Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

6 Consejos para maquillarnos cuando llevamos gafas y mejorar nuestra apariencia (y trucos de cosméticos básicos)

Maquillarse es un aprendizaje que para algunas puede llevar más tiempo que para otras. Seguir las tendencias y tips de los tutoriales que hay en las redes tampoco es fácil. Además, las personas que usamos lentes tenemos una tarea más complicada, ya que las gafas cubren gran parte de nuestro rostro. Por fortuna, mejorar nuestras habilidades es solo cuestión de práctica.

Genial.guru preparó para ti una miniguía de trucos para conseguir un buen look y que tus ojos y maquillaje siempre se vean bien. Para completar tu estilo, al final del artículo encontrarás un bono con aspectos básicos de los cosméticos.

1. Resalta la forma natural del ojo

Para empezar, debes identificar cuál es tu tipo de ojos, si son almendrados, rasgados, grandes o caídos para conocer las áreas en las que debes enfocarte y así resaltar la forma natural:

  • El arco de la ceja: allí se aplica un color muy suave o tono nude.

  • La cuenca: lleva color marrón mate para resaltar el ojo.

  • Párpado superior: en esa zona se aplica un color rosa mate para darle luz a la mirada.

2. El maquillaje depende del estilo y material de las gafas

Gafas de pasta gruesas

Las gafas de pasta son las más usadas por la gran variedad de colores, tamaños y diseños que poseen. Eso las vuelve las protagonistas del rostro, haciendo que los ojos parezcan más pequeños. Por eso debes marcar muy bien el contorno y la línea superior con un perfilador, preferiblemente de color marrón, además de emplear una buena máscara de pestañas que dé volumen.

Gafas finas y delgadas

Contrario a las anteriores, las monturas delgadas permiten ver un poco más los ojos y apreciar mejor el maquillaje. Si vas a usar unas de este tipo, puedes optar por sombras de colores más vivos, tonos más oscuros y ahumados que destaquen la mirada, y hacer un delineado más atrevido.

Gafas de colores y llamativas

Las monturas de colores de por sí ya son muy llamativas, por lo que debe elegirse un maquillaje que no les quite protagonismo y mucho menos que sature la parte superior del rostro. Es por eso por lo que es mejor optar por tonos suaves, y el delineado también debe ser natural y neutro. En el lagrimal debes aplicar iluminador para resaltar tu mirada.

3. Los cristales para miopía o hipermetropía influyen en la técnica

Las gafas para corregir la miopía poseen cristales gruesos, los cuales hacen ver los ojos más pequeños. Para compensar eso, debemos usar técnicas para agrandar el ojo, optando por tonos de sombras claros en el párpado superior y usando uno neutro en la cuenca. Además, hay que iluminar el lagrimal y la zona inferior de las cejas. Por el contrario, las gafas para hipermetropía pueden hacer que los ojos luzcan más grandes, consiguiendo que el maquillaje se note más. Debido a eso, es recomendable usar colores marrón y negro, y marcar la línea de agua para reducir la mirada.

4. Iluminador y corrector

La estructura de las gafas genera sombras en el rostro. Por eso es indispensable corregir las ojeras y usar iluminador en el lagrimal y el pómulo para dar luz y abrir la mirada.

5. Las cejas

Son las encargadas de enmarcar el rostro, y complementan la expresividad de nuestra mirada. Además, como las gafas atraen la atención a la zona superior de la cara, es indispensable llevar las cejas siempre bien definidas, peinadas y maquilladas.

6. Opciones de colores para tus labios

El tono de labial va a depender siempre de las gafas. Si estas son coloridas o muy llamativas, se vuelven las protagonistas del rostro, por lo que el maquillaje en los labios debe ser discreto, con colores nude. Por el contrario, si usarás gafas sencillas o negras, puedes optar por labiales de tonos intensos como el rojo o el violeta.

Bono: aspectos básicos de maquillaje

Aunque en este artículo nos enfocamos en el área de los ojos, no olvides que hay otros elementos del maquillaje que también debes tener en cuenta para crear un look perfecto:

  • Utiliza una base de maquillaje acorde a tu tono y tipo de piel. Aplícala uniformemente para cubrir las posibles imperfecciones.

  • Para matizar el rostro y sellar los productos, recuerda aplicar polvo compacto. Esto también ayudará a que el maquillaje dure más tiempo y no tengas que retocarlo varias veces al día.

  • Puedes aplicar algo de rubor para darle luz y brillo a tu rostro.

  • La máscara de pestañas debe ser flexible y de larga duración. Además, debe ayudar a que tu mirada sea más intensa y a ampliar los ojos.

¿Cuáles son tus mejores trucos para maquillarte?