Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Revisé mi vestuario, me deshice de lo que sobraba y llevo un año viviendo con una sola maleta

7-26
11k

¿Cómo sobrevivir con una sola maleta de objetos personales? Muchas personas te dirán que es imposible, pero Catherine ha vivido así durante todo un año y está totalmente contenta, aunque no tomó esa decisión de inmediato. La chica suele viajar mucho y, a menudo, tiene viajes de negocios. Las complicaciones durante el proceso de hacer las maletas y la agonía provocada por no poder elegir fácilmente las prendas que llevaría con ella la obligaron a optimizar su vestuario. Luego de vivir esa experiencia en carne propia, la viajera decidió compartir sus resultados y trucos en su cuenta de Twitter.

En Genial.guru ya hemos recurrido a varios trucos y también adaptamos el concepto de un armario cápsula, algo que resultó ser muy útil. Es por eso que hoy queremos compartir más información sobre este tema contigo.

  • Hace 2 años tenía 10 cajas grandes, 4 de las cuales estaban repletas de ropa. En algún momento decidí “disminuir” ese número. Vendí muchas prendas y, como resultado, tomé esta foto. Por cierto, también vendí esa maleta, ya que resultó ser demasiado grande.

  • Actualmente tengo la cantidad óptima de artículos personales. Curiosamente, antes no tenía nada que ponerme, pero ahora siempre encuentro algo. Creo que continuaré viviendo según este principio, al menos en relación con mis pertenencias.

  • Durante los viajes desarrollé un “set de vuelo” obligatorio: auriculares con bloqueo de ruido, auriculares simples, una computadora portátil con su cargador, pantuflas plegables, un termo, cable tipo С, lápiz labial y crema para manos, documentos y un mapa.

  • Por cierto, ¡un termo es simplemente insustituible! Después del cruce fronterizo, puedes pedir agua hirviendo en una cafetería. En algunos países incluso hay grifos con agua gratis. Por ejemplo, en China hay dispositivos con agua hirviendo, por lo que me gustaría expresar mi gratitud hacia ese país.

  • Las reglas de vuelo que me han ayudado en varias ocasiones son: el día anterior al vuelo no hago planes, ya que ese es un día intermedio. Suspendo las dietas el día del vuelo y puedo comer de todo. Nunca culpo a nadie por los errores. No tengo miedo de preguntar las cosas o verificar algo que me interesa dos veces.

  • No puedo dormir durante los vuelos, así que tengo un par de películas en mi laptop, tengo guardados unos videos de YouTube, así como un pequeño audiolibro en mi teléfono. Antes de embarcar descargo videos nuevos, entrevistas, reseñas y caricaturas.

  • Ahora, un par de palabras sobre la ropa. Reformé mi vestuario y creé un armario cápsula. Es decir, las prendas se combinan entre sí. Por supuesto, a la hora de hacer mi maleta, me concentro en el clima de la ciudad anfitriona.

  • Rechacé los tacones y las prendas con estampados. En mi vestuario hay solo 5 colores: rojo, negro, blanco, gris y verde. ¡Otra cosa indispensable es la cangurera! ¡Es simplemente increíble! Puede cambiar por completo y complementar cualquier imagen. Además, un bolso bandolero. Y, por supuesto, la mochila que me acompaña en todos mis viajes.

  • En verano suelo ponerme vestidos. En este caso, por supuesto, me olvido del minimalismo. Aunque al elegirlos me baso en el hecho de que la prenda debe ser ligera y compacta. ¡Los vestidos y las camisas pueden caber literalmente en un puño! Y no pesan más de 100 gramos.

  • Con respecto a las prendas de vestir exteriores, en el verano suelo lucir chaquetas de cuero. Para el otoño y la primavera tengo un abrigo drapeado. En invierno uso una chaqueta de cuello alto y capucha, la cual es muy universal. Pero cada una de estas prendas no pesa más de 1,5 kilogramos, y cabe en una bolsa especial.

  • En invierno, es imprescindible tener un conjunto de ropa interior térmica. Es todo un salvador, compacto y ligero. Además, en cualquier ocasión me acompañan un sombrero, guantes y calcetines calientes.

  • Resumiendo, tengo el siguiente conjunto de prendas imprescindibles: 4 camisetas sin dibujos del mismo tono, pantalones regulares, un impermeable, camisas blancas y negras, y un vestido verde. En verano se agregan: vestidos (4 piezas), 3 faldas y 2 pantalones cortos, 2 pares de zapatos y una chaqueta de cuero para salir de noche. En invierno: 2 faldas, 1 suéter de cachemir, 1 sudadera, conjunto térmico, 2 pantalones y 2 sudaderas. ¡Eso es suficiente para que no se repita ni una sola prenda en 1 semana ni una sola vez!

  • En cuanto a ropa interior, lo sintético hace daño, el encaje es incómodo, y el algodón no dura mucho. Así que deseché todo y cambié completamente a conjuntos de seda. Después de seis meses de uso constante, siguen luciendo como nuevos.

  • Hablando sobre calzado. En general, hay 3 etapas por temporada: “mucho calor”, “buen tiempo” y “frío”. Si la temperatura es agradable afuera, tomo 3 pares: dos en la maleta y uno puesto. Botas: hasta 10 grados bajo cero, y luego se usan plantillas térmicas y calcetines de punto.

  • Así como rechacé las prendas que no combinaban entre sí, compensé su falta con decoraciones. Para mí, los accesorios son la mejor “memoria física” sobre el viaje. En todos los países compro algo que luego usaré con mucho gusto.

  • Y ahora hablemos sobre cosméticos: siempre tengo un kit probado y empacado en una bolsa de cosméticos, el cual se ve así.

  • Sobre la higiene personal. Si el viaje es largo, me llevo un cepillo de dientes eléctrico. Si no dura más de una semana, me limpio los dientes con un cepillo normal. Siempre tengo una toalla conmigo, por si acaso. ¡Por cierto! Si vas de viaje, lleva una crema hidratante: a veces, la piel reacciona de forma exagerada ante un cambio de lugar.

  • Objetos inesperados que suelo llevar conmigo: toallas que absorben la humedad, hilos, agujas, alfileres y cinta métrica, agenda y pluma, y una linterna. Es un conjunto extraño, pero imprescindible.

  • Hace tiempo compré un bolso para todos los dispositivos pequeños en AliExpress. Actualmente, es un bloque indispensable para todos los viajes. Si tengo exceso de equipaje, él viaja conmigo en una mochila o en mis manos.

  • Siempre llevo conmigo una cámara y 2 o 3 carretes con película, cables tipo C y micro USB, adaptador para el auto y un conector de audio analógico, cargadores adecuados para el país al que voy y memorias USB.

  • Por cierto, ahora puedes comprar un enchufe múltiple que pesa tan solo 200 gramos. Funciona, pero los japoneses llevan 10 años fabricando este adaptador, el cual es más cómodo y compacto. Solo compara sus tamaños en la foto.

  • Todo lo anterior generalmente pesa 16 kilogramos, y se permite llevar de 20 a 23 en el equipaje. ¡Es genial! Pero en cada viaje hay algún detalle: vas a una boda y tienes que seguir un código de vestimenta, o llevar obsequios para los familiares. Muy a menudo, estas cosas ocupan todo el espacio libre en tu equipaje.

Tal enfoque optimiza no solo el tiempo, sino también el espacio, pero también permite ahorrar mucho dinero, el cual puedes gastar en tu viaje.

¿Serías capaz de reducir el número de tus pertenencias a una maleta? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Imagen de portada SpbPhoenix / Twitter
7-26
11k