Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Celebridades comparten las razones por las cuales dijeron “no” a la cirugía estética, incluso aquellas que se sometieron a procedimientos en el pasado

4113
378

Envejecer es una parte natural de la vida, pero envejecer en el centro de atención no es fácil. Muchas celebridades han cambiado más allá de lo reconocible después de la cirugía plástica, pero algunas se niegan a alterar sus rostros en absoluto. Y aquellas que lo han hecho a veces se arrepienten de esta decisión. A pesar de la presión de Hollywood para parecer más jóvenes, muchas estrellas creen que es mejor aprender a amar sus arrugas.

En Genial.guru, admiramos a las mujeres que admiten abiertamente que no hay forma de escapar del envejecimiento, incluso con la cirugía plástica, y estas 10 estrellas explican el porqué.

1. Meryl Streep

La actriz ganadora del Óscar fue criticada a menudo por su aspecto, pero siempre decidió no intentar detener el tiempo. Streep cree que ponerse Bótox es como tener “una bandera delante de la vista, y eso, para un actor, es como llevar un velo; no es algo bueno”. A medida que envejeces, abrazas tu edad. “Lo bueno de envejecer es que cuando te seleccionan en un casting, a menudo es para algo interesante”, dijo ella.

2. Courteney Cox

La estrella de Friends admite que envejecer en Hollywood ha sido duro para ella. “Me esforzaba tanto por mantener el ritmo, y en realidad empeoré las cosas”, compartió ella. Muchos médicos le sugirieron que se pusiera rellenos e inyecciones, y en algún momento, ya no se veía como ella misma. “Me han disuelto todos mis rellenos. Soy tan natural como puedo serlo. Esas no son arrugas, son líneas de sonrisa”, dijo Cox.

3. Victoria Beckham

En 2017, Victoria Beckham le escribió una carta a su yo de 18 años y admitió que lamenta haberse puesto implantes mamarios. “Probablemente debería decirte que no te metas con tus senos”, escribió. La ex estrella de las Spice Girls dijo que es importante “dejar que tu piel respire” y “celebrar lo que tienes”.

4. Dana Delany

La actriz de Desperate Housewives habló sobre su experiencia negativa con el bótox. Su dermatólogo le inyectó la frente y tocó un nervio. “El nervio ha estado muerto desde entonces. Afectó el músculo de mi ojo derecho, por lo que mi ojo ha comenzado a ’caer’ un poco”, dijo la actriz.

5. Pink

La cantante compartió una serie de “notas para sí misma” en su cuenta de Twitter. “Querida yo, estás envejeciendo. Veo líneas”, escribió. “De vez en cuando, consideras alterar tu rostro, y luego ves un programa en el que quieres ver lo que siente la persona... cuyo rostro no se mueve”, continuó. “Quiero que mis hijos sepan cómo me veo cuando estoy enojada”.

6. Halle Berry

La ganadora del Óscar admite que, como actriz, siente la presión de alterar su rostro, y los pensamientos de bótox han cruzado su mente. “No he dejado de recordarme a mí misma que la verdadera belleza no se trata de mi yo físico. El envejecimiento es natural, y nos pasa a todos. Solo quiero parecerme siempre a mí misma, aunque sea una ’versión’ más vieja de mí misma”, dijo.

7. Julia Roberts

La famosa actriz y productora se niega a someterse a una cirugía plástica. “Es una lástima que vivamos en una sociedad tan aterrada y dismórfica en la que las mujeres ni siquiera se dan la oportunidad de ver cómo se verían como personas mayores”, dijo Roberts. “Tu cara cuenta una historia... y no debería ser una historia sobre tu viaje al consultorio del médico”.

8. Emma Thompson

La actriz británica es muy honesta sobre sus opiniones contra la cirugía. “Es una locura”, dijo. “No es algo normal, y la cultura que hemos creado que dice que es normal no es normal”.

9. Cameron Díaz

Díaz admite que ha probado bótox y aún lo lamenta. “Prefiero ver mi rostro envejecer que un rostro que no me pertenece en absoluto”, dijo. La actriz compartió que amaba sus líneas de expresión. “Adivina lo que esto significa, he sonreído toda mi vida”.

10. Gisele Bündchen

La supermodelo y madre de dos hijos admite que lamenta haberse puesto implantes mamarios. “Me sentí muy vulnerable porque puedo hacer ejercicio y puedo comer sano, pero no puedo cambiar el hecho de que mis dos hijos tomaban más leche de mi pecho izquierdo que del derecho”, dijo. Cuando se despertó de la anestesia, inmediatamente se arrepintió de su decisión. “Estaba como, ’¿Qué he hecho?’. Me sentí como si estuviera viviendo en un cuerpo que no reconocía”.

¿Crees que es mejor hacerse una cirugía plástica o envejecer de forma natural? Cuéntanos tu opinión en la sección de los comentarios.

4113
378