Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Trucos psicológicos para entrevistas que te ayudarán a conseguir trabajo

101128
104k

La capacidad de presentarse es una importante habilidad especialmente útil en una entrevista. El gerente de Recursos Humanos no solo toma en cuenta tu profesionalismo y competencias, sino también la confianza al hablar y una gran cantidad de otros parámetros. Sin embargo, además de tus datos de carácter personal, existen técnicas psicológicas que te ayudarán a conseguir el trabajo de tus sueños más rápido y con mayor facilidad.

Genial.guru investigó cuidadosamente nuevos estudios y encontró técnicas para causar simpatía en tu entrevistador.

1. No propongas reuniones los lunes o viernes

Los psicólogos y empleados de Recursos Humanos experimentados han calculado el momento perfecto para una entrevista: martes, 10:30 a.m. Durante este día y hora tienes más posibilidades de causar fuertes impresiones en tu empleador. El día lunes, después del descanso de fin de semana, es muy difícil para todos, incluyendo para los reclutadores. El viernes todos piensan en el descanso. Así que solo te queda no muy temprano por la mañana a mitad de la semana.

2. Las piernas descubiertas pueden arruinar las impresiones

El color de la ropa influye en cómo nos perciben las personas de alrededor: por ejemplo, un traje azul, gris, café hablan sobre la seriedad de un candidato. La única tonalidad que repele a los empleadores de todos los países es el naranja. A decir verdad, un color no es suficiente, se tienen que recordar un par de cosas.

No olvides las medias. Las encuestas muestran que este pequeño detalle influye en la percepción. Una mujer con las piernas desnudas en una entrevista obtiene un sello de frivolidad.

No olvides los tacones. Psicológicamente, percibimos a las personas altas como líderes y profesionales. Sí, su salario es más alto que el de sus colegas de baja altura.

3. Asistir con ropa que inmediatamente cause simpatía en tu entrevistador

En la psicología existe el término “refuerzo positivo”, que son los resultados favorables de la actividad de una persona que la alientan a continuar con esa actividad. Tú puedes utilizar este efecto a tu favor.

Los refuerzos pueden ser diferentes (elogio, dinero), pero al solicitar un trabajo, tenemos que usar la atracción de la similitud. Incluso el jefe más estricto inconscientemente se sentirá inspirado por la confianza del solicitante con quien tiene algo en común: aficiones, gustos por la ropa, música y libros. Incluso si te encuentras lejos de la perfección, la atracción te ayudará a conseguir puntos extra.

4. Existen palabras que es mejor no pronunciar

Algunas palabras funcionan sobre los empleadores como tela roja en un toro. Los psicólogos incluso realizaron investigaciones especiales y descubrieron que las muletillas “tipo”, “como” e interjecciones “e-e-e” reducen considerablemente las posibilidad de obtener un trabajo.

Sin embargo, esta regla influye únicamente si tu gerente de Recursos Humanos es mayor de 30-40 años. Los jóvenes cazatalentos condescendientemente son partidarios del discurso puro.

5. Una sonrisa puede arruinar las impresiones, incluso si eres un buen profesional

A los gerentes de RRHH no les agradan las personas que sonríen de oreja a oreja. Y aquí la maldad no tiene nada que ver, sino es cuestión de psicología. Una persona que sonríe demasiado es considerada poco seria.

Hay un solo tipo de trabajo en el que aprueban a solicitantes sonrientes: el trabajo que lidia con personas (vendedores, gerentes de piso de ventas). En todas las esferas restantes, los cazadores de talentos quieren ver frente a ellos a una persona con una expresión seria en su rostro.

6. Una maniobra muy astuta al responder a las preguntas del currículum

En las grandes empresas de recursos humanos se llevan a cabo un montón de entrevistas y todas son parecidas mutuamente. El solicitante responde a preguntas que ya estaban en su currículum, así que la entrevista se vuelve muy ligera y suave. Como resultado, para los empleadores, todos los solicitantes se convierten en una persona cualquiera. Pero existe un secreto.

Rompe el guion y di: “Permítame contarle algo que no está en mi currículum”. Esta frase dejará perplejo al cazatalentos y hará que te vea con otros ojos.

7. Una técnica especial de conversación te ayudará a conseguir ventaja

Todas las personas son vanidosas y aman cuando son escuchadas con atención. Los gerentes de Recursos Humanos no son la excepción. Los psicólogos recomiendan aplicar el truco que se llama “escucha reflexiva”. Esta es una estrategia de comunicación que consiste en 3 pasos: “repite”, “acepta” y “agrega”. No solo debes escuchar y asentir con la cabeza, sino también se tiene que dar a entender que has comprendido la información. Por ejemplo:

Gerente: “Para este cargo buscamos a una persona que esté lista para trabajar en una oficina 8 horas de lunes a viernes, y los fines de semana según se requiera. Sin embargo, ofrecemos bonos”.

: “En otras palabras, tendré una semana laboral ordinaria, pero en ocasiones tendré que aceptar un extra de trabajo (“repite”). Esto es algo común en nuestra profesión (“acepta”). Sin embargo, puedo optimizar los procesos para que nadie tenga que venir a trabajar el fin de semana (“agrega”).

Esta táctica te ayudará a ser un verdadero gurú de la conversación. Ya que la persona con la que en un principio estuviste de acuerdo no rechazará la petición.

8. La fotografía para tu currículum debe tener una ligera provocación

Las mujeres que utilizan escote para la foto de su currículum obtienen una entrevista de trabajo con 19 veces más frecuencia. Por supuesto, todo debe de ser dentro de los márgenes de la decencia. Pero si el empleador tiene que elegir entre una dama en camisa con todos los botones abrochados y una chica en una blusa escotada, entonces tendrá preferencias por esta última. La profesión, aquí, no es importante: esta regla funciona en todas las esferas, desde contadores hasta personal de venta.

9. En el rostro hay una parte que atrae la atención del interlocutor

Por supuesto, la persona debe de verse impecable. Sin embargo, en una conversación, inconscientemente nos concentramos en el triángulo de “ojos-nariz-labios”. Los músculos relajados del rostro y un ligero maquillaje no desvían la atención de lo que dices. Mientras que un ceño fruncido, maquillaje demasiado llamativo o una mancha en el rostro impiden que el entrevistador recuerde información importante sobre ti.

10. Lo que estés haciendo en la espera de la entrevista también influye en el resultado

En una entrevista, cada detalle es importante: ellos incluso te ven cuando estás esperando para ser entrevistado. Los profesionales en el área del empleo no recomiendan hablar por teléfono o tomar café. No sabes en qué momento se presentará tu entrevistador.

Es mejor mantener la mano derecha libre para responder a tiempo a un apretón de manos del cazador de talentos. Puedes hablar con la secretaria o administrador, leer un poco el periódico, el cual posiblemente se encontrará en la sala de espera.

Y tú, ¿tienes tus propios secretos para una entrevista exitosa?

101128
104k