Genial
Genial

15+ Cumpleañeros que no olvidarán su día por mucho tiempo

A menudo, cómo recordaremos este o aquel cumpleaños no depende en absoluto de nosotros, sino de factores externos. Según muestra la práctica, las personas que cumplen años entran en la categoría de personas con las que en un solo día pueden suceder más cosas que con el héroe de una película.

En Genial.guru, experimentamos toda una variedad de emociones (desde confusión hasta completo asombro) al leer las historias de estas 15+ personas sobre sus cumpleaños más memorables.

  • Una vez, cuando todavía era pequeño, invité a mi festejo a todo mi equipo de hockey, excepto a un niño. Al enterarse de esto, mis padres decidieron cancelar mi fiesta para darme una lección. Este recuerdo no puede llamarse agradable, pero ese cumpleaños quedó grabado en mi memoria durante mucho tiempo. Por cierto, todavía no entiendo dónde me equivoqué. Odiaba a ese chico y él me odiaba a mí. Él y yo éramos los únicos niños del equipo que no se llevaban bien. © amugnai / Reddit
  • Mi cumpleaños más memorable fue el número 29, y todo por una simple razón: ¡mi hijo de 10 meses, mi primogénito, me llamó papá por primera vez! ¡Qué regalo tan maravilloso! Me sentí en las nubes de felicidad. Esto es, literalmente, algo que ocurre solo una vez en la vida. ¡Es increíble que haya sucedido justo en mi cumpleaños! © Eric Johnson / Quora
  • Recuerdo que, en el kínder, una niña tenía un juego de mesas y sillas rosas para Barbie, y yo realmente quería uno igual, pero mis padres no me lo compraban. En resumen, un día decidí mentir y decirle a esa niña que era mi cumpleaños, y cuando me preguntó qué quería que me regalara, le pedí un juego igual al suyo. A la mañana siguiente, mi madre me llevó al kínder, y allí estaba esa niña con sus padres y una caja con un moño y me gritó: “¡Feliz cumpleaños!”. Por supuesto que no me dejaron quedarme con el juego, pero sí recibí un gran regaño de mis padres. © Oídoporahí / VK
  • En el segundo año de la universidad, conseguí un trabajo como pasante en una empresa. Trabajé durante un año, constantemente poniendo dinero para el regalo de todos los miembros del equipo el día de su cumpleaños (unos 7 USD por persona). Llegó la fecha de mi cumpleaños, fui a la oficina con un pastel, todos bebieron té, conversaron conmigo, pero no me felicitaron de ninguna manera. Más tarde, gracias a un chico con el que me llevaba bien, supe que ni siquiera habían juntado dinero para mi cumpleaños, argumentando que era porque yo era nuevo. Naturalmente, esto despertó mi indignación, pero no dije nada, simplemente no volví a aportar dinero en situaciones similares, juntando miradas de reojo de mis compañeros. Un año después, me fui a otra empresa, donde el equipo resultó ser más acogedor y los jefes también eran mejores. © KimPeek / Pikabu
  • Recuerdo que, en los 90, mi padrastro se quedó sin trabajo, mi madre estaba de baja por maternidad por mi hermano menor, yo era pequeña y era mi cumpleaños. Recibí regalos, pero no había suficiente dinero para el pastel. Pero me hice un pastel de puré de papas, decorado con pepinillos y canté “Qué los cumplas feliz”. No les tenía rencor a padres por una fiesta tan modesta, porque entendía que en ese momento no había dinero en absoluto. Hasta el día de hoy, el puré de papas con pepinillos está entre mis platos favoritos. © Oídoporahí / VK
  • Estaba en una relación a distancia, y en algún momento el chico me convenció de que me mudara a su ciudad. Me mudé y después de 3 semanas llegó mi cumpleaños. Él me llevó a un restaurante muy bonito y luego volvimos a mi casa para usar el jacuzzi. Fue una noche maravillosa, pero cuando desperté, él ya no estaba. Pasé todo el día tratando de comunicarme con él, y cuando finalmente contestó el teléfono, dijo que me dejaba. Fue un cumpleaños extremadamente extraño. © T_86 / Reddit
  • Para mi quinto cumpleaños, en lugar de un juguete, me regalaron unas sandalias. Recuerdo la sensación incluso a mis 40. Por lo tanto, en todos los cumpleaños y otras fiestas, solo les regalo juguetes a los niños. Nada de sandalias, gorros, cuadernos ni chándales. © Oídoporahí / VК
  • El cumpleaños que más recuerdo es el de cuando tenía 9 o 10 años. Era sábado, así que pasé todo el día jugando al aire libre. Cuando llegó el momento de irnos a casa, una de las niñas me dijo que todos iban a ir a su casa y me invitó a ir también. Nos apresuramos a pedirle permiso a mi madre. Ella dijo que sí, pero insistió en que me cambiara de ropa. Yo protesté un poco, pero al final obedecí. Cuando finalmente llegamos a la casa de la niña y entramos, resultó que allí me esperaba una fiesta sorpresa. ¡No había tenido una nunca antes, y estaba absolutamente maravillado! © Roy Beyer / Quora
  • Cumplí 33. Mi esposo estaba fuera de la ciudad y yo tenía 5 meses de embarazo. Mi hijo de dos años logró morder a 4 niños en el kínder en un día y tuve que irme el trabajo urgentemente, a pesar de que tenía muchas cosas que hacer. Más tarde, cené con mis padres, comí un trozo de pastel y me fui temprano a casa para acostar al pequeño y descansar un poco. A las 22:00 me desperté por el hecho de que un insecto había volado dentro de mi oído. Lo escuchaba tratando de salir desesperadamente, fue simplemente horrible. Traté de enjuagarme la oreja, pero solo lo empeoré todo. Después de encontrar a alguien con quien dejar a mi hijo dormido, pasé el resto de la noche en la sala de emergencias, donde me sacaron el insecto de la oreja. ¿Fue un cumpleaños divertido? No. Pero qué recuerdo. © dashboardmelted / Reddit
  • Mi esposa me empujó en el hombro por la noche y me susurró: “Mira por la ventana”. La ventana tenía las cortinas cerradas, así que le pregunté dormido: “¿Qué hay?”. Resultó que había un pastel y un globo esperándome en el alféizar de la ventana (no sé cómo los llevó allí, siempre volvemos juntos a casa). Y todo porque 18 años antes, una vez le dije que nací a las 2:50 a. m. © youKnowHow / Pikabu
  • Para mi octavo cumpleaños, me obsequiaron un teléfono Samsung. ¡Mi alegría no tenía límites! Recuerdo que me subí al techo de una ducha de verano y, sintiendo el viento soplar mi cabello y acariciar suavemente mi rostro, escuché las melodías originales. Ahora entiendo lo tonto y gracioso que debió verse, pero en ese momento estaba realmente feliz. © Oídoporahí / VК
  • Nunca olvidaré mi cumpleaños en el que mis padres me anunciaron su separación. Comenzaron a pelear temprano en la mañana y continuaron haciéndolo incluso cuando nos sentamos a desayunar. Un poco más tarde, mi madre me dijo que se separarían. Pero lo más interesante de esta historia es que en realidad no se separaron y su matrimonio duró otros 10 años, más o menos. © Anonymous / Quora
  • Mi cumpleaños más memorable fue el que celebré en espléndida soledad. Fui solo a Antalya, y el día de mi cumpleaños tomé té, comí un refrigerio y estaba más feliz que nunca. El sol brillaba, caminé por el terraplén, tomando un jugo de naranja. El mar estaba tan tranquilo que decidí darme un chapuzón. Disfruté cada minuto de ese día, que no tuvo fiestas, ni gente gritando, ni bebidas fuertes, ni puertas rotas, ni nada de eso. Solo silencio. Fue inolvidable. © Christoph Klöckner / Quora
  • El 19 de marzo de 2003, supe que después de 42 semanas de quimioterapia agresiva, había vencido mi cáncer. A partir de ahora, ya no celebro mi “cumpleaños”, lo llamo “el día de la liberación del cáncer”. © dweezil12 / Reddit

¿Te gusta celebrar tus cumpleaños? ¿Cuál de tus fiestas difícilmente puedas olvidar?

Imagen de portada youKnowHow / Pikabu
Genial/Gente/15+ Cumpleañeros que no olvidarán su día por mucho tiempo
Compartir este artículo