Genial
Genial

15 Trucos astutos de los padres que funcionan incluso con los niños más traviesos

Recibir notificaciones
Yo voy a utilizar más de uno
1
1
Responder
A la mía le digo que terminó más rápido de juntar juguetes,y para bañarse le digo que sus juguetitos me llaman y me voy al baño , ella me sigue,y por competencia recoje sus juguetitos en su canasto ,así camina rápido o come todo lo de su plato,si se cae le hacemos bulla si no es grave y dice en respuesta: ay, nena
1
-
Responder
Qué bueno el truco para que coman verduras
1
-
Responder
La reacción cuando se caen es importante
1
-
Responder
Hay padres realmente astutos en este artículo
1
-
Responder
Muy buena la madre que dice que el brócoli es comida de dinosaurios
1
-
Responder
Yo lo que hacía cuando mi hija me hacía rabietas le decía que al llegar a la casa me recordara para corregirla en ese instante se calmaba jajaja
1
-
Responder
Mis hijas siempre dicen que tenía unos castigos muy originales.

La función del castigo no es punitiva, si no formativa.

Con 8 y 6 años respectivamente, les ponia hora de llegada, cuando iban a jugar al parque.

La mayor siempre muy puntual. La pequeña, todo lo contrario.

Así que cuando la pequeña llegaba 10 minutos tarde, se los descontaba al día siguiente. En vez de llegar a casa a las 7 de la tarde, tenia que llegar a las 6:50. Y así, sucesivamente.

A la mayor, le regalaba minutos adicionales por cada día que llegaba puntual. Así que al final de la semana acumulaba hasta media hora más.

El castigo que se llevó la palma fuél el del corte de manga.

Íbamos caminando a casa de mis padres. Aún faltaban como 200 metros para llegar.

La mayor tenia 7 años. Se enfadó y me hizo un corte de manga.

Le dije: tanto te gusta hacer cortes de manga? Pues ahora los vas a hacer hasta que te diga que pares.

La niña empezó a hacerlos. Llegó un momento que ya estaba cansadita.

Le obligué a seguir haciendolos.

Empezó a llorar.

Al cabo de 15 minutos le dije que podia parar. Mano de santo! Nunca más! ??
-
-
Responder
cuando voy a la tienda con mi hijo y él quiere que le compre algo, yo le digo adios ya me voy a la casa ya no hay dinero y él por no quedarse hay solo, se viene conmigo eso si sin quitarle los ojos encima siempre lo vigilo con cautela jajaja y me siempre funciona
-
-
Responder
total, yo tambien hago lo mismo, me rio eso si no es grave y el niño calmado, pero cuando los demás se asombran y se adustan se pone a llorar como si no hubiera un mañana
-
-
Responder
Que manera tan ingeniosa para hacer lo que se debe, sin castigos.
-
-
Responder
Cuando había una tormenta eléctrica y los rayos sonaban muy fuerte, le decía a mi hija: "Escucha!! Las nubes están discutiendo! Vamos a ver qué le dice una a la otra! Y le decía que entendía lo que se estaban reclamando. Obvio tenía que ver con alguna otra cosa que tenía que ver con ella. Así era doble lección. Nunca ha tenido miedo a los relámpagos ni a las tormentas, incluso sonríe cuando las escucha.
-
-
Responder