Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Hechos sobre los huskies que te ayudarán a comprender si esta raza es adecuada para ti

Hace unos años, los huskies siberianos se hicieron muy populares. Cabe mencionar que la serie de culto Juego de tronos jugó un papel importante en ello: la gente elegía esta raza debido a su similitud con los lobos. Es cierto que los dueños de los perros no siempre tuvieron en cuenta que los perros husky son perros de trineo y no son muy adecuados para el papel de mascotas lindas. Los habitantes de las ciudades compraban los cachorros esponjosos de ojos azules, y luego, cuando se convertían en animales grandes que adoran la libertad, los abandonaban. Husky todavía se considera una de las razas más comunes en los refugios para animales sin hogar.

En Genial.guru decidimos recopilar la mayor cantidad de información sobre esta raza para averiguar si vale la pena adquirir este lindo amigo peludo o si es mejor elegir otras razas de perros.

1. Un husky requerirá paseos largos

Estos son perros muy activos, por lo que la mayor parte del día están en movimiento. Al elegir esta raza, ten en cuenta que el perro necesitará paseos intensos regulares, cuanto más frecuentes sean, mejor. Por cierto, recuerda que los huskies son perros de trineo, por lo que les encanta correr. También es posible que tendrás que aprender a trotar junto con tu mascota.

2. El cerebro del perro también necesita entrenamiento

El husky necesita no solo esfuerzo físico, sino también entrenamiento mental. Por lo tanto, su dueño a menudo tendrá que ir con el perro a diferentes lugares, explorar nuevas rutas, jugar y aprender a superar los obstáculos. Con cargas regulares y juegos al aire libre, tu mascota se comportará como el animal más cariñoso y obediente.

3. El husky no es cazador ni protector

Si necesitas un perro para protección, tendrás que elegir una raza diferente. El uso de los huskies para protección es prácticamente inútil, ya que no son agresivos hacia los humanos y casi carecen del instinto protector. Además, los intentos de desbloquear esta agresión pueden conducir al trastorno de la psique del perro y, dado su tamaño, puede ser peligroso para los demás. En cuanto al instinto de caza, en el caso de los huskies es fuerte, pero cazan exclusivamente para sí mismos y no traen presas.

4. Pero se llevan bien con los niños

Los huskies siberianos pueden convertirse fácilmente en grandes compañeros para los niños. Los esquimales que criaron esta raza incluso tenían esta tradición: después del nacimiento de un niño, una manada de perros husky fue llevada a la vivienda para que calentaran al bebé. Es cierto que no debes dejar que los niños paseen solos con este perro. Es que el husky es muy fuerte y suele tirar de la correa, lo que puede causar lesiones a la articulación del hombro o el codo del niño.

5. El husky es muy inteligente, pero terco

Los huskies son difíciles de entrenar, porque son muy independientes. Lo más probable es que el perro entienda perfectamente lo que quieres de él, pero ejecutará todos los órdenes solo si lo desea. Los huskies siberianos no piensan de manera estereotipada, lo que es necesario durante el entrenamiento. Al mismo tiempo, estos perros necesitan tener un líder fuerte a su lado, el que con su perseverancia pueda lograr la obediencia de la mascota rebelde. Por lo tanto, será muy difícil para las personas de carácter débil dominar a estos animales temperamentales.

6. Son perros sensibles

El castigo físico no es la mejor manera de criar perros de esta raza. Debido a algunas particularidades de su carácter, el método de la zanahoria y el palo no funciona en el caso de los huskies. Estos perros son muy emocionales y no toleran la agresión, pueden ofenderse y pasar mucho tiempo sentados en un rincón dando la espalda a su dueño. Criando los huskies, es mejor alabarlos con la mayor frecuencia posible y recompensar con las golosinas por su buen comportamiento. La mascota lo recordará y será un buen chico (o chica).

7. Los huskies suelen mendigar

Los huskies son bastante pícaros. Son muy buenos para fingir y tocar el corazón del público. Básicamente, usan todas sus habilidades artísticas para recibir alguna golosina. Al darse cuenta de que, interpretando un “perrito hambriento”, puede obtener algo sabroso, el husky recurrirá a este truco una y otra vez.

8. Y robar

Si el husky no logró conseguir la golosina, la robará. Huskies y ladrones son palabras sinónimas. Si dejas la comida desatendida, puedes decirle adiós: el perro encontrará la manera de robarla. Y no le importa lo que hay sobre la mesa: un trozo de carne o un plátano.

9. Los huskies pueden atacar a los gatos y otros animales pequeños

Un punto importante: anteriormente era costumbre de alimentar a los perros de trineo solo en invierno, cuando comenzaban a trabajar. El resto del año, los perros se soltaban y vivían en el “pasto”. Por lo tanto, el husky tiene metido en su cabeza que él mismo debe buscar su alimentación. Esta propiedad de la raza trae ciertos problemas para los dueños de estos perros. Entonces, al ver un gato, un pollo e incluso una liebre, el perro probablemente tratará de atrapar y estrangular a la presa. Es cierto que, si un cachorro fue criado con un gato u otra mascota desde la infancia, no los cazará.

10. Los huskies se sienten atraídos por los contenedores de basura

A los huskies les encanta buscar en la basura y hacer suministros. Lo más probable es que tu mascota traiga todos los huesos y otras basuras a casa y los esconda en todos los rincones y armarios. No hay nada que hacer: es su instinto.

11. No ladran

Estos perros no suelen ladrar. Sin embargo, son muy habladores. Experimentando cualquier emoción fuerte, ya sea alegría o indignación, los perros husky comienzan a aullar, al igual que los auténticos lobos.

12. Habrá muchos pelos de perro en tu casa

El husky es bastante limpio, no babea y su pelaje y piel son inodoros. Pero, al comprar un husky, ten en cuenta que realmente tienen mucho pelaje, por lo que es mejor adquirir una aspiradora confiable de antemano. Estos perros mudan su pelo dos veces al año de forma natural, pero es necesario cepillar la capa interna espesa, de lo contrario, encontrarás su pelo en todas partes, incluso en la comida.

13. Al principio tendrás que esconder los zapatos (y no solo zapatos)

El primer año se considera el período de la adolescencia del husky: este es el momento más difícil cuando muerden y rascan todo lo que pueden. Si no se les compran los juguetes o huesos especiales, usarán tus zapatos y otros objetos de valor. Además, el cachorro puede morderte las manos durante los juegos. En este caso, debes educarlo: detén la diversión cada vez que se permita hacerlo.

14. Husky es una raza norteña

Cuando decidas tener un perro de esta raza en tu casa, recuerda que los huskies no toleran bien el calor intenso. Por supuesto que pueden adaptarse al clima cálido, pero es posible que no se sientan de la mejor manera. En el verano, es preferible pasear con ellos por las tardes y de día mantenerse a la sombra. Además, en ningún caso puedes cortarle el pelo y rapar a los huskies: su pelaje es una especie de aislante del calor y la humedad.

15. Estos perros son propensos a escapar

Estos perros suelen adorar la libertad. Hay casos conocidos en que los huskies saltaban las cercas, rompían las ventanas en la casa y se escapaban. Aprenden lo suficientemente rápido como para abrir las puertas y cavar los túneles de escape. No olvides que son animales muy inteligentes.

Conclusión

En general, los perros husky son animales encantadores, son muy sociables y amigables, lo principal es crear la relación adecuada y comenzar a adiestrarlos desde una edad temprana. Entonces tu mascota se convertirá en tu mejor amigo. Sin embargo, si sientes que no puedes dedicar mucho tiempo a su adiestramiento, entonces es mejor abandonar la idea de tener un husky, ya que esta raza lo necesita como ninguna otra.

¿Te gustaría tener un husky? ¿Quizás ya tenías alguna experiencia criando un perro de esta raza?