Por qué a tu bebé puede molestarle su asiento de coche y 10 consejos para solucionar el problema

El asiento para coche para un bebé es imprescindible, pero hacer que el pequeño se acostumbre a él puede convertirse en una misión imposible. Si tu pequeño empieza a llorar o simplemente parece odiar el asiento, ¡no estás solo! Miles de padres pasan por el mismo problema todos los días, pero hay una serie de trucos que podrían facilitar el proceso de adaptación.

En Genial.guru venimos al rescate de los papás con una serie de recomendaciones que podrían hacer de su viaje y el de su hijo mucho más placentero.

1. Elige el tamaño adecuado

Lo primero a la hora de cuidar de la comodidad de tu pequeño es elegir el asiento adecuado. Recuerda que el bebé crecerá y un asiento pequeño puede causarle mucha incomodidad. Lo mejor es invertir en uno convertible para evitar sorpresas desagradables y gastos innecesarios en el futuro.

2. Ayúdalo a familiarizarse con su asiento

Para que el bebé se sienta cómodo lo mejor es tener paciencia y dejar que se acostumbre poco a poco. Lleva el asiento a casa y permite que tu pequeño se le acerque y juegue en él. La transición del hogar al auto será mucho más sencilla después.

3. Mantén la calma y sigue conduciendo

Cualquiera se angustia cuando su hijo empieza a llorar, pero lo peor que una persona puede hacer es alterarse. Trata de responder con un tono neutral, manteniendo la calma, y sigue conduciendo. Si te sobresaltas por demás puedes transmitir a tu pequeño tu ansiedad y empeorar su reacción.

4. Comprueba si hay algo que lo incomoda

Puede que el asiento esté ajustado incorrectamente, que la luz del sol le esté molestando o que tenga algún problema de salud. Recordemos que nuestros pequeños aún no saben expresar lo que les incomoda y es natural que empiecen a llorar. Por eso es de vital importancia comprobar que todo esté en orden y revisar esos pequeños detalles para evitar contratiempos durante el viaje.

5. Haz que el viaje sea entretenido

Hacer el viaje ameno ayudará a que el niño asocie la idea de viajar en coche con la diversión. Puedes poner sus canciones favoritas, cantarle o entretenerlo con algún juego de palabras sencillo si es un poco mayor. Lo más importante es hacer sentir al pequeño que el viaje es un momento especial.

6. Apóyate con juguetes

Reservar juguetes especiales para el coche hará que el pequeño disfrute más el viaje. También puedes tener a la mano su peluche favorito para hacerlo sentir seguro y calmar su ansiedad. Es importante elegir opciones blandas para evitar daños en caso de paradas bruscas. No olvides colocar los juguetes de manera que estén al alcance del bebé.

7. Coloca un espejo

Instalar un espejo y poder observarnos podría tener un efecto tranquilizador en el bebé, sobre todo si ya es un poco mayor. La buena noticia es que en el mercado hay una gran variedad de espejos, especialmente para niños. Algunos incluso vienen con luces y sonidos calmantes.

8. Escoge la ropa adecuada

Los bebés no son capaces de regular su temperatura corporal como nosotros, así que es nuestro deber cuidar que no tengan exceso de calor ni frío. Evita vestir a tu pequeño con abrigos abultados y prendas que puedan dificultar el ajuste del asiento, haciéndolo sentir incómodo. Es mejor optar por varias capas de prendas delgadas y llevar una mantita extra si te preocupa el frío.

9. Un póster infantil lo mantendrá ocupado

Para crear un ambiente más familiar y relajado, colgar un póster infantil puede ser la solución. Lo ideal es que sean dibujos llamativos en colores primarios. De esta forma, el pequeño se mantendrá ocupado viéndolo y el viaje pasará volando. Recuerda cambiar el póster cada cierto tiempo para que tu bebé no pierda el interés.

10. Trata de viajar acompañado

Lo ideal sería viajar con hermanos mayores que puedan sentarse al lado del bebé. Nada mejor que ellos para hablarle y tranquilizarlo durante el viaje. Por supuesto, puede ser cualquier otra persona con la que el pequeño se sienta en confianza. Si tienes que viajar solo, trata de hablarle y cantarle para que se sienta acompañado todo el tiempo.

Antes de cualquier cosa, no olvides verificar la instalación y ajuste correctos del asiento. ¡La seguridad es lo más importante! Comparte estos útiles consejos con tus amigos y familiares, y cuéntanos en los comentarios qué trucos te han servido para calmar a tu bebé en estas situaciones.

Compartir este artículo