17 Dueños que periódicamente exclaman “¡Aquí está tu comida, peludo travieso!”

No come pescado, pero con mucho gusto mastica pepinos y malvaviscos. Se niega a comer el alimento recetado por el veterinario, pero mira atentamente el plato con sopa de su dueño. Al parecer, estos problemas los han tenido casi todos los amos de peludos bigotudos.

Muchos en Genial.guru también tenemos gatos, y siempre nos rompemos la cabeza con la siguiente pregunta: “¿Qué le daré de comer a mi criatura con ojos astutos?”.

1. “En casa se acabó el alimento para gatos. Así fue como me recibieron después de regresar de la tienda”

2. Gatos superhambrientos

3. “Este gatito tocó mi ventana. Comió dos tazones de alimento y tomó agua. Pero hoy me trajo a otros dos amigos suyos”

4. Cómo darle de comer algo saludable a tu gato

  • A mi gato le recetaron comer un alimento especial. Pero no lo quiso. Me di por vencida después de 3 días. Pues, tenía hambre. Fui a comprarle su alimento favorito y en la tienda le conté a la vendedora mi situación. Ella me dijo: “Toma el sobre con sus bocadillos. Haz ruido con él y luego dale su bocadillo, vuelve a hacer ruido con el sobre y dale el alimento recetado. A continuación, cambia la proporción de una a dos, de una a tres y cada vez menos bocadillos y más alimento”. En pocas palabras, ahora mi gato con mucho gusto come el alimento especial. Solamente le doy los pedazos uno por uno como si fuera su alimento favorito. Sí, tengo que alimentarlo de mi mano. No le importa que tenga la misma comida en el tazón. Shhh, no se lo digas a mi gato. © Happygerl / Pikabu

5. Si ya le diste de comer a tu mascota, entonces tienes permiso para tomar un café

6. “Esta belleza no es mi gata. Simplemente nos visita por una hora para variar su dieta y probar la comida que no le dan en su casa”

7. “¿Cómo les explico que todavía no es hora de almorzar?”

8. “Explotó el costal con el alimento. Nuestros gatos estaban contentos”

9. Casi una gata perfecta...

  • Una vez más me di cuenta de la suerte que me tocó con mi gata. Come todo lo que le sirvo en el tazón, ingiere las pastillas, paté y comida dietética. Prácticamente nunca trata de meterse en nuestros platos. Le encantan los pepinos e incluso puede correr por pedazos de zanahoria, porque se retuercen como si fueran una serpiente. Y nunca ha agarrado la carne. Por lo general, no es tan exigente. Ni siquiera ha hecho del baño fuera de su caja de arena, aunque hubo un par de veces, solo porque no se la limpié durante mucho tiempo. Ah, mejor voy a abrazarla, me tocó una gata tan buena. © Tephna / Pikabu

10. “¿A sus mascotas les encantan los dulces? Nuestra gata come alimento y malvaviscos”

11. “Pensé que en esta bolsa ya no había alimento. Pero evidentemente mi gato no piensa lo mismo”

12. Al parecer, está molesto de que toda la comida sea para los humanos

13. “Así muestra que no le gustan ’las croquetas’. Quiere que le sirvan comida húmeda”

14. Transformar las croquetas en su paté favorito

  • Mi gata necesita alimento especial para diabéticos. Y solo comía paté y no quería otra cosa. De repente, en mi ciudad desapareció este paté en todas las tiendas, y solo vendían croquetas. Estaba en pánico, ya que a mi gata le costaba mucho trabajo comerlas. La vida cambió después de acordarme de la existencia de la licuadora. Es un dispositivo verdaderamente milagroso, dado que licúo las croquetas, la vida se volvió mejor y mi gata está llena. El paté nuevamente está disponible en las tiendas. Pero tal vez algún día este consejo pueda resultarle útil a alguien. © misiku / Pikabu

15. “¿Qué me estás mirando? Ahora son mías”

16. “Estaba frente a mi computadora comiendo una sopa. De repente hubo un apagón. Mientras estaba recordando en dónde había escondido las velas, mi Dulcinea decidió acabar mi comida”

17. ¿Qué hacer con este travieso peludo?

  • Todos los días le servía a mi gato agua fresca en un tazón. Él: “No quiero, no la voy a tomar”.
    Leí que a los gatos les encantaban las fuentes, pero no les gustaba que el agua estuviera sin movimiento, porque así la consideraban sucia. En ese momento me di cuenta de que, por alguna razón, al enjuagar un trapo en una cubeta, mi gato exclamaba: “¡Esto es lo que necesito!”. © humphrey1911 / Pikabu

¿Tus mascotas comen todo o tienes que esforzarte mucho para darles de comer?

Imagen de portada Happygerl / Pikabu
Compartir este artículo