Genial
Genial

17+ Historias de personas que resuelven los problemas con los niños con la habilidad de Mary Poppins

Una usuaria de Quora compartió la forma ingeniosa de hacer que un niño crea en sí mismo, sea más independiente y esté más motivado. Solo hay que alabarlo por su diligencia o éxito en conversaciones con familiares o amigos de las que él no es partícipe, pero que tú sabes que él puede escuchar de lejos. Esos elogios serán mucho más halagadores y efectivos que los expresados de forma directa.

En Genial.guru, decidimos juntar en el artículo de hoy los trucos más interesantes en la crianza de los niños. Creemos que vale la pena tomar nota de algunos de ellos.

  • Mi hijo tiraba todo lo que estaba en el borde de la mesa. Hasta que una vez, por casualidad, tenía un vaso de plástico con agua helada en mis manos y vi a mi hijo palpando el borde de la mesa en busca de algo interesante. La decisión fue espontánea, puse el vaso de tal manera que lo pudiera alcanzar. Hubo muchos gritos, a pesar de que el agua fría no es peligrosa. Fue así como aprendió a no hacerlo. Y cuando tuvimos a nuestro hijo menor, ya sabíamos qué hacer cuando este empezó a estirar sus manos en búsqueda de algo en la mesa. © pretorean / Pikabu
  • Una vez, a la edad de 3 años, mi hijo estaba jugando y se golpeó la cabeza con el tubo de calefacción. No fue un golpe fuerte, pero comenzó a llorar con ganas y ​​durante mucho tiempo. Esa parte de la cañería era de hierro fundido y ya tenía una pequeña imperfección en el borde. Pegué un salto y me puse a lamentarme, diciendo: “¿Cómo estaremos sin calefacción en invierno? Le quitaste un pedazo, mira...”, mostrándole la vieja imperfección. Se olvidó del golpe de inmediato y ya no quiso llorar. Lo repetí un par de veces en otras ocasiones y siempre se olvidaba del golpe rápidamente. © Vladimir Shirugin/ Facebook
  • Recuerdo que, en el jardín de niños, todo nuestro grupo odiaba comer gachas. La mayor parte de lo que se cocinaba simplemente se tiraba. Pero nuestros maestros fueron inteligentes. Un día de primavera, salimos al patio, nos trajeron rastrillos de juguete, palas, regaderas, baldes y nos dijeron que íbamos a sembrar... gachas. Con gran entusiasmo, comenzamos a cavar algo junto a la cerca, lo regamos y esperamos con ansias a que creciera. Después, nos dijeron que sí había crecido gacha; nos la cocinaron al día siguiente, y la comimos con gran placer. Después de todo, ¡la habíamos “cultivado” nosotros mismos! © Habitación № 6 / VK
  • Para revelar cualquier mentira, los padres de mi esposa les decían a sus hijos lo siguiente: “Abre la boca. Si tu lengua está rosada, estás mintiendo”. Los niños tenían tanto miedo de que los “atraparan” en una mentira, así que mantenían la boca bien cerrada. Ahora lo usamos con nuestros hijos. © ericn8886 / Reddit
  • Si quieres pasar un rato tranquilo, diles a tus hijos que tomarás una siesta y, que cuando te despiertes, todos van a empezar a limpiar la casa. De esta manera, te dejarán dormir el mayor tiempo posible con tal de no hacer los quehaceres del hogar. Mientras tanto, puedes dormir o, por ejemplo, leer. © -eDgAR- / Reddit
  • Mi hijo de 5 años no descansa durante el día, se duerme a las 9 de la noche y se levanta a las 6 de la mañana. A todas mis peticiones de que duerma un poco más, me decía: “Mamá, mira, ya amanece, son las 6 de la mañana”, y después se ponía caprichoso durante el día por no dormir lo suficiente. Pero ayer cerré bien las cortinas de las ventanas y atrasé el reloj 2 horas. Y cuando, como de costumbre, se despertó a las 6 de la mañana y fue al baño, todo en la casa estaba oscuro y eran las 4 de la mañana en el reloj. Así que se fue a dormir obedientemente por un par de horas más. © Priyanka Sinha / Quora
  • Durante varios años, trabajé como niñera de 3 niños, y cada vez que comenzaban a hacer escándalo a la hora de cepillarse los dientes, jugábamos un juego: yo le cepillaba los dientes al hijo mayor, el mayor le cepillaba los dientes al hijo mediano, el hijo mediano le cepillaba al menor, y el menor me cepillaba los dientes a mí. Como el menor lo hacía peor que todos, le permitía cepillarme a mí, ya que simplemente podía rehacerlo yo misma después. Pero al final de este tedioso procedimiento, todos comenzaban a reír y divertirse. © Unknown author / Reddit
  • Resulta que lo más efectivo que motiva a los niños a mantener ordenada su habitación es un robot aspirador. “Esta cosa de hierro inteligente recorrerá el departamento y devorará sus juguetes favoritos si están en el piso”, más o menos así fue mi discurso de motivación, y antes de que pudiera terminar, los niños se apresuraron a juntar los juguetes. Ya pasaron cuatro días, y todavía no he visto ni un solo juguete tirado en el piso. © Snakecatcher / Pikabu
  • Tenía un plato de sopa en el que estaban dibujados un gato persiguiendo a un ratón a lo largo del borde. Entonces mi abuela me decía que tenía que comer la sopa más rápido, porque el ratón tenía las patas cortas y cuando corría sobre un plato lleno de comida, se atascaban, y el gato lo podía alcanzar y comérselo. Como resultado, toda mi vida he amado comer sopa. © Alevtina Bagryantseva / Facebook
  • Tengo 4 hijos y a veces vienen por la noche diciendo: “Papá, hay un monstruo debajo de mi cama”. Tenemos gatos, un perro, loros y muchas otras lindas criaturas en casa. Creo que algún día algún gato o el perro podrían haber hecho ruido debajo de la cama por la noche y así asustarlos. Así que, una vez, le dije a mi hija: “Tenemos una jaula vacía, estaría bueno tener algún otro ser vivo. Tú habías dicho que bajo tu cama vivía una especie de monstruo... ¡Vamos a atraparlo!”. Ella intentó atraparlo durante un par de noches seguidas con toda seriedad, pero después hasta se decepcionó de que no pudo encontrar al monstruo. © andreibelianin / Pikabu
  • Mis hijos tienen 5 y 2 años y, cuando no quieren comer algo saludable, uso el siguiente truco. Señalo algún objeto que no sea demasiado pesado, como un saco o una silla, y le digo a mi esposa: “¿Me pediste que lo llevara a otra habitación?”. Con estas palabras, pretendo que estoy tratando de levantarlo, pero no puedo. Después, cuando los niños empiezan a burlarse de mi “debilidad”, tomo un trozo de comida de su plato y, diciendo que ahora soy más fuerte que un superhéroe, levanto el saco o la silla. Después de eso, los niños devoran la comida de sus platos en un parpadeo. © Amit Singh / Quora
  • Fue hace unos 5 años. Llevé a mi hijo al jardín de niños, y allí la maestra me pidió que la ayudara a limpiar su patio de recreo, que durante la noche se había cubierto de nieve que me llegaba hasta la cintura, y eso que mido 195 cm. Salí al patio y entendí que era un disparate limpiar todo eso yo solo. Así que se me ocurrió una brillante idea, decidí reducir mi trabajo y, al mismo tiempo, traerles alegría a los niños. Tomé una pala y comencé a cavar pasadizos en forma de laberinto. Por la tarde, la maestra casi se puso a besarme de tanto agradecimiento. Dijo que los niños, cuando salieron a jugar, primero tenían frío, pero después empezaron a correr por el laberinto con gritos y risas. Hasta le costó hacerlos volver a entrar para el almuerzo. Y, además, comenzaron a tener muchas más ganas de salir que en otoño. © Cy4o / Pikabu
  • Cuando uno de mis hijitos empezaba a llorar, le decía que debía haber perdido el estado de ánimo en alguna parte. Así que corríamos juntos a buscarlo. Lo encontrábamos en los lugares más inesperados, a veces simplemente se pegaba a la pierna o estaba en la cabeza. Y el niño agarraba el estado de ánimo imaginario y, riéndose, se lo metía a la boca. © Natalya Petrushina / Facebook
  • Tenía 4 años, quería salir a pasear, pero mi madre con desesperación decidió enseñarme a leer, ya que el hijo de su amiga ya leía muy bien. Todos los días, con la frase “los niños buenos deben saber leer”, me daba clases de lectura y yo las recibía con lágrimas y gritos. Los libros se volvieron repugnantes para mí, y fue entonces cuando llamaron a mi abuela para ayudar. Ella pudo convencerme fácilmente. Y aquí está el secreto. Pasaba todo su tiempo libre con un libro y también me leía cuentos de hadas todos los días hasta que me dormía. Cuando comencé a esperar la noche para escuchar una nueva historia, la abuela comenzó a usar un truco. Después de 10 minutos de lectura, cerraba el libro en el lugar más interesante. Yo exigía que siguiera leyendo, a lo que me respondía: “No, quiero leer mi libro; tú puedes leer el tuyo si quieres”. Me enojaba las primeras noches, pero luego comencé a leer yo misma. Desde entonces, me encantan los libros. © Nepridumala111 / Pikabu
  • Le decía a mi hija que habían llamado del hospital para informar que tenían una promoción: a todos los que se vacunaran se les regalaba una barra de chocolate, y que se entregaba con la condición de que el niño no llorara. En el hospital, yo entraba primero al consultorio y le daba a la enfermera la barra de chocolate para que se la entregara a la niña. Después, mi hija hasta empezó a preguntar cuándo habría más “promociones” en el hospital. © Natalya Kozlova / Facebook
  • Criaba a mis hijos sola y me cansaba mucho durante la semana laboral. Los sábados tenía que trabajar en casa y encima llevar a los niños a hacer la compras. Ellos solo querían estar tirados en el sofá y lloriqueaban en respuesta a todas mis peticiones. Cuando ya estaba exhausta, anuncié que el sábado sería el día del “encargado”, día en el que uno de los niños desempeñaría el papel de padre. Le daba al “encargado” un presupuesto para el día y una lista completa de quehaceres: limpiar el baño, hacer las camas, lavar la ropa, comprar comida, ir al banco. Al que le tocaba ser “encargado” tenía que repartir las tareas entre todos y decidir cómo se gastaría el dinero. Como resultado, no solo se empezaron a portar mejor, sino que también aprendieron a tomar decisiones responsables incluso antes de la adolescencia. © rusty0123 / Reddit

¿Qué trucos en la crianza de los niños utilizas tú?

Imagen de portada rusty0123 / Reddit
Genial/Consejos/17+ Historias de personas que resuelven los problemas con los niños con la habilidad de Mary Poppins
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos