Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15+ Personas que ya no quieren fingir que creen en el milagro del Año Nuevo

Los psicólogos creen que el impulso de celebrar el Año Nuevo se remonta a nuestro instinto de supervivencia. Esta festividad, como un cumpleaños, por ejemplo, nos recuerda que hemos vivido un año más, lo que significa que hicimos las cosas bien. Y todas estas promesas de fin de año de cambiar el estilo de vida no son más que la realización del deseo de tomar el control de la situación. No importa si realmente empezamos a correr por la mañana, a ahorrar o a perder peso el año que viene; incluso un breve momento en el que creemos en esto nos da motivo de alegría y felicidad.

Genial.guru encontró personas que niegan todas las convenciones, y cada una tiene su propia razón para hacerlo.

  • Inicialmente, en mi familia nunca celebramos el Año Nuevo, solo la Navidad. Ahora ya vivo aparte, pero seguimos centrándonos en la Navidad. ¿Por qué? Porque todo tiene descuentos, absolutamente todo lo que no se vendió para las fiestas.

  • Hace 2 años que no celebro ni Navidad ni Año Nuevo. El año antepasado estábamos en casa con mi madre: ella estaba en la cama, yo en el sofá. Ambas leíamos. Fue genial. El año pasado me mudé a Grecia. En la víspera de Año Nuevo tenía una opción: ir a algún club o quedarme en casa con los vecinos que ya estaban celebrando con todo. Me quedé en casa. Me cubrí con una manta, leí, bebí té, vi películas. Uno de los vecinos me preguntó por qué actuaba de esa manera. Dijo que se sentían incómodos por mi culpa. No entiendo por qué alguien puede sentirse mal por el hecho de que no festejo. © Mika Takahashi / quora

  • Los últimos 5 años no me gusta el Año Nuevo. Solo quiero quedarme en casa, ver películas y comer pizza. En soledad. No me gusta todo este revuelo en torno a las fiestas, todas estas pseudo-expectativas del próximo año. Me encantan las fiestas y socializar en general, pero toda esta agitación pre-Año Nuevo me vuelve loco. Sin embargo, cada vez termino saliendo con amigos en Año Nuevo y siempre me decepciono. © ***-a-gogo / reddit

  • Cuando tenía 18 años, amaba el Año Nuevo. Tenía muchas ganas de pasar el rato, conocer a las chicas. Luego me casé y lo celebré en casa, no en fiestas con amigos. Luego me divorcié y perdí el gusto por las fiestas. Salir significaba gastar mucho dinero y tiempo. Todo lo que comencé a desear después de cumplir 50 años era dormir. Ahora tengo 60 y el Año Nuevo para mí solo es una noche más. © Jesse Spangler / quora

  • El Año Nuevo ya no me interesa. Cuando era niño, pasaba horas eligiendo tarjetas de felicitación y estaba feliz por ello. Más tarde dibujaba estas tarjetas yo mismo, y también me sentía feliz. Luego usaba Photoshop para hacer estas postales, y sí, me sentía feliz. Pues luego aparecieron todos estos SMS, Instagram, Facebook, etc. Todos los saludos personalizados desaparecieron, solo quedaron los correos masivos. Y eso no me hace feliz en absoluto. Arruinó parte de mi infancia. © Amitdyuti / quora

  • No quiero involucrarme en el frenesí colectivo por un cambio de fecha. No me parece que esa noche sea diferente al resto de las noches del año, y por eso es una tontería celebrarla por separado. © Katerina Ogneva / “Yandex”

  • Odio el Año Nuevo. Y todo por culpa de mi exmarido. El año pasado teníamos que reunirnos con familiares y con sus amigos. Cociné y limpié todo el día. Le pedí ayuda, pero nunca la recibí. Al final, tuvimos una discusión y él se fue con la consciencia tranquila entre las siete y las ocho de la noche. Celebramos el Año Nuevo junto con mi hija. Yo, con lágrimas en los ojos. Y lo más ofensivo fue que ni siquiera llamó o escribió. © unknown author / ideer

  • Esta es la fiesta más exagerada de todas las fiestas, aunque, por supuesto, le estoy agradecido, porque no hay que ir a trabajar. Los fuegos artificiales vuelven locos a todos los perros del mundo. ¿Y estas promesas de Año Nuevo de quienes quieren cambiar su vida? Publican en Facebook que comenzarán a hacer algo, y luego van al gimnasio en masa, pero solo duran 2 o 3 semanas. Y esto sucede año tras año. © Sean Kernan / quora

  • ¿Por qué dejé de amar el Año Nuevo? Es muy sencillo. Noté un patrón: cuanto más se acerca el 31 de diciembre, tanto más amables y agradables se vuelven las personas. Tanto es así que ya les sale miel por las orejas. Todo el año eres un patán, y para el Año Nuevo les deseas lo mejor a todos. Y así en muchos países. © faktor2 / pikabu

  • Mi plan para la víspera de Año Nuevo es acostarme a las 10 de la noche, como siempre. Todo el deseo de ver cómo un número cambia a otro en el calendario terminó con la llegada de los niños. De hecho, celebré el Año Nuevo solo una vez. Era 1999. Mis amigos y yo fuimos al muelle, estaba lleno de gente, hacía frío y todo era muy caro. Un placer más que dudoso. Prefiero estar en un ambiente cómodo, en mi casa. Y mejor aún, en mi propia cama. © Matthew Bates / quora

  • Mi esposo siempre se prepara como un loco para las fiestas. Cuando yo era más joven, lo seguía a las fiestas de sus amigos. Siempre esperaba con ansias que llegara la mañana. Hace 15 años que celebramos solo nosotros dos. ¡Pero me hace cocinar y comprar tantas cosas! Yo sería feliz celebrando el Año Nuevo solo comiendo mandarinas y deliciosos dulces. Aunque no tengo problema en armar el árbol de Navidad y decorar el departamento con diferentes luces. © Irina Levina-Harutyunyan / Facebook

  • Mi familia y yo solo celebramos la Navidad, no el Año Nuevo. Por lo general, para nosotros es una tradición, una razón para que todos se reúnan, pero este año me di cuenta de que no tengo ese deseo en absoluto. Siempre hay ajetreo y bullicio en Navidad, hay que preparar montañas de comida, envolver regalos, todo el mundo corre de un lado a otro. Es imposible comunicarse adecuadamente con los familiares, porque todos están corriendo a algún lugar para hacer algo, haciendo ruido y, a veces, pelean. Y me di cuenta de que esta tradición familiar se convirtió en una obligación triste para mí. Por lo tanto, decidí que sería mucho mejor para simplemente ir después de las fiestas, cuando todos ya se han ido y solo quedan mis padres. Me hace más agradable estar con ellos y nos da más oportunidades para comunicarnos normalmente.

  • En 2009, por primera vez en 30 años, tuve que celebrar en casa: estaba un poco enferma. Fruta, chocolate, sofá, pijama, televisión. Felicité a todos por teléfono, todos me felicitaron a mí. Y me gustó tanto, que en los años siguientes dejé de ir a algún lugar conscientemente. Total, la entrega de regalos se hace en Navidad. © Olive Bor / facebook

  • También está dejando de gustarme esta fiesta. En mi caso, tiene que ver con cómo lo celebra mi esposo. Para ser más precisos, de ninguna manera. En los primeros años de matrimonio, yo habitualmente pensaba en qué cocinar, qué comprar, hasta que él me dejó estupefacta notificándome que de cualquier forma no comería nada después de las 12 horas. Este pensamiento se quedó atascado en mi cabeza. La última vez, en la mesa no hubo nada excepto una ensalada y pato. Si igual no hay nadie para comer mas que eso. Y afecta mucho las finanzas, que no están bien. © patapoo / pikabu

  • Ya no creo en la magia: los deseos nunca se hacen realidad, nada cambia, excepto la fecha. Solía ​​molestarme con un nuevo atuendo, platos, regalos, tenía miedo de no llegar a decorar el árbol de Navidad a tiempo. En los últimos años no ha habido nieve, el invierno es cálido. Esto también afecta la falta de espíritu festivo. En general, para mí se ha convertido en una formalidad rutinaria. Y, en general, el Año Nuevo es más una fiesta para niños. © red\\ maris / “Yandex”

  • Nunca he estado en una gran fiesta de Año Nuevo. Soy introvertida y la sola idea de ir a un lugar con un montón de gente me agota. Un año, una amiga y yo nos quedamos en su casa, charlamos y vimos una película. Otro año, mi madre y yo vimos una temporada completa de Grey’s Anatomy durante esa noche y no nos acostamos hasta las 4 a. m. Mi esposo está totalmente en contra de irse a la cama antes de la medianoche, así que solo envío mensajes de texto a amigos o veo una película. © Mia House / quora

¿Cómo vas a celebrar tú el próximo Año Nuevo?

Imagen de portada unknown author / ideer
Compartir este artículo