Genial
Genial

9 Puntos importantes al elegir la ropa de cama para dormir como un bebé

Unas sábanas frescas y limpias son, por supuesto, la clave para un sueño bueno y agradable. Por eso, recopilamos los puntos principales a los que hay que prestar atención a la hora de comprar ropa de cama nueva, para que el deseo de dormir bien no se convierta en una decepción.

En Genial.guru sabemos lo importante que es dormir para rendir bien y estar de buen humor. Confiamos en que estos consejos te ayudarán a elegir las sábanas de tus sueños.

1. Lee detenidamente la etiqueta

Lee detenidamente toda la información de la etiqueta sobre el fabricante, tejido y composición de la ropa de cama. Esto también es importante porque contiene recomendaciones del cuidado adecuado del artículo para que este dure más. Por ejemplo, es mejor lavar las telas de algodón a una temperatura más baja que en el caso de las sintéticas. Además, no todos los materiales requieren ser planchados. Al leer la etiqueta y las instrucciones, evitarás equivocarte a la hora de comprar y podrás elegir la ropa de cama adecuada teniendo en cuenta las recomendaciones para su cuidado.

2. Elige bien la tela

La comodidad de las sábanas depende directamente de la tela con la que están confeccionadas, así como de tus preferencias individuales: algodón, lino, seda, bambú o sintético. Los términos “calicó grueso”, “popelina” y “satín” no reflejan la composición de la tela, sino el método de tejer los hilos. Por ejemplo, las sábanas de calicó también se hacen de algodón.

Los tipos de algodón más populares son el satín y el ranfors. El primero es muy suave, satinado y casi no se arruga, mientras que el segundo es más resistente al desgaste y económico. Las sábanas de lino pueden ser un poco duras, pero no provocan alergias y tienen un efecto de micromasaje. Si quieres sábanas de color liso, típicas de los hoteles, pregunta en las tiendas por el satín a rayas.

3. Elige las sábanas según tu percepción del frío

¿Eres muy friolero y te tapas con una manta incluso en verano? ¿O a menudo te da calor y durmiendo te quitas la sábana o sacas una pierna y la dejas al descubierto? Expertos sugieren tener en cuenta estos puntos a la hora de elegir la ropa de cama. Si tienes frío con facilidad, las sábanas de franela serán la mejor solución. Gracias a sus diminutas fibras, las percibirás cálidas apenas las toques. El satín también conservará el calor durante toda la noche. Si eres un amante del frío, es mejor que te fijes en el percal o el lino, que son muy transpirables y no dejarán que tengas calor excesivo.

4. Revisa las medidas de la cama

Asegúrate de que la funda nórdica sea del tamaño adecuado para el edredón, y la sábana para el colchón. Una funda nórdica de tamaño equivocado puede causar frustración, especialmente por la noche, cuando tienes que mover el edredón adentro de esquina a esquina. Las medidas del colchón no son solamente “individual” y “matrimonial”. Es importante tener en cuenta su altura para que la sábana no quede pequeña, dejando al descubierto el colchón por los laterales.

5. Elige ropa de cama cómoda para los niños

Para la piel sensible de los niños se recomienda elegir sábanas de franela. Es un tejido de algodón natural que permite que la piel respire y, al mismo tiempo, guarda el calor en invierno gracias a sus fibras. La franela es hipoalergénica, tiene propiedades absorbentes y es relevante en las estaciones frías.

Las sábanas de franela evaporan el exceso de humedad del cuerpo del niño, proporcionándole una sensación de un calor agradable. El único inconveniente de este tejido es que sus fibras empiezan a formar bolitas tras varios lavados. Al comprar la ropa de cama para bebés, puedes confiar en tu propio sentido de la belleza. Pero para los niños mayores, es mejor elegir las sábanas teniendo en cuenta su opinión. Es posible que a muchos no les gusten los dibujos de conejitos o dinosaurios.

6. Dales la vuelta y revisa los accesorios

Este procedimiento es necesario para comprobar la calidad del artículo. Los hilos que sobresalen y las puntadas sueltas harán que las sábanas se desgasten rápidamente e incluso se dañen durante el lavado. Los cierres deben estar bien cosidos y preferiblemente ocultos. Los tiradores que sobresalen pueden dañar la tela durante el lavado o arañarte por la noche, interrumpiendo tu sueño. Por eso, también es mejor optar por cierres ocultos.

7. Encuentra un compromiso con todos los miembros de tu familia

“Desde que tuvimos a Sally, poco a poco fuimos reemplazando toda nuestra ropa y sábanas por otras prendas de colores más claros. Los ’papás’ de gatos blancos lo entenderán”.

Nuestras mascotas pueden ser uno de los factores decisivos a la hora de elegir el color de las sábanas. Si a tus amigos de cuatro patas les gusta visitar la cama de sus dueños, tendrás que elegir el tono adecuado de sábanas y otros accesorios. De lo contrario, estas cosas rápidamente empezarán a verse desordenadas.

Pasamos durmiendo una gran parte de nuestra vida, por eso no tiene nada de malo dedicarle mucho tiempo y atención a la elección de colores y diseño de la ropa de cama. Una solución óptima puede pasar por los tonos pastel universales que hagan juego con otros textiles en la habitación.

8. Opta por una sábana bajera ajustable

Considera los beneficios de las sábanas bajeras ajustables. No se escapan del colchón durante la noche, se ajustan bien a él y ayudan a la cama a tener un aspecto ordenado. Al comprar una sábana de este tipo, asegúrate de haber medido el colchón, comprueba la calidad de las costuras y mira si el elástico está bien cosido.

Planchar una sábana de este tipo no es tan difícil como parece, pero se requiere de habilidad. Primero debes doblar dos esquinas en un lado hacia adentro. Luego doblar toda la tela por la mitad, metiendo dos esquinas del lado opuesto de la sábana en las esquinas dobladas anteriormente. Después, dobla la sábana en cuatro y plánchala. No es necesario planchar los pliegues, ya que estas partes estarán ajustadas al colchón y se alisarán solas.

9. Abstente de comprar sábanas negras

Sin duda, la ropa de cama negra se ve muy elegante en las fotos. Sin embargo, al comprarla, debes tener en cuenta que tendrás más calor en épocas cálidas que con sábanas blancas o de tonos claros. Además, se verán todas las pelusas, por muy pequeñas que sean, partículas de piel y pelo de mascotas. La ropa de cama negra adquiere rápidamente un aspecto descuidado y necesita de lavados frecuentes. Sería mucho más práctico optar por tonos claros o pasteles.

  • Las sábanas negras, al igual que de color morado (hechas de algodón), también son una tontería. Porque se les pega todo, y se ve cada migaja, mota o un pelo de gato. La mejor ropa de cama es la de satín, porque no se le pega nada. © ***naya_olya187 / Twitter

¿Qué trucos tienes para elegir las sábanas? ¿Siempre has tenido suerte comprándolas o alguna vez ha habido algún fracaso?

Genial/Consejos/9 Puntos importantes al elegir la ropa de cama para dormir como un bebé
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos