Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Secretos de las rebajas que debes conocer para evitar las compras compulsivas

7136
11k

Cada uno de nosotros, al menos una vez en la vida, ha sido víctima de la locura de la temporada de rebajas. Durante esa época, los descuentos y las ofertas tentadoras brotan como del cuerno de la abundancia, y, buscando ahorrar, nos olvidamos de que el objetivo principal de cualquier negocio es obtener ganancias, por lo que las tiendas nunca venderán productos por debajo de su costo.

Genial.guru decidió presentarte una serie de trucos creados por los especialistas en mercadeo que sueñan con ver cómo sales de una tienda cargando un montón de prendas nuevas. Conocerlos te ayudará a evitar comprar cosas innecesarias.

Los escaparates se decoran para atraerte a la tienda

La tarea de cualquier vendedor es provocar el impulso de “lo veo, lo quiero” en una persona que pasa por delante del escaparate. Por lo tanto, las tiendas suelen recurrir a trucos bastante curiosos.

  • Diseño especial. En la temporada de rebajas, los escaparates del segmento premium se ven bastante modestos, mientras que los mercados masivos, por el contrario, no dudan en recurrir a toda clase de trucos para hacer que sus escaparates griten: “Entra, ¡aquí todo está más barato!”. Además, la inscripción de “rebajas” es obligatoria, ya sea en el escaparate o en la pared interior.
  • El color de las inscripciones. La mayoría de las veces, usan una “combinación comprobada de colores” a la que reacciona incluso el comprador más escéptico. ¿Sabes de cuáles estamos hablando? Por supuesto, rojo y blanco. Y aquellos que quieren destacarse de los competidores se arriesgan a usar combinaciones más inusuales, como naranja y violeta, o azul y amarillo.
  • Precio. La mayoría de las veces no hay etiquetas de precios en los escaparates, solo el porcentaje del descuento para que el comprador no compare el costo de los productos con su salario y no se escape. Si el porcentaje de descuento es mínimo, entonces indican el precio “5 USD”, o “precio especial: 10 USD”.
  • Imagen cuidadosamente pensada. Los maniquíes lucen la ropa y accesorios que ilustran más completamente el surtido de la tienda.
  • Gente feliz. Se ha demostrado la eficacia de colocar carteles con la imagen de personas satisfechas en los escaparates. “Ellas compraron y están felices, y tú estás triste porque todavía no tienes ninguna prenda nueva”, aseguran sus sonrisas.

La duración óptima de las rebajas es de 45 días, así que, ¡no te vuelvas loco! Sé paciente. Pero el tiempo de inicio de las rebajas puede variar dependiendo de lo bien que haya ido la temporada anterior: cuanto más exitosa fuera para la tienda, más tarde colgará el cartel de rebajas.

Descuentos regulares y ofertas especiales

El monto del descuento suele depender de la demanda. Si es alta, entonces hay pocas posibilidades de comprar esa prenda en rebajas. Además, los descuentos son adictivos: un comprador fanático de las rebajas suele probarse las prendas, pero no las compra esperando los descuentos.

  • Descuentos del 25-30 %: dichos descuentos se realizan si hace falta aumentar la demanda del producto al inicio de las rebajas. Por lo general, se aplican a la mercancía recibida al principio de la última temporada, y la mayor parte de los productos en oferta se encuentran en la parte posterior de la tienda.
  • Descuentos desde 50 %: la segunda etapa de las rebajas. La mercancía más barata se coloca en la entrada, para que los visitantes puedan disfrutar de la generosa oferta y tengan ganas de ingresar a la tienda. A medida que se profundizan en el comercio, el descuento irá disminuyendo. Muy a menudo, así es como se venden las últimas unidades, junto con las cuales los compradores suelen comprar productos relacionados.
  • Liquidación de la colección con descuentos de hasta el 70 %: no es más que una forma de deshacerse de los restos del producto fuera de su temporada. Los artículos en oferta ocupan una parte importante del espacio comercial y se encuentran dispersos por toda la tienda.
  • Descuentos de más del 70 %: la última etapa de la temporada de rebajas y, en realidad, un grito de socorro: “¡Cómprame!”. Todas las prendas de la nueva colección estarán esperando a sus compradores en la entrada, y los “veteranos” de las ventas se trasladarán a las profundidades del comercio, de modo que tú, buscando las prendas baratas, también aprecies los nuevos artículos. La rentabilidad de los descuentos tan importantes es mínima, es un intento desesperado por vender tantos productos como sea posible y dejar espacio para mercancía nueva.
  • Ofertas especiales. Algunas ofertas son cebos basados ​​en el hecho de que las posibles pérdidas asustan y excitan mucho más que las adquisiciones. Funcionan de la siguiente manera: el primer día de la oferta hacen un descuento del 30 % y luego lo reducen todos los días. Los compradores se vuelven locos por comprar el producto en oferta cuando el descuento se derrite ante sus ojos. Todos piensan que, si esperan hasta el final de las rebajas, no podrán encontrar su talla o color favorito, y compran compulsivamente. El período máximo de las ofertas de este tipo es de 2 semanas.

Hoy en día, las empresas no suelen seguir el conocido sistema de ventas de 3 etapas, y actúan dependiendo de la situación actual, por lo que pueden comenzar de inmediato con un 50 % de descuento y finalizar la temporada de rebajas sin alcanzar los grandes descuentos finales. O saltar del 20 % inmediatamente al 80 % si les urge liberar espacio para una nueva colección y el descuento anterior no funcionó. Controla los precios para comprender si es una verdadera oferta o si el precio anterior subió justo antes del inicio de la temporada de rebajas. Además, recuerda que incluso con un descuento vale la pena comprar de manera consciente: no compres nada solo porque se venda con descuento, primero debes decidir si lo necesitas.

Promociones: la oportunidad de aprovecharse de las ofertas

Las promociones especiales no son un lujo, sino una especie de coqueteo tradicional con los compradores. Tienes que recordar que no debes tener plena confianza en este truco comercial, sino coquetear en respuesta para no convertirte en el propietario de algo completamente innecesario.

  • “Semana de los vestidos de verano”. Promociones de ciertas categorías de productos que no se vendieron durante la temporada y que ocupan mucho lugar en los estantes. Es útil para aquellas personas a las que no les preocupa el hecho de que, en la próxima temporada, estas prendas hayan pasado de moda.
  • “Lote promocional”. Por ejemplo, 5 corbatas por 15 USD. En la mayoría de los casos, no puedes elegir el color y la configuración: así es como resuelven el problema de la gestión de los restos de la mercancía. Los especialistas en marketing se benefician de nuestra practicidad, saben perfectamente que las personas suelen ser reservistas.
  • Programa de fidelización y bonos de regalo. Cada décima compra va acompañada de un descuento o un regalo. Estimula comprar cada vez más a causa de las expectativas de ganancias.
  • El cumpleaños de la tienda suele “celebrarse” durante el período de bajas ventas y no está relacionado con el momento de su inauguración. Durante estos períodos, se hacen rebajas en los artículos no comerciables.
  • “Un solo día”. Las ventas por tiempo limitado estimulan a comprar algo ahora mismo. Por lo tanto, no se le permite al comprador ni siquiera pensar y se le solicita hacer una compra impulsiva. Las tiendas en línea usan un temporizador que cuenta el tiempo hasta el final del descuento, y colocan el aviso “últimas unidades” en las prendas que te gustaron.

Las tiendas ya no hacen un terrible secreto de las existencias y las venden a precios rebajados al final de la temporada. Por lo tanto, para evitar lucir la misma ropa que la mitad de la ciudad, no compres prendas populares de la colección saliente, por ejemplo, las que estaban en el escaparate y fueron promocionadas en la cuenta de Instagram o los anuncios publicitarios. Compra prendas clásicas que te servirán durante mucho tiempo y que definitivamente serán útiles: los restos de la colección básica, prendas de punto casuales, etc.

La vida después de las rebajas continúa

Los artículos no vendidos del segmento premium se trasladan a las tiendas “outlet”. Algunos se entregan a los blogueros para que promocionen la marca, y otros se venden al personal. Pero esto no es lo más curioso que puede pasarles a las prendas de la temporada pasada.

  • Vuelven a la tienda bajo la apariencia de ser nuevas. Las prendas básicas de colecciones pasadas o artículos para todas las temporadas se “actualizan”, se colocan en otra parte de la tienda y, sorpresa, vuelven a generar ingresos.
  • Se guardan en un almacén momentáneamente. ¿Estuviste en la tienda, pero no viste las prendas que había durante la temporada de rebajas? Lo más probable es que traten de ofrecerte prendas viejas que han estado en un almacén durante años. La mayoría de las tiendas almacenan modelos de la temporada pasada o antepasada, los cuales ofrecen “inesperadamente” junto con las colecciones salientes.
  • Vuelven a estar de moda. Sucede que, para complementar un modelo que tuvo poco éxito, confeccionan una prenda y se vuelve popular en la nueva temporada.
  • Son desechadas. Por ejemplo, la marca de lujo británica Burberry quemó las prendas de colecciones anteriores valoradas en 36,5 millones USD. Las empresas famosas no regalan ropa sin vender a los necesitados ni la entregan a las tiendas “outlet” porque creen que es un duro golpe para la reputación, ya que la marca debería estar asociada con el lujo.

La tarea de los vendedores es crear el sentimiento de beneficio de la compra, mientras que el tuyo consiste en comprar la mercancía a un buen precio. Resulta que las rebajas son útiles, pero solo cuando adquieres lo que realmente necesitas. En este caso, es bueno para ti y para la tienda. ¿Sueles esperar a la temporada de rebajas para comprar lo que te gusta? ¿O la evitas para no caer en trucos de mercadeo? Cuéntanos en los comentarios.

7136
11k