Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

8 Productos cosméticos que usamos mal

Seguramente te ha pasado alguna vez: un limpiador bien promocionado convierte tu piel en el desierto del Sahara, y la mascarilla la hace aún más seca que antes. Pero no te apresures a tirar el contenido de tu bolso de maquillaje a la basura. Puede ser que solo haya que hacer un pequeño cambio en la forma de usar algunos productos, y los nuevos cosméticos realmente valdrán la pena.

En Genial.guru averiguamos los errores de belleza más frecuentes y queremos compartir nuestros descubrimientos contigo.

1. Usar toallitas para eliminar el maquillaje diariamente

Al parecer, esto sería los más cómodo. Sacar el maquillaje y listo. Pero no puedes usar toallitas siempre: no limpian la piel bien. Además, las toallitas a menudo están hechas de material rasposo, que causa irritación, seca y estira la piel. Por lo tanto, son buenas cuando no hay agua ni limpiador a mano, y para el cuidado diario de la piel, necesitas comprar geles y espumas especiales.

2. Considerar el suero para la piel como un producto independiente

Se debe aplicar suero antes de usar una crema humectante y es mejor hacerlo por la noche, especialmente si contiene retinol. Esto permitirá que la piel obtenga suficiente cantidad de las sustancias necesarias. Una mascarilla para la cara ayudará a consolidar el efecto. En el verano, los productos con retinol se deben ser usados solo con un protector solar, ya que hacen que la piel sea demasiado sensible a la luz, lo que puede causar quemaduras solares.

3. Usar esponjas secas para aplicar la base

La mayoría de las esponjas, especialmente las populares Beauty Blender, requieren humedecimiento. Cuando están secas, absorben demasiado producto cosmético y no lo distribuyen uniformemente.

4. No distinguir entre concealer y corrector

Muchos confundimos estos dos productos, por lo que lo dejaremos en claro: el concealer solo se usa para el área alrededor de los ojos, y el corrector se necesita cuando quieres ocultar defectos de la piel en la cara. La aplicación de ambos productos tiene sus propios matices. Cuando usas el corrector, primero debes humedecer la piel alrededor de los ojos. En el caso del corrector, debes aplicar una sola capa masajeando la piel y no espaciando el producto, para que la cara se vea lo más natural posible.

5. Usar geles y espumas limpiadores faciales solo para remover el maquillaje

Los limpiadores aportarán un beneficio mucho mayor a la piel si se usan no solo por la noche para sacar el maquillaje, sino también por la mañana. De esta manera eliminamos el sebo, las partículas de piel endurecidas, el sudor y la suciedad que penetran en la piel desde la funda de la almohada durante la noche. También es mejor abandonar por completo los exfoliantes y optar por los limpiadores y productos suaves con ácidos, ya que la limpieza agresiva causa lesiones en la piel.

6. Dejar la mascarilla durante la noche o quitarla después de que esté completamente seca

Cada tipo de mascarilla debe ser usada de acuerdo con las instrucciones. No dejes el producto durante la noche si el fabricante no lo recomienda, ya que esto puede causar problemas en la piel. Las máscaras de tela deben ser quitadas antes de que se sequen: de lo contrario, la máscara comienza a absorber la humedad de la piel, lo que provoca una sensación de estrechez en la piel. Lo mismo se aplica a las máscaras de arcilla: deben aplicarse en una capa gruesa para que la humedad se evapore más lentamente, y sacarla mientras la arcilla todavía está pegajosa.

7. Limpiar la cara con una loción de alcohol

Las lociones faciales difieren en sus efectos sobre la piel. En consecuencia, sus composiciones varían dependiendo de las funciones del propio producto. Sin embargo, la mayoría de las lociones se crean a base de alcohol, y si las usas todo el tiempo, la piel comienza a producir más glándulas sebáceas en respuesta a una sustancia agresiva. Además, se recomienda aplicar la loción es varios puntos, y no en toda la cara.

8. No remover el agua micelar

El agua micelar es muy similar a la loción, con la única diferencia de que no contiene alcohol sino otros surfactantes (micelas) y el sucio recolectado por esta permanecerá en la piel si no te lavas la cara después de usarla. Con el contacto prolongado con la piel, el agua micelar comienza a actuar como un jabón y puede causar irritación.

Esperamos que nuestros consejos te ayuden a verte encantadora en cualquier situación y a no usar una cantidad exagerada de productos cosméticos. ¿Qué errores cometían tú o tus amigas anteriormente? ¡Comparte tus experiencias en los comentarios!

Imagen de portada depositphotos, depositphotos
Compartir este artículo