a menudo viven a lo largo de los ríos, pero... Puedes pasar semanas sin encontrar un solo asentamiento (mira el mapa de Siberia y el Lejano Oriente). Y además, todo este tiempo necesitas garantizar tu seguridad, comida y calor.

Por lo tanto, la primera regla es, si te pierdes, ¡permanece en el lugar! Es desde este lugar que los rescatistas comenzarán a buscar a los perdidos.

Mito 8: la ropa mojada siempre es mejor que estar sin ropa

No siempre. Por ejemplo, si la temperatura está bajo cero y llevas puesta ropa mojada (te caíste a través del hielo), enfriará tu cuerpo durante mucho tiempo. El agua tiene una capacidad calorífica muy grande: se requiere mucha energía y tiempo para calentar o enfriar una parte de ella. Por cierto, es por eso por lo que el clima de las ciudades costeras es más suave que los que están ubicados en el centro del continente.

El cuerpo gastará sus recursos de calor en calentar el agua en la tela de la ropa mojada y no en calentar tus propios órganos internos.

Mito 9: en el desierto, en primer lugar, debes encontrar una fuente de agua potable

No. Primero, necesitas encontrar sombra y esperar hasta que se vaya el sol, y no perder tu hidratación bajo el sol abrasador.

Intenta encontrar una gran roca y quédate a la sombra. Mantente alejado de la tierra caliente: es mejor sentarse en un árbol, basura o poner algo de ropa. Y es mejor moverse en búsqueda de agua, estrellas, hotel, la conexión Wi-Fi, al atardecer.

Mito 10: necesitas distribuir agua para más tarde

Si tienes sed, necesitas sentarte a la sombra, refrescarte y beber. Al estar al sol y suprimir la necesidad de agua, puedes sufrir un golpe de calor y desmayarte. Al mismo tiempo, irónicamente, todavía tendrás el agua contigo.

¿Qué episodios absurdos sobre la supervivencia en condiciones extremas has visto en las películas?

Ilustradora Anna Syrovatkina para Genial.guru
7-85
77k
Compartir este artículo