Genial
Genial

Cómo usar los baños públicos de forma segura

Un baño público no es el lugar más agradable y limpio que podemos encontrar, pero a veces las circunstancias se dan de tal manera que nos toca tomarlos como la única opción. Estos sanitarios son utilizados por muchas personas y, como resultado de esto, acumulan una gran cantidad de bacterias y microorganismos. ¿De qué manera podemos entrar a esos lugares tranquilamente? Hay algunas reglas sobre cómo debemos usarlos que la mayoría de personas no conocemos. Por ejemplo, el primer módulo de estos siempre está más limpio que los otros.

En Genial.guru hemos preparado 10 consejos que te ayudarán a usar los baños públicos sin ningún temor. Al final del artículo, encontrarás un bono muy útil para los padres.

1. Utiliza el módulo más limpio

Cuando entres a un baño público, intenta elegir el módulo que parece estar más limpio. Por cierto, es interesante ver como muchas personas prefieren los más alejados de la entrada. Así que echa un vistazo al primero; quizás sea la mejor opción.

2. No dejes tus cosas en el piso del baño

No coloques nada en el piso de los baños públicos. Las bacterias y la suciedad de los zapatos de las personas irán directamente a tus cosas y seguidamente estarán en tus manos. ¡Tú bolso se merece lo mejor! Cuélgalo en el gancho.

3. Utiliza tus propios protectores de asiento

No necesitas cubrir el asiento del inodoro con papel higiénico, especialmente si usas tu propio protector para el sanitario. Los puedes encontrar en muchas tiendas, por ejemplo en esta. Después de cada uso, deséchalos de inmediato, ya que son descartables.

4. Descarga inteligente.

Por obvias razones, existen millones de microbios en el botón de descarga. Envuelve su dedo con papel higiénico antes de presionarlo e inmediatamente tira el papel a la basura o directamente al inodoro. Aléjate rápidamente y sal del módulo.

5. Lava tus manos con agua caliente

Lávate las manos con agua caliente para combatir eficazmente los microbios. Si es posible, usa jabón. Mantenlas bajo el agua caliente al menos por 20 segundos.

6. Seca tus manos con las toallas de papel

No seques tus manos con el aire caliente. Recuerda que los microbios se reproducen en un ambiente húmedo y caluroso. Mejor busca una máquina dispensadora de toallas de papel, las cuales están instaladas en muchos baños públicos. Asegúrate de que la toalla que vayas a usar sea una nueva.

7. Nunca toques la manija de la puerta sin una toalla o papel higiénico

En las manijas también se crea un ambiente ideal para la proliferación de los microbios. ¿Cuántas personas crees que las manipulan al día? Exactamente. Es por eso que, antes de salir del baño, equípate con papel higiénico o con toallas descartables. Envuelve el pomo de la puerta con él y, después de salir del sanitario, tíralo inmediatamente a la basura.

8. Usa desinfectante o gel antibacterial

Mantén siempre en tu bolso un gel anti-bacterial. Es muy útil, después de ir al baño, antes de comer, y al hacer un viaje en transporte público. Lo puedes comprar en cualquier farmacia o supermercado.

9. Mantén siempre tu propio papel higiénico o toallitas húmedas

La vida puede ser muy impredecible ¿Quién sabe? Tal vez se acabó el papel higiénico en los baños públicos. Es mejor ser precavido y anticiparte a estas situaciones. Así que siempre carga en tu bolso o maletín un poco de papel higiénico, o mejor aún, un paquete de pañitos o toallas húmedas.

10. No dudes en informar a la gerencia si encuentras los baños públicos sucios

Las empresas modernas le dan toda la importancia necesaria a los servicios de limpieza e higiene, es por eso que no debes dudar en comentarles si notas que algo está mal. Tus reclamos y sugerencias ayudarán a la compañía a mejorar. Lo que menos quieren es que alguien requiera de servicios médicos a causa de fallas o irregularidades.

Bono: Si tienes un bebé

Si tu hijo todavía es un bebé y deseas cambiarle su pañal, debes cargar siempre los siguientes artículos en tu bolso:

  • Un pañal extra o una mantilla que puedas usar debajo del bebé para que su delicada piel no toque la superficie del cambiador.
  • Toallitas o pañitos húmedos.
  • Desinfectante

¿Cuál de estos consejos te fue más útil? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Imagen de portada BRIGHTSIDE
Genial/Consejos/Cómo usar los baños públicos de forma segura
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos