17 Bonitos elementos decorativos para la pared que puedes hacer tú mismo

La decoración de nuestro hogar no es algo sencillo, menos aun cuando queremos darle personalidad y carácter, sentirnos en casa y estar realmente cómodos. Una buena manera de darle un toque personal, imprimir nuestros gustos en cada rincón y ahorrar es crear algunos elementos decorativos nosotros mismos. Con un poco de creatividad e imaginación, conseguiremos darle a nuestro espacio un aspecto renovado y fresco.

En Genial.guru, queremos ayudarte a renovar tu decoración; por eso te traemos una lista con algunos elementos que tú mismo puedes crear para adornar tus paredes de forma entretenida y sencilla.

1. Jardines verticales

Las plantas y las flores en casa aportan color, vida y alegría, por lo que una buena forma de cambiar el aspecto de uno de los muros de tu hogar es añadir un lindo y vistoso jardín vertical. Hay distintas formas de hacerlo:

  • Puedes usar un palé, un poco de pintura, unos ganchitos y las macetas que vayas a poner.
  • También se le puede dar la vuelta a un palé y tapar las rendijas de la parte baja con otras tablas y ahí mismo añadir la tierra y las plantas. Si quieres, puedes darle color con un poco de pintura o dejarlo en color natural.
  • Puedes reciclar botellas de refresco o latas y colgarlas con cuerda a distintas alturas de la pared para poner dentro las plantas que prefieras.
  • Reutilizar cajas de madera de fruta o verdura y colgarlas en la pared con flores y plantas también es una opción.

2. Cuadros o carteles motivadores

Esta idea es perfecta para crear un rincón especial y motivador dentro de casa. Un espacio idóneo para este tipo de cuadros y carteles es el estudio o frente al lugar en el que nos sentamos a trabajar. Para hacerlo, solo necesitas un lienzo, un poco de pintura, pinceles (si no te sientes a gusto con el resultado, puedes comprar pegatinas o plantillas) y la frase que más te guste o te resulte más inspiradora, y tendrás un espacio perfecto para crear.

3. Postales

Si eres un gran aficionado a coleccionar postales de tus viajes, o si tienes amigos y familiares que te traigan este tipo de recuerdos, esta idea es perfecta para embellecer una pared de tu hogar. Para llevarla a cabo, hay algunas opciones:

  • Consigue un poco de cuerda o cordel y átalo de un punto a otro de la habitación que prefieras. Luego, cuelga las postales que más te gusten con pinzas.
  • En una tabla de madera o lienzo, puedes realizar un collage con todas las postales que tengas. Solo tienes que darle la forma que prefieras y usar un poco de pegamento.

4. Figuras decorativas con ramas

Puedes hacer este elemento decorativo con tan solo unas cuantas ramas flexibles, cuerda y unos clavos o pegamento. Usando las ramas, puedes crear diferentes decoraciones:

  • Crear la figura que prefieras para más tarde colgarla en la pared.
  • Puedes hacer marcos para fotos dejando el color natural o dándole una mano de pintura.

5. Cuadro con madera y pintura

Este tipo de cuadro es muy sencillo de hacer y queda realmente bonito, original y vanguardista. Para hacerlo, solo necesitarás maderas, pegamento para este material y la pintura de los colores que más te gusten. Puedes hacer estos cuadros tan grandes y largos como quieras, e incluso puedes añadir algún tipo de dibujo.

6. Patchwork

El patchwork es una técnica en alza que se usa cada vez más tanto para colchas, edredones y bolsos como para cuadros, decoración de paredes y suelos. Esta tendencia, que ha llegado pisando fuerte, consiste en combinar diferentes patrones, colores y formas para generar una apariencia asimétrica, pero al mismo tiempo, muy cuidada. Si te animas a probar esta técnica en tu pared, tienes muchas opciones:

  • Puedes hacer pequeñas piezas con tela y papel o cartón y pegarlas en la pared.
  • Puedes comprar azulejos con este tipo de patrones o pegatinas.
  • También puedes hacer cuadros con retales o pedazos de diferentes tipos de tela con el diseño que se te ocurra.

7. Cuadros forrados en tela

Decorar tu pared con este tipo de cuadros es tremendamente sencillo. Solo requieres de lienzos; marcos o tablas de madera; la tela con el diseño, color o patrón que más te guste, y pegamento para tela o pequeños clavos para fijar el material a la tabla. Rápido y fácil, podrás añadir un elemento decorativo personalizado en el rincón de la casa que prefieras.

8. Estantes con cajas de cartón

Una idea que te permitirá reciclar y ahorrar en estantes es utilizar cartón a modo de estantería. Este método te permitirá darle la forma que quieras al estante, hacerlo tan grande o pequeño como necesites, y ponerle los colores o papeles que más te gusten.

9. Cuadros con palitos de helado

Este tipo de palitos de madera permiten crear gran variedad de elementos decorativos; desde pulseras hasta posavasos. En este caso, para decorar la pared con ellos, podemos ponernos creativos:

  • Hacer un cuadro pintando cada palo de un color y pegarlos entre sí, o añadiendo el dibujo o diseño que prefieras.
  • Crear un marco para fotos añadiendo color, abalorios o diamantina.
  • Hacer simpáticos y divertidos personajes para la habitación de los niños.

10. Filigrana en cuadros

La técnica de filigrana de papel, o quilling, consiste en enrollar papeles de diferentes tamaños, grosores y formas para lograr crear cuadros, aretes o figuras (entre otras cosas). Para decorar nuestro muro con cuadros de este tipo, únicamente necesitamos elegir el dibujo o forma que haremos, un lienzo o madera en el cual pegarlo, tiras de papel de diferentes grosores y colores, pegamento, tijeras y una regla especial para la técnica. ¡Los resultados son espectaculares!

11. Decora con washi tape

La cinta washi tape, además de ser económica, puede usarse de diferentes formas y la puedes encontrar en diversos colores, texturas, diamantinas, dibujos, patrones y diseños. Es tan versátil que nos permite personalizar prácticamente cualquier cosa, incluso nuestra pared:

  • Podemos pegarla directamente en la pared, dándole la forma que queramos.
  • También podemos hacer cuadros.
  • Se pueden decorar marcos con la cinta para darles una toque único.

12. Decora con botones

Nunca habríamos imaginado tener botones en un cuadro en la pared, pero lo cierto es que el resultado nos encanta y nos parece sumamente original. Solo tienes que agarrar un lienzo o tabla, pintarlo como más te guste y acomodar o distribuir los botones para crear la forma que has elegido. Fácil, ¿no crees?

13. Pompones de tela o papel

Los pompones son tendencia tanto en ropa y accesorios como en decoración. Hacer este tipo de adorno es sencillo: no requiere de mucho tiempo ni materiales, y el resultado es hermoso. Solo necesitas papel (tisú o crepé) o tela (con lo que prefieras hacerlos), unas tijeras y un trozo de cuerda, lana o cordel; es todo. Muy poco para tan buen resultado, ¿no crees?

14. Estanterías flotantes

Si tienes algunos adornos y no sabes cómo o dónde acomodarlos y que se vean bien, esta es una buena solución. Las estanterías flotantes son un recurso moderno y en tendencia que solo requiere de una base de madera, unos agujeros, una cuerda resistente, un clavo o gancho en la pared, ¡y listo!

15. Telares de macramé o lana

El macramé vuelve a estar de moda, y es que se vuelve a ver en todo tipo de adornos y elementos decorativos. Para hacer un telar de este material, solo necesitarás unas tijeras, un palo o rama, hilo de macramé (del color que más te guste) y cuerda. Si ya tienes todo, es el momento de elegir un patrón perfecto para el rincón que vas a decorar.

16. Guirnaldas

Las guirnaldas son un elemento decorativo recurrente desde hace mucho tiempo; sin embargo, nunca han pasado de moda. Para hacer una, solo se necesita un poco de cuerda, hilo o lana, papel o cartón y elegir una forma: pueden ser corazones, estrellas, círculos, banderas, flores, borlas, letras, animales, pompones y muchas cosas más.

17. Mariposas de papel

Si te gustan las mariposas, este es el adorno perfecto para tu pared. Con un poco de papel de tu color o diseño preferido, un molde de la mariposa que más te guste y unas tijeras, ya tendremos casi todo hecho. Los siguientes pasos son recortar las siluetas de diferentes tamaños, doblarlas en el centro y pegarlas en el lugar que hayas elegido.

Las opciones para darles una nueva imagen a nuestros muros y a nuestra casa son múltiples y muy variadas. ¿Qué opción elegirías? ¿Has aplicado otras técnicas o ideas para decorar las paredes de tu hogar?

Imagen de portada Wirestock / Depositphotos
Compartir este artículo