Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Consejos para renovar el baño que podrían ayudarte a ahorrar dinero

9-25
835

El baño es uno de los lugares que más frecuentamos en nuestros hogares, y tener el de nuestros sueños puede llegar a ser costoso. Sin importar si es pequeño o grande, una remodelación completa puede llegar a “vaciar las cuentas bancarias”. Sin embargo, existen formas en que puede hacerse la transformación deseada sin gastar tanto dinero.

Genial.guru te mostrará algunos consejos que pueden ayudarte a que tu baño pase de ser sencillo y anticuado a moderno y refinado ahorrando un poco de dinero.

1. Tener un plan antes de empezar

Puede que decidas transformar el baño, pero no sepas por dónde empezar o qué hacer y, a la vez, quieras ahorrar algo de dinero. Quizá pienses que no es necesario, pero el asesorarte con alguien especializado puede aclarar el panorama y ayudarte a conocer cuáles son los puntos débiles.

Si conoces a algún diseñador o arquitecto, puedes pedirle que te dé una mano y preguntarle cómo y qué necesitas para hacer la remodelación. Esto te dará un empujón para empezar con el proyecto de una manera más organizada y ahorrar en imprevistos que puedan surgir al transformar el baño.

2. Espejo reciclado

Muchas veces, cuando estamos frente al espejo, deseamos que sea más grande para así poder ver un poco más. Pero no es necesario comprar esos espejos colgantes para baño que generalmente son muy caros, ya que puedes conseguir uno que se ajuste al tamaño que deseas con un marco que cubra las imperfecciones. Puede colocarse a un costado o como reemplazo del antiguo y darle a tu baño ese toque de modernidad tan deseado.

3. Ahorro en el inodoro

No es necesario hacer un cambio total del inodoro, ya que con tan solo comprar dos tapas, este parecerá completamente nuevo y ahorrarás mucho dinero en instalación y plomería.

4. Accesorios prácticamente gratis

Existen diferentes estilos de diseño que pueden ayudar a que los accesorios del baño salgan realmente económicos. Por ejemplo, con el estilo industrial puedes reutilizar cañerías viejas y otros materiales para hacer toalleros, lámparas, grifos o cualquier accesorio para el baño. Solo hay que dejar volar la creatividad.

5. A veces, lo barato sale caro

Para muchos, esas duchas de revistas que hasta masajes dan pueden ser como un sueño por su valor tan elevado, pero haciendo una búsqueda profunda puede que consigas una similar que se ajuste a tu presupuesto. De igual manera, se recomienda que en algunos accesorios se pague un poco más para garantizar su durabilidad, ya que, a veces, barato puede ser sinónimo de desechable.

6. Qué mejor que un tocador personalizado

Los tocadores son una parte importante del baño, y para la remodelación puede ahorrarse usando muebles viejos, restaurándolos para obtener una pieza original y personalizada. También puedes ir a un mercado de pulgas para ver si consigues alguna ganga.

7. No es necesario tener una tina

Hay que tener en cuenta qué tan seguido se utiliza este hermoso lujo. Generalmente, las tinas cuestan una fortuna, y si vas a usarlas pocas veces al mes, no vale la pena hacer el gasto. Así podrás ahorrar suficiente dinero para invertirlo en otra cosa, a menos que realmente corresponda hacer la inversión.

8. Considerar los estantes abiertos

No solo son más económicos que los cerrados, si no que tienen la virtud de hacer que un baño se vea más espacioso. También son una buena excusa para mostrar jabones decorativos y exhibir toallas coloridas.

9. Papel tapiz o estampas

Puede que quieras darle un lavado de cara al baño, pero pienses que eso implica cambiar los azulejos o restaurar los muebles. Sin embargo, con el papel tapiz o estampas puedes darle un acabado moderno. Puedes hacerlo tú mismo de forma rápida y fácil, lo que te permitirá ahorrar tiempo y dinero. Además, el resultado será casi el mismo que si lo hubiera hecho un profesional. Hay que tener en cuenta que las estampas y el papel tapiz sean adecuados para el baño, resistentes al agua y a la humedad.

10. Un factor “guau” solo pintando

Con tan solo pintar cualquier pieza, ya sea una pared, la tina o los gabinetes, puedes darle al baño un toque moderno y refinado. Es mucho más económico que cambiar los azulejos o modificar por completo cualquiera de los accesorios. También puede cubrirse media pared con baldosas y pintar la otra mitad. Así podrás ahorrar en lugar de comprar para todo el baño.

11. Aprovechar las sobras de construcciones ajenas

Cuando están construyendo su casa, muchas personas compran material de más y generalmente les sobra, entonces buscan la manera de deshacerse de eso que ya no les sirve y lo venden a un precio muy bajo en Internet. Solo basta con encontrar esas gangas, y si luego necesitas comprar más en la tienda local, puedes hacerlo con una muestra de lo que ya tienes.

12. Dejar la distribución tal como está

El hecho de cambiar la ubicación del inodoro o la ducha automáticamente puede incrementar el presupuesto para la remodelación. Esto implica hacer reformas en la plomería, y como esta generalmente está empotrada en la pared, se tienen que romper muros, lo cual requiere mucho más trabajo, tiempo y dinero.

13. ¿Mamparas o cortinas?

Está de más decir que las mamparas dan un toque moderno y elegante al baño, pero también implican gastar una generosa parte del presupuesto. Si tienen un buen diseño, las cortinas pueden dar el mismo aspecto de elegancia, y lo mejor es que pueden cambiarse cuando lo desees. La cortina más cara del mercado nunca llegará al precio de la mampara más económica.

14. Pensar bien en los puntos de luz

Piensa en que el espejo, la ducha y el inodoro deberían tener buena iluminación. Si quieres ahorrar, puede que al principio la inversión sea un poco mayor, pero la luz led es de bajo consumo y es la que más resistencia a la humedad y a las altas temperaturas ofrece en la actualidad.

15. Y no menos importante: buscar opciones ecológicas

Sería bueno que a la hora de buscar y comprar accesorios para el baño se tenga en cuenta el cuidado del medioambiente. Existen inodoros, lavabos y duchas de bajo flujo que no solo ayudan a no malgastar el agua, sino que generalmente valen lo mismo que los tradicionales. Además, estos accesorios también te ayudarán a ahorrar en la factura del agua. También puedes vender el mobiliario viejo, que puede que a ti ya no te sirva, pero para otros de seguro servirá mucho. Así podrás aumentar el presupuesto para la obra.

¿Qué otros consejos de ahorro en las remodelaciones conoces? ¿Qué otro espacio de la casa te gustaría transformar?

9-25
835
Compartir este artículo