Genial
Genial

15 Hábitos en la cocina que es mejor olvidar para no estropear la comida

Se podría pensar que añadir aceite al agua mientras se cocina la pasta evitará que se pegue. Sin embargo, el aceite puede afectar negativamente a este platillo. Si luego queremos añadir salsa, el aceite impedirá que esta se mezcle bien con la pasta y el resultado podría decepcionarnos.

En Genial.guru queremos asegurarnos de que la cena cumpla con nuestras expectativas. Por eso aquí traemos algunas cosas que no debemos hacer para asegurarnos de que salga una comida deliciosa.

1. Añadir aceite al agua al cocer pasta

Algunas personas añaden aceite al agua cuando cuecen pasta. Lo hacen para evitar que el agua hierva en exceso o que la pasta se pegue. Sin embargo, añadir aceite podría no ser una buena idea si planificamos comer esta pasta con salsa, porque el aceite les impedirá mezclarse bien.

2. Escurrir la pasta y enjuagarla

Cuando la pasta está lista, la mayoría de nosotros, probablemente, nos limitemos a escurrir la pasta deshaciéndonos del agua en la que se hizo. Pero conservar el agua, en realidad, puede agregar sabor a nuestro platillo. Y si estamos cocinando pasta con salsa, esta agua también puede ayudar a unir estas dos cosas haciendo que la salsa tenga una consistencia más uniforme. Enjuagar la pasta puede ser la razón por la que la salsa no se pegue a ella.

3. Esperar demasiado para remover la pasta

Es importante empezar a remover la pasta de inmediato. Es más probable que comience a pegarse al principio, debido al almidón que se libera.

4. No dejar que la carne se descongele

Debemos sacar la carne del refrigerador y dejar que alcance la temperatura ambiente antes de cocinarla. De lo contrario, la carne fría se cocinará de manera desigual, con el interior poco hecho y el exterior quemado.

5. No dejar reposar la carne antes de cortarla

Cuando cocinamos carne, la mayoría de los jugos se encuentran en su centro. Por eso, es mejor esperar un poco antes de cortarla para que los jugos se extiendan hacia las zonas periféricas.

6. Remover el arroz

A menos que estemos haciendo risotto, es mejor no remover el arroz. De lo contrario, se activará el almidón, lo que hará que el arroz se vuelva blando.

7. Levantar la tapa al cocer arroz

Si estamos cocinando arroz en una olla, no debemos quitar la tapa para comprobar si el arroz está listo. Si lo hacemos, el calor se escapará y la parte superior estará menos cocida que la inferior. Además, esto alterará la proporción entre agua y arroz, por lo que este último quedará más seco.

8. Freír los alimentos en aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra tiene un punto de humo bajo. Cuando se expone a temperaturas mayores a él, comienza a oler mal y a liberar sustancias químicas tóxicas.

9. No asegurarse de que el pescado esté seco

Si el pescado está mojado en la superficie y lo empezamos a a cocinar en una sartén, se hará al vapor en lugar de dorarse. Eso significa que no tendrá esa corteza crujiente dorada al final.

10. Saltear verduras mojadas

Después de lavar las verduras, debemos asegurarnos de que estén secas. De lo contrario, el agua producirá vapor y las verduras quedarán demasiado húmedas después de la cocción. También perderán su sabor.

11. Añadir mantequilla y crema frías al puré de papas

Si estos ingredientes se añaden fríos, el almidón de las papas no los absorberá correctamente. Por eso, es mejor calentar la mantequilla hasta que se derrita y la crema hasta que empiece a salir el vapor. Y solo entonces añadirlas.

12. Cargar demasiado la sartén

Cuando la carne entra en contacto con una superficie caliente, empieza a perder humedad. Si no hay suficiente espacio y la temperatura es baja, se creará un vapor e incluso agua hirviendo. Como consecuencia, esa carne no se dorará y adquirirá un sabor desagradable.

13. Añadir ajo demasiado pronto

El ajo se quema muy fácilmente, por lo que freírlo primero puede arruinar su sabor. Si lo añadimos al final, podremos estar seguros de que no se quemará.

14. No precalentar la sartén

Debemos calentar la sartén durante unos minutos antes de freír algo en ella. De lo contrario, la carne o el pescado que estamos cocinando no se hará correctamente.

15. No precocinar las papas antes de asarlas

Si metemos las papas crudas en el horno, es posible que acaben quemadas por fuera y no completamente hechas por dentro. Para evitarlo, podemos cocer parcialmente las papas en agua hirviendo antes de asarlas.

Cuéntanos si alguna vez has cometido alguno de estos errores. ¿Conoces más errores comunes que pueden arruinar la cena? Comparte tus consejos a la hora de cocinar en los comentarios.

Genial/Consejos/15 Hábitos en la cocina que es mejor olvidar para no estropear la comida
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos