Cómo lucir 7 años más joven con la ayuda del masaje facial japonés Korugi

Con la edad, la piel del rostro se estira, no solo porque los músculos faciales se debilitan o se reduce la producción de colágeno y elastina; otra causa del envejecimiento es el desplazamiento de los huesos del rostro. El contorno de la cara se vuelve menos definido, las mejillas y la barbilla caen. Para combatir este problema, el japonés Chiyo Hayash desarrolló una técnica de masaje facial diseñada para restaurar la ubicación de los huesos del cráneo y mejorar así la microcirculación en los tejidos. El sistema se denominó Korugi.

Genial.guru averiguó cómo realizar tú mismo de manera correcta este tipo de masaje y se apresura a compartirlo contigo.

¡Importante!

Con el paso de los años, el tono muscular baja, la grasa se redistribuye (durante la juventud forma una capa bastante uniforme, mientras que en la vejez se acumula en zonas específicas).

Antes de iniciar los procedimientos, es necesario preparar un espejo y aceite para masaje. Esto te ayudará a vigilar la ejecución correcta de los movimientos y evitar así una fricción excesiva. La piel debe estar limpia para el proceso.

En el caso de sufrir de enfermedades propias del área de otorrinolaringología, trastornos del sistema linfático, patologías crónicas de la piel, o bien heridas faciales, se prohíbe este tipo de práctica.

La presión que se ejercerá en la cara no debe ser demasiado débil, ni tampoco excesiva para evitar el dolor.

El masaje Korugi contribuye a un adelgazamiento del rostro.

1. Levantamiento de mejillas

Coloca los codos sobre la mesa. Aprieta las manos formando un puño. Apoya las falanges de los dedos contra los pómulos. Los músculos deben estar relajados. Permanece en esta posición durante 5 segundos.

2. Trabajo con la frente

Con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás, presiona con las falanges de los dedos la frente cerca del borde de la zona de crecimiento del cabello. Luego, del mismo modo, presiona la zona más cercana a las sienes. Muévete por la línea del crecimiento del cabello hasta los lóbulos de las orejas. Posteriormente, pasa ligeramente los dedos hacia abajo, por el cuello, hasta llegar a la clavícula.

3. Alisamiento de las mejillas

Los dedos de las manos deben estar entrelazados y los pulgares, estirados: con su parte lateral se realizarán los movimientos.

La punta del pulgar de la mano derecha debe colocarse debajo del ojo izquierdo, próximo a la nariz. Presionando, realiza un movimiento alisador dirigiéndote hacia las orejas. Inmediatamente después, pasa suavemente los dedos desde los lóbulos de las orejas por la parte lateral del cuello, hacia la clavícula. El masaje de alisamiento del cuello se debe ejecutar dos veces.

Lleva a cabo los mismos movimientos, hacia el otro lado.

4. Alisamiento de la frente

Aprieta las manos formando un puño. Coloca las falanges de los dedos justo por encima de la línea de tus cejas y pásalas hacia arriba hasta llegar al cabello. Ahora, mueve las manos un poco hacia los lados y vuelve a subir. De esta manera, alisa toda la superficie de tu frente.

5. Apertura de los ojos

Aprieta las manos formando un puño. Pasa los nudillos de los dedos índice y medio, desde el comienzo de la ceja hasta su final, sin descender. Repite al otro lado.

6. Trabajo con la parte inferior del rostro

Recoge los dedos en un puño, para luego estirar el dedo índice y el corazón tal y como se muestra en la imagen. Los movimientos deben realizarse con los nudillos de estos dos dedos.

Mueve la piel con movimientos intermitentes y moderadamente fuertes, siguiendo la dirección desde la barbilla hasta las sienes. Debes comenzar desde un lugar concreto, justo debajo de la esquina de la boca. Muévete, dando pequeños pasos. En total, deberás realizar unos 7-8 movimientos.

7. Finalización del masaje

Con las palmas de las manos abiertas, coloca los dedos sobre la frente y pásala suavemente hacia las sienes. El rostro debe quedar cubierto por las manos.

Después, realiza movimientos de alisado, desde las mejillas, hacia la clavícula, pasando por los laterales del cuello.

Para obtener los mejores resultados, el masaje debe realizarse aproximadamente una vez a la semana.

¿Recurres a algún ejercicio especial para el cuidado de tu rostro? Comparte tus resultados y consejos en los comentarios.

Imagen de portada Depositphotos
Ilustradora Natalia Tylosova para Genial.guru
Compartir este artículo