Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo se puede adelgazar, estar saludable y vivir hasta los 100 años con ayuda de la dieta Okinawa

Okinawa es la prefectura más meridional de Japón, “la zona azul” del planeta en donde las personas viven de 20 a 30 años más. El principal factor que influye en la longevidad es su dieta tradicional. Esta simplemente consta de unas sencillas reglas de alimentación y un conjunto de productos que prolongan la juventud y previenen enfermedades relacionadas con la edad.

En este artículo, Genial.guru te contará sobre los hábitos de los residentes de Okinawa que son la clave de su longevidad.

Dieta baja en calorías

En 2016, la Universidad de Sídney publicó una estudio que demuestra que la reducción de calorías en la dieta de los animales aumenta su esperanza de vida. De acuerdo con los científicos, tal conexión probablemente también se aplica en las personas, dado que, en los años 20-50 del siglo pasado, mientras Okinawa se encontraba en un aislamiento económico y la mayoría de las familias no se podían permitir comer el arroz y pescado diariamente, en las islas creció la generación japonesa más saludable. Al comparar, hoy en día, la norma de consumo es de 2 500 kilocalorías al día, mientras su dieta en 1949 era solo de 1 785 kilocalorías.

Bajo contenido de proteínas

La misma investigación demostró que la proporción de proteínas y carbohidratos en una dieta de Okinawa (1:10) es la mejor para prolongar la vida de los animales. Los científicos destacan que la reducción del consumo de proteína animal también previene enfermedades del sistema cardiovascular, cáncer y enfermedad de Alzheimer.

En las islas japonesas, el consumo de proteína animal es de solo un 9 por ciento. A pesar de que la industria pesquera aquí es tradicional, en promedio, los residentes de Okinawa comen solo dos porciones de pescado a la semana. Sin embargo, el caldo de pescado se consume con bastante frecuencia: lo agregan a los platillos para darle un sabor picante e intenso. Para el mismo objetivo usan virutas secas de pescado.

A diferencia de otras prefecturas de Japón, aquí valoran mucho la carne de cerdo. Utilizan todas las partes de puerco, incluyendo las orejas, la cola y órganos interiores. Uno de los platillos más populares en isla es rafute, pechuga de cerdo, estofada en su jugo y azúcar moreno. Los residentes locales creen que contribuyen a la longevidad.

Comida como medicamento

En la antigüedad, bajo la influencia de la cultura china, en Okinawa se creó la percepción de la comida como medicamento. Alimentarse bien para los isleños significa comer platillos que contienen propiedades curativas y contribuyen a prolongar la vida.

El ingrediente principal de la dieta tradicional es la papa dulce satsuma imo, la cual llegó de los Países Bajos en el siglo XVII. Los isleños particularmente reemplazan el arroz y la sirven como la principal fuente de calorías. El satsuma imo regula el nivel de azúcar en la sangre, contiene flavonoides, carotenoides, licopene y vitamina E.

Un 30 por ciento de la dieta diaria de los residentes de Okinawa son verduras verdes y amarillas. Entre ellas el melón amargo goya ocupa un lugar especial el cual posee propiedades antidiabéticas. (Desafortunadamente, a las personas que tienen otros hábitos alimenticios no siempre les agrada el sabor del melón amargo).

En la dieta diaria, siempre se incluyen algas marinas kombuwakame. Son ricos en aminoácidos, magnesio, calcio y yodo.

La cúrcuma es otro ingrediente importante en su alimentación. En las islas, lo utilizan como una especia y también para preparar té. La cúrcuma es un fuerte antioxidante, influye de forma agradable en el estado mental del ser humano y protege de la demencia a una edad avanzada.

Las plantas leguminosas, incluyendo la soya, tienen solo un 6 por ciento del consumo general de calorías. Mantienen la microflora del intestino y previenen los tumores e inflamaciones. Los productos de soya se reemplazan por lácteos y tienen una influencia rejuvenecedora en el organismo.

Porciones pequeñas

La cultura alimenticia en las islas está estrechamente relacionada con las tradiciones. Todas las horas de comida son una pequeña ceremonia. Aquí se suele comer sin prisa y con un buen estado de ánimo, en compañía de la familia y amigos cercanos. La mesa se sirve con una gran cantidad de piyala (tazón de cerámica) con una variedad de comida. Los platillos se comen con palitos. Por lo general, para su preparación usan productos frescos y de temporada.

Estilo de vida

Además de la dieta, la longevidad de los residentes de Okinawa se ve afectada por la amabilidad, el optimismo y la actividad física. Incluso a una edad avanzada, los habitantes locales siguen dedicándose a la pesca o la agricultura. Siempre sienten una estrecha relación con la comunidad. Una vida activa social les ayuda a mantener una buena salud mental y combatir el estrés, que surge en las situaciones complicadas.

En todas las culturas hay una idea sobre las propiedades curativas de la alimentación. ¿Qué hábitos saludables alimenticios existen en tu familia? Escribe tu respuesta en los comentarios.