Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Productos por los que el cabello pierde brillo y se cae en exceso

Los expertos estiman que una mujer, de media, gasta durante toda su vida alrededor de 55 000 USD en el cuidado del cabello. Su crecimiento y salud están vinculados a diferentes condiciones: desde cuestiones hereditarias hasta el estrés. Un gran número de personas también está buscando una solución a esto en los alimentos y trata de elegir ciertos complementos y productos en pro de mejorar la densidad y el brillo de su cabello. Sin embargo, no todos saben que existen comidas y alimentos “traicioneros” que, para fortalecer y hacer crecer el cabello, deberían, por el contrario, ser excluidos. Y tan pronto como sea posible.

Genial.guru ha elaborado para ti una lista de productos que, según los expertos, suponen una amenaza real para el cabello. Échale un vistazo. Tal vez en ella encuentres una comida que adoras, pero que, ni por asomo, conoces los peligros que la misma conlleva.

1. Productos lácteos

Los productos lácteos son perjudiciales para el crecimiento del cabello porque causan un aumento de la cantidad de sebo. Se pueden formar placas epidérmicas en la superficie del cuero cabelludo que, al acumularse más, hacen que el folículo piloso disminuya, haciendo el cabello más fino y ralentizando su crecimiento.

Los expertos recomiendan guardar cierto cuidado con los productos lácteos, especialmente, la leche pasteurizada.

2. Pescado

En los productos de pescadería encontramos todo un conjunto de oligoelementos importantes para el cuerpo humano. Sin embargo, estos también pueden contener mercurio, lo que afecta a la caída del cabello. La caballa, por ejemplo, y algunos tipos de atún y pez espada contienen más mercurio que otros. Por eso, no debes comerlos en grandes cantidades. También es preferible optar por peces de tamaño más pequeño.

3. Bebidas gaseosas

Las bebidas carbonatadas se consideran uno de los productos con un nivel de ácido más alto. Su consumo frecuente conlleva a una mala nutrición del cuero cabelludo y del cabello, acelerando su caída. Es mejor reemplazar los refrescos con gas por jugos de hortalizas, los que se enmarcan en el grupo de alimentos alcalinos. Contribuyen a la normalización del equilibrio del pH celular y al notable fortalecimiento y crecimiento del cabello.

Los jugos de zanahoria, apio, coliflor, pepino y remolacha se consideran los más saludables.

4. Productos con un índice glucémico alto

Los alimentos con un índice glucémico alto, como el pan blanco, las palomitas de maíz, los cereales procesados, el chocolate y la bollería, pueden reducir la sensibilidad a la insulina, lo que provoca un exceso de azúcar en sangre. Según diversos estudios, esto puede provocar calvicie prematura del tipo masculino.

Para evitar que el cabello se vuelva más fino, es mejor optar por alimentos con un índice glucémico bajo. Por ejemplo, el pan integral, arroz, trigo sarraceno y hortalizas.

5. Productos ricos en vitamina A

Las yemas de huevo, la mantequilla y la crema de alta calidad, el hígado y los distintos tipos de queso contienen la mayor cantidad de vitamina A beneficiosa. Sin embargo, su consumo en exceso puede provocar que el cabello se vuelva más fino. Es por eso que los expertos aconsejan tener cierto cuidado con el uso de diversos complementos alimentarios y cosméticos que contienen vitamina A si tu dieta ya alberga la ingesta suficiente.

6. Alimentos que contienen selenio

Este oligoelemento contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico y activa las funciones protectoras del cuerpo. Alimentos ricos en selenio: nueces de Brasil, boletus, setas ostra, tocino de cerdo, ajos, pistachos y coco. La dosis diaria de selenio para los adultos es de 55 mcg para mujeres y 70 mcg para hombres. Sin embargo, un exceso amenaza con la caída del cabello.

Es por eso que uno debe ser especialmente cuidadoso con diferentes complementos si estos contienen selenio.

7. Alimentos fritos y grasos

Consumir alimentos fritos y con grasa puede provocar la obstrucción de las arterias y aumentar la producción de sebo, lo que, a su vez, provoca una disminución en el tamaño de los folículos pilosos, empeora el flujo sanguíneo y puede obstruir los poros del cuero cabelludo. También aumenta el nivel de la hormona dihidrotestosterona, la que influye en la pérdida del cabello. Los expertos recomiendan revisar la dieta en vez de tratar de resolver el problema del cuero cabelludo graso solo con la ayuda de un champú.

Este tipo de alimentos “peligrosos” también incluye a los productos con aceites hidrogenados: papas fritas, copos de maíz, productos procesados, productos para untar (tipo “mantequilla ligera”), mayonesa, kétchup y similares.

¿Y de qué productos no esperabas semejante traición?

Imagen de portada Depositphotos, Depositphotos
Compartir este artículo