Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Según la ciencia, tu familia podría ser la responsable de que subas de peso

6-45
824

La obesidad es una de las enfermedades que causan cada vez más alarma. La OMS ha dicho que esta afección ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Sin embargo, aunque la solución podría parecer evidente (cuidar la alimentación, hacer ejercicio, llevar una vida equilibrada, etc.), las personas con problemas serios de obesidad no siempre lo tienen fácil.

Genial.guru reconoce el esfuerzo de todas las personas que actualmente trabajan en el control de su peso y comparte este artículo que podría ayudar a comprender que la obesidad no solo es un problema personal.

El ambiente obesogénico

La lucha por la pérdida de peso puede llegar a ser abrumadora. Tan solo iniciar o continuar un régimen alimenticio sano suele ser difícil. El estudio realizado por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología y el Hospital Universitario de Trondheim halló que no solo existe una predisposición genética al sobrepeso, sino que también las variantes genéticas que tienden a la obesidad pueden modificar las respuestas conductuales al medio ambiente, creando una interacción gen-ambiente. A esto le llamaron ambiente obesogénico. Esto significa que el ambiente construido y el alimentario repercuten en patrones que conducen a la acumulación de grasa corporal.

La familia puede provocar la subida de peso

La investigación se realizó a través de un análisis observacional con más de 118 mil participantes entre los 18 y 30 años en un periodo desde 1966 hasta el 2016. Todos ellos pertenecían a un programa de detección de tuberculosis. A los estudiados se les realizaron encuestas sobre su estado de salud, estilo de vida, uso de drogas, situación familiar y seguridad social; además de pruebas físicas como medición de presión arterial, altura, peso y medidas.

Los resultados arrojaron un aumento en el índice de masa corporal a partir de los años 80 y mediados de los 90, pero para los 2000, el aumento fue más notorio: de 2,9 kg/m2 en los hombres y de 1,77 kg/m2 en mujeres. El estudio sugiere que esto fue provocado por la poca disponibilidad de alimentos saludables conforme pasaron las décadas.

Genética y estilo de vida

Este estudio evidencia que las personas con genes predispuestos a la obesidad tienen un mayor riesgo de aumentar su índice de masa corporal si se encuentran expuestos a un entorno obesogénico, como la familia, los amigos o el lugar de trabajo. Esto podría apoyar la idea de que la obesidad no es totalmente una negligencia personal. El acelerado estilo de vida contemporáneo ha propiciado que existan más cadenas de comida rápida en la calle con una oferta calórica poco saludable, pero más accesible en cuanto a inmediatez y economía.

La responsabilidad de una vida más saludable

A menudo, las personas que desean perder peso se enfrentan a la complicada situación de que su entorno social, como su familia o amigos, no apoya su nuevo estilo de vida. Pueden llegar a sentir soledad en el proceso. Por ello, los programas de salud de los gobiernos del mundo cada vez toman más cartas en el asunto, promoviendo campañas preventivas de la obesidad y apoyando un estilo de vida más saludable a través de la actividad física y la adecuada alimentación.

La obesidad es un asunto serio con consecuencias fatales que podría considerarse asunto de todos, no solo de las personas que la padecen. En un ambiente más empático y solidario, perder peso podría ser más sencillo, sobre todo si no existen factores que perjudiquen el autocontrol.

¿Alguna vez te has sentido con poco apoyo cuando deseas adoptar un estilo de vida más saludable? ¿En tu localidad es más fácil adquirir productos “chatarra” que comida balanceada? ¡Queremos saber tu opinión!

6-45
824
Compartir este artículo