Genial
Genial

8 Servicios y objetos que cuestan un ojo de la cara y que pueden hacerse de forma casera

Aunque tengamos una buena posición económica, si nos dijeran que todos los meses podemos ahorrar dinero extra sin cambiar demasiado nuestro día a día, seguramente muchos pararíamos los oídos. De hecho, si somos disciplinados con nuestros ahorros, a la larga podremos cuidar mejor nuestro dinero. Simplemente hay que tener un poco de ingenio y motivación.

Es por eso que en Genial.guru te compartimos algunos tips de cosas en las que puedes ahorrar si las haces por ti mismo.

1. Intercambia tu casa al viajar

Una idea que va ganando popularidad entre los viajeros es el intercambiar su casa cuando salen de vacaciones. Se trata de una gran idea para ahorrarse un poco de dinero. De este modo no pagarías hospedaje, y ya que tu casa se quedará desocupada mientras estés fuera, ¿por qué no hacer un intercambio con personas que estarían felices de quedarse en tu hogar mientras tú puedes quedarte en el suyo? Créanlo o no, es una idea novedosa que te permitirá ahorrar algo de dinero.

2. Ahorra en productos y juguetes para niños

Si eres un padre primerizo, seguramente estás muy entusiasmado por darle lo mejor a tu bebé, y es probable que no escatimes en gastos para que tu hijo lo tenga todo. Pero quizá sea bueno que te lo pienses, pues muchas veces quienes comercian con toda suerte de productos usan trucos para convencerte de que necesitas comprar cosas que en verdad no requieres.

Por ejemplo, calentadores, o pañales especiales, etcétera. Un padre experimentado podrá asegurarte que no necesitarás nada de eso. Mejor cuida tu dinero y compra solo lo necesario.

3. Invierte en filtros purificadores en lugar de comprar agua embotellada

Es tan habitual que convivamos con las botellas de agua que se consiguen en cualquier supermercado, que nos parece lo más común del mundo comprar varias de ellas.

Sin embargo, si lo pensamos un poco, no solo resulta caro, también es perjudicial para el medio ambiente, pues las empresas utilizan grandes cantidades de plástico en su fabricación, y muchas veces las botellas desechables van a parar a la basura. Una gran alternativa para cuidar del medio ambiente a la vez que cuidamos de nuestros bolsillos es la de los filtros purificadores de agua. Son más económicos y accesibles.

4. Lavar en seco, en lugar de ir a la tintorería

Es muy importante cuidar de nuestras prendas, y sabemos que en ocasiones es necesario ir a la lavandería o a la tintorería para que nuestra ropa se lave con sumo cuidado. Pero quizá podríamos ahorrarnos unos centavos si lavamos en casa, ya sea a mano o a máquina. No siempre es necesario ir a la tintorería cada vez.

Es más conveniente conocer la diferencia entre lavar en seco o a máquina, en cuyo caso podemos ir a la tintorería, o lavar desde el hogar. Basta con leer la etiqueta de nuestras prendas a la hora de lavar.

5. Dona tus muebles en lugar de pagar para que se los lleven

Ya sea porque te vas a mudar, vas a viajar, o simplemente has decidido cambiar de muebles, quizá estés considerando llamar a alguna empresa para que saque esos objetos de tu casa.

Pero, ¿se te ha ocurrido la posibilidad de donarlos a la caridad? No solo ayudarás a alguien que necesite esas cosas que tú ya no, sino que además estarás siendo amigable con tu bolsillo, pues no tendrás que pagar a nadie para sacar tus muebles, sino que muchas asociaciones estarán dispuestas a recoger tus muebles sin que gastes nada por ello.

6. Ahorra en tus anteojos

Al igual que con muchos trucos publicitarios, los vendedores de lentes querrán convencernos de que necesitamos de todo: materiales ultra resistentes, contra arañazos o rayos UV, antirreflejantes, etcétera. Y seguro que todo eso nos parecerá atractivo, y hasta estaremos convencidos de haber hecho una compra inteligente, pero lo cierto es que esto no siempre tiene sentido para todos.

En ocasiones conviene saber qué debemos comprar y para qué, en lugar de malgastar nuestro dinero por poseer cosas que en realidad no necesitamos.

7. Lava tu auto tú mismo

Sabemos que la experiencia del autolavado es atractiva y divertida. ¿A quién no le gusta atravesar conduciendo todos esos sistemas de lavado mientras puede escuchar música o tomar un café? Pero esta puede no ser la mejor idea, y puede afectar a nuestros bolsillos a la larga. Lavar nuestros autos con nuestras propias manos puede ayudarnos a ahorrar un poco de dinero. ¡Puede ser tanto o más divertido como un autolavado!

8. Planifica tus comidas y prepara tus alimentos

Sabemos que el ritmo de vida que llevamos, por nuestros trabajos, no siempre nos permite cocinar, y resulta más atractivo comer algo por la oficina, pedir comida a domicilio, o tal vez ir al final de un día difícil a un restaurante gourmet. Pero todas estas opciones pueden afectar nuestros bolsillos.

En cambio, si logramos planificar nuestras comidas, podremos ahorrarnos muchísimo dinero. Más aún, si preparamos nuestros propios insumos, como mayonesas o mermeladas.

¿En qué otras cosas gastamos demasiado dinero y quizá se podría ahorrar más?

Genial/Consejos/8 Servicios y objetos que cuestan un ojo de la cara y que pueden hacerse de forma casera
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos