Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Trucos para calmar diferentes tipos de dolor si no tienes medicamentos

A cualquiera le puede suceder: un ataque repentino de dolor punzante, palpitante o ardiente, y no tienes la pastilla adecuada para calmarlo. Puede sonar aterrador, pero no hay nada de qué preocuparse. Existen formas naturales de calmar ese dolor molesto sin usar los analgésicos, desde comer un trozo de chocolate para aliviar el dolor de garganta hasta usar bolsas de té de menta para acabar con el dolor de muelas.

En Genial.guru hemos descubierto algunos trucos que te ayudarán a deshacerte del dolor si no quieres tomar medicamentos o si simplemente no tienes la pastilla necesaria.

1. Come un trozo de chocolate oscuro para calmar el dolor de garganta

  • Qué hacer: si tienes tos y sientes que te duele la garganta, come un trozo de chocolate negro. Elige un chocolate con un gran contenido de cacao.
  • Cómo funciona: según los científicos, el chocolate puede aliviar la tos y curar el dolor de garganta incluso mejor que los remedios convencionales. Los estudios han demostrado que, gracias al cacao, el chocolate reduce significativamente la frecuencia de la tos y funciona mejor que los jarabes de codeína y azúcar.

2. Bebe más agua para aliviar la migraña

  • Qué hacer: beber mucha agua. Los expertos recomiendan tomar al menos un vaso de agua cada 2 horas.
  • Cómo funciona: los dolores de cabeza leves y las migrañas severas a menudo pueden ser provocados por la deshidratación. El desequilibrio de líquidos y electrolitos en el cuerpo no permite que tus sistemas funcionen de la manera adecuada. Beber suficiente agua te ayudará a combatir la deshidratación y aliviar los síntomas de tu migraña.

3. Toma un poco de curcumina para calmar el dolor causado por la inflamación

  • Qué hacer: agrega un poco de cúrcuma o su extracto, curcumina, como condimento a tu comida, si sufres de inflamación.
  • Cómo funciona: la cúrcuma es una especia muy popular en Asia, se usa ampliamente en medicina alternativa gracias a las propiedades antiinflamatorias de su componente, la curcumina. Algunos estudios han comparado la curcumina con los medicamentos convencionales y descubrieron que fue tan eficaz para aliviar el dolor como el ibuprofeno. Los médicos generalmente recomiendan tomar cúrcuma o curcumina en cápsulas a los pacientes que sufren de dolor en las articulaciones.

4. Haz ejercicios de estiramiento para aliviar el dolor de espalda

  • Qué hacer: ponte ropa cómoda y prepara una esterilla de yoga. Hay una variedad de ejercicios de estiramiento que puedes hacer: estiramiento de rodilla al pecho, torsión de rodillas acostado, estiramiento sentado, asanas de yoga de gato y cobra, etc. Si tu dolor de espalda es causado por otras patologías médicas, además de la tensión muscular, debes tener especial cuidado al hacer ejercicios.
  • Cómo funciona: el estiramiento alivia la tensión en los músculos que soportan la columna vertebral mejorando su amplitud de movimiento y tu movilidad física en general.

5. Inhala aceites esenciales para deshacerte de los dolores de cabeza

  • Qué hacer: echa unas gotas de aceite esencial a un pañuelo e inhala el aroma, agrega unas gotas a tu bañera o aplica un poco de aceite en las sienes o la frente. ¡Ten cuidado! Los aceites esenciales pueden causar quemaduras, por lo que antes de aplicarlas a la piel deben diluirse con algún otro aceite (como el aceite de coco, por ejemplo). Hay una gran variedad de aceites esenciales que puedes usar: lavanda, menta, romero, manzanilla y muchos otros.
  • Cómo funciona: se cree que los aceites esenciales tienen un efecto tranquilizante y relajante. Es por eso que pueden ser útiles para tratamiento de los dolores de cabeza causados por la ansiedad y el estrés.

6. Usa té de menta para calmar el dolor de muelas

  • Qué hacer: echa una cucharadita de hojas secas de menta en una taza de agua hirviendo y deja reposar durante 20 minutos. Una vez que esté fresco, enjuaga tu boca con el té. También puedes aplicar una bolsita de té de menta tibia en la muela adolorida y sostenerla durante unos minutos hasta que el dolor calme.
  • Cómo funciona: la menta tiene propiedades anestésicas que explican sus efectos calmantes y analgésicos. Además, se sabe que el mentol que se encuentra en la menta tiene propiedades antibacterianas.

7. Toma un baño con sal de Epsom para curar el dolor de huesos y articulaciones

  • Qué hacer: agrega 2 tazas de sal de Epsom a tu bañera y sumérgete en el agua durante 15 minutos. También puedes sumergir la articulación dolorosa en un recipiente de agua tibia con una taza de sal de Epsom.
  • Cómo funciona: la sal de Epsom es rica en magnesio que regula más de 300 enzimas en el cuerpo y hace que sus sistemas funcionen correctamente. También elimina toxinas y reduce el estrés y la inflamación.

8. Sal a pasear para liberar endorfinas y combatir el dolor

  • Qué hacer: hacer ejercicio es lo mejor para ti, pero si el dolor te lo impide hacer, intenta salir a pasear.
  • Cómo funciona: la actividad física, como hacer ejercicio o caminar, libera endorfinas o sustancias químicas del cerebro que reducen la sensación de dolor. Además, las endorfinas potencian la respuesta inmune y producen sensación de euforia.

9. Come un plátano para aliviar el dolor menstrual

  • Qué hacer: si sientes dolores menstruales, renuncia las galletas y el chocolate que tanto estás deseando a favor de un plátano. Haz un batido con el plátano y otras frutas o cómetelo como si tuvieras prisa.
  • Cómo funciona: los plátanos son ricos en potasio y vitamina B6 que reducen los espasmos musculares y evitan que tu cuerpo retenga agua y te sientas hinchada.

10. Aplica calor para deshacerte de los espasmos

  • Qué hacer: usa una almohadilla térmica para aliviar los espasmos o calambres musculares. Si no la tienes, haz una improvisada con una botella de plástico. Llena la botella con agua caliente, envuélvela en una toalla y aplícala al área dolorosa. ¡Ten cuidado! Nunca apliques calor a las heridas o áreas infectadas, y no calientes demasiado el agua.
  • Cómo funciona: el calor contribuye al relajamiento muscular, alivia el dolor y calma las molestias.

Los consejos que acabamos de compartir contigo han demostrado ser eficaces para aliviar diferentes variedades de dolor en muchas personas. Sin embargo, si tienes un dolor intenso o si tus síntomas no se calman, debes pedir cita con tu doctor y someterte a un examen médico adecuado.

¿Prefieres pastillas o remedios naturales para tratar el dolor? ¿Te gustaría probar alguno de los trucos que acabamos de compartir?

Ilustrado por Ekaterina Gapanovich para Genial.guru