Genial
Genial

Miniguía para saber cómo maquillarse de acuerdo con el tipo de rostro

No todas tenemos las mismas características faciales, e identificar la forma del rostro puede ayudarnos a lograr un maquillaje profesional desde la comodidad de nuestras casas. La aplicación estratégica del rubor, bronceador e iluminador en ciertas áreas de tu rostro podría ayudarte a resaltar tus atributos, suavizar las expresiones y mejorar la apariencia.

Genial.guru quiere compartir contigo algunos secretos de belleza para que elijas los que mejor se adapten a la forma de tu cara.

Identifica la estructura de tu rostro

Para descubrir la forma de tu cara, debes fijarte en tres criterios clave: la parte más ancha de tu rostro (frente, mejillas, mandíbula), la línea de la mandíbula (redonda, cuadrada, puntiaguda) y la longitud de tu cara (corta o larga). Al conocer cuál es tu tipo de rostro, podrás poner en práctica los siguientes consejos de maquillaje.

1. Rostro ovalado

Las personas con rostros ovalados tienen la frente un poquito más ancha que su mentón curvo, y sus pómulos son la parte más ancha de su cara. Si perteneces a este grupo, considérate afortunada. Esta forma es ideal debido al equilibrio simétrico de las facciones. Por ello, no necesita de muchas correcciones. Al maquillarte, deberás resaltar los ángulos naturales.

Espolvorea bronceador desde el exterior de las cejas hasta la parte superior de las mejillas. Aplica rubor en las partes más prominentes de tus pómulos, difuminando hacia arriba. El iluminador debe ir en el centro de la frente, la nariz y la barbilla. Y no olvides que las cejas deben ir definidas pero no exageradas, en ángulo, con un levantamiento natural en el arco. Puedes experimentar bastante cuando se trata de cosméticos para labios y sombras de ojos.

2. Rostro cuadrado

Una cara cuadrada consta de una fuerte línea de la mandíbula, además de un ancho igual desde los lados de la frente y las mejillas hasta la quijada. Estas características afiladas y angulares son perfectas para resaltar las facciones. El maquillaje debe suavizar las líneas de los contornos para realzar la definición de la estructura ósea.

Para el bronceador, opta por un par de tonos más oscuros que el color natural de tu piel. El contorno debe comenzar por la línea del cabello para lograr una apariencia de una frente más delgada y un efecto degradado. Además, aplícalo en los bordes exteriores de la línea de la mandíbula para atraer la atención a los labios. Ilumina el centro de la frente, resalta por debajo de los ojos y aplica iluminador en el centro de la barbilla.

3. Rostro de triángulo invertido o corazón

Si tienes forma de corazón, tus pómulos son anchos y prominentes. Tienes una frente ancha y redondeada en la línea del cabello, además de una barbilla puntiaguda. La línea de las mejillas y los lados de la cara se estrechan hacia la mandíbula. Estas características hacen que tu cara sea pequeña y dulce.

Al maquillar, disimula la frente ancha y la mandíbula estrecha. Aplica bronceador en las sienes y debajo de los pómulos. También agrega profundidad y ancho al área de la barbilla con maquillaje de contorno. Resalta con iluminador el centro de tu frente y por encima de tus pómulos. Y no olvides llevar las cejas al natural.

4. Rostro de diamante o hexagonal

Los rostros en forma de diamante tienen barbillas puntiagudas y pómulos altos. Además, son más estrechos en la línea de la mandíbula y la frente. Esta forma de cara tiene los mejores ángulos naturales para trabajar. Las técnicas de maquillaje con sombras y luces pueden suavizar y equilibrar el mentón puntiagudo y la frente estrecha.

Coloca iluminador en forma de V debajo de los ojos y en el centro de la frente y barbilla. Este tipo de cara no necesita de mucho contorno. Solo aplica bronceador debajo de los pómulos. Recuerda usar labial en colores neutros para que tus labios no parezcan demasiado anchos, ya que esto puede hacer que tu barbilla se vea aún más delgada.

5. Rostro rectangular

Las caras rectangulares, también conocidas como “oblongas”, son similares a las de forma cuadrada, pero más largas que anchas. La frente, mejillas y mandíbula tienen aproximadamente el mismo ancho, y la barbilla tiene una curva muy leve. El maquillaje diario para esta forma de rostro con un poco de bronceador y rubor puede realzar las características y crear una dimensión instantánea.

Aplica rubor en las mejillas difuminando hacia atrás y hacia afuera para agregar ancho. Para contornear, coloca el producto alrededor de la línea del cabello en la parte superior de la frente, a lo largo de la parte inferior de los pómulos combinados hacia la sien, debajo del mentón difuminando hacia arriba y hacia atrás, y a lo largo de la línea de la mandíbula. Para resaltar, aplica iluminador en la parte superior de los pómulos.

6. Rostro redondo

Los rostros redondos tienen una sensación juvenil con mejillas anchas y una mandíbula curva. Si deseas resaltar la estructura ósea de tu cara, puedes hacer un juego de sombras y luces para ajustar las dimensiones y crear ángulos. Esta es una de las formas faciales más comunes que existen, por ello es bueno conocer los siguientes trucos de maquillaje.

Resalta con iluminador el puente de la nariz, centro de la frente, puntos altos de las mejillas y en la barbilla. Para contornear, aplica producto en todo el parámetro exterior del rostro. Coloca rubor por la parte superior de las mejillas hacia la oreja y difumina hacia abajo para evitar que parezca rayado. Este tipo de aplicación de maquillaje puede ayudar a romper la redondez del rostro.

7. Rostro triangular

Si tienes una forma de cara triangular o de pera, tu línea de la mandíbula es más ancha que la frente. Tu barbilla es cuadrada y plana. Además, tus pómulos están rectos y se estrechan desde la quijada hasta la frente. Todas estas características hacen que tu forma de rostro sea única. Y con el maquillaje correcto, puedes equilibrar las proporciones minimizando el ancho en la barbilla y agregando algo de ancho en la frente.

Aplica una base más pálida justo por encima de las cejas y hasta la línea del cabello para crear ancho en la frente. Usa un rubor de color claro solo en tus pómulos y difumina hacia la línea del cabello para estrechar tu cara. Un lápiz labial de color oscuro minimizará el ancho en la parte inferior de tu rostro. Aplica sombra de ojos oscura para resaltar esta parte, y usa un tono más oscuro de maquillaje en los laterales de la mandíbula para hacerla ver pequeña.

¿Qué tipo de rostro tienes? ¿Recomiendas algún producto que te haya hecho lucir un maquillaje radiante y perfecto? ¿Cuáles son tus mejores consejos de belleza?

Compartir este artículo