Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

19 Personas que solo fueron a una tienda a comprar algo, pero se llevaron la experiencia de su vida

Solemos ir a la tienda todos los días, o incluso más de una vez al día. Parecería una rutina ordinaria y aburrida. Solo tienes que hacer la compra, elegir los cosméticos adecuados o probarte la ropa que te gusta. Pero algunas personas consiguen convertir este proceso en una emocionante aventura.

Genial.guru, tras buscar en Internet, ha encontrado varias historias de este tipo. Nos confirman otra vez que hasta lo más común puede convertirse en una experiencia memorable.

  • Entré al supermercado justo antes de la hora de cierre. Elegí un helado y me dirigí a la caja registradora. Y había tanta gente en la cola que era una pesadilla. Delante de mí, una señora mayor empezó a descargar una cesta llena de productos en la cinta de la caja registradora. El código de un artículo no pasaba por el escáner, así que había que cambiarlo. Empecé a desesperarme. Y entonces la cajera me dijo: “¿Por qué no te comes el helado y yo después paso el envoltorio por el escáner?”. Eso fue muy dulce. © Naveen / Quora

  • Tenía unos 11 años y tomé un videojuego en un supermercado. Agarré el último disco y me dirigí a la caja registradora para pagarlo. Entonces se me acercó corriendo una señora muy guapa, con el pelo recogido y todas las joyas puestas. Luego, con las palabras: “Mis hijos lo necesitan más”, me lo arrebató de las manos y se fue. Me quejé con la cajera y me devolvieron el juego. © Unknown author / Reddit

  • Estaba paseando por una tienda para niños en busca de un regalo. Vi a una niña de pie estudiando un anillo de juguete. De repente, le preguntó al asesor: “Disculpe, ¿el diamante es real?”. Sin pestañear, el empleado le respondió: “No, es sintético”. © Gail Marshall / Quora

  • Estoy renovando mi apartamento. Fui a una tienda de construcción y compré algunas esquinas de plástico, las más largas. Las llevé con cuidado hasta la caja registradora, soplando de ellas las partículas de polvo. En cuanto pagué, decidí doblarlas un poco y ¡crack! Todas. Capté la expresión risueña de la cajera y casi me caí al suelo. © Podslushano / Ideer

  • Buscábamos una plaza de aparcamiento con mi tío al lado de una tienda. Estaba lleno hasta el tope. Finalmente, vi un lugar. Había otro coche que venía detrás de nosotros. De repente, dos niños saltaron de ahí y se colocaron en ese lugar. Resulta que su madre los había enviado a ocuparlo. Con cierto asombro, seguimos conduciendo. © Unknown author / Reddit

  • Un día estaba frente a la caja registradora terminando mis compras. El cajero empezó a pasar los productos del siguiente cliente y dejó a un lado un paquete, que se cayó en mi carrito de compras. En ese momento, la bolsa pegó un salto hacia arriba. Casi me muero del susto. Resultó que había un enorme pez vivo ahí dentro. © Tutan Jamon / AdMe

  • Estaba paseando por la perfumería. Y entonces uno de los empleados me pidió que me fuera, porque mi hijo era demasiado ruidoso y no podía controlarlo en absoluto. Me sorprendí. No solo no tengo hijos, sino que ni siquiera vi a ningún niño en la tienda en ese momento. Le pregunté al director qué había pasado y se mostró muy confundido. © scuttable / Reddit

  • Estaba en un viaje de negocios con mi padre y fuimos a elegir una nueva chaqueta para él. No fue fácil: tiene una figura atípica. El pobre consultor estaba agotado de buscar las opciones correctas. Finalmente, trajo una bonita chaqueta, papá se la puso y se dio la vuelta frente al espejo. El vendedor me susurró: “¡Parece más joven con esta chaqueta! Van a hacer una gran pareja”. Le contesté: “Sí, gracias, mi mamá estará encantada, el mes que viene es su aniversario”. El pobre hombre se sonrojó.

  • Un amigo ordenó en una tienda unas toallitas especiales para limpiar la pantalla de la computadora. Al parecer, se había agotado el stock de esas, ya que le enviaron unas para las hemorroides. © Allison_in_CO / Twitter

  • Vi el siguiente cuadro en una tienda de cosméticos. Una señora no muy arreglada se acercó al mostrador de los pinceles, agarró unos cuantos y comenzó a maquillarse con ellos apasionadamente. Terminó el proceso, devolvió los pinceles y se fue. Y después nadie los cambió. Y no eran muestras, sino los pinceles que la gente compra. © g0thcat / Reddit

  • Había comprado un montón de ropa en una tienda. No fue hasta que miré las etiquetas en casa cuando me di cuenta de que todo era ropa para embarazadas. Me había quedado justa. © kennedyshealee / Twitter

  • Acababa de empezar a salir con mi novio. Un día lo llevé a una tienda de cosméticos, tenía que comprar algo. Estaba buscando un iluminador, y él estaba vagando por algún lugar cercano. Escogí lo que quería y lo pagué. Salimos, me volví hacia él y me quedé helada. Estaba cubierto de maquillaje. Le pregunté aterrada: “¿Qué te pasó?”. Y explicó: “Pensé que todas esas muestras eran falsas. Así que me paseé por el pasillo tocándolas todas... Bueno, ahora veo que no lo eran”. © thatonegirlyaknow / Reddit

  • Era solo una niña, y mi madre y yo fuimos a la tienda. Era verano, y a veces mi madre me compraba refrescos para almorzar. Inesperadamente, una mujer mayor la detuvo y le preguntó si realmente sabía lo que estaba haciendo, que las gaseosas son perjudiciales para la salud de los niños, que contienen sustancias nocivas destinadas al embalsamamiento. Mamá murmuró algo en respuesta, y nos fuimos directo a la caja registradora. ¿Y sabes qué es lo más sorprendente? La cesta de esta “preocupada” señora estaba llena de latas de refresco. © Caitlyn Perry / Quora

  • Fui con mi elegante hermana a la tienda para ayudarla a elegir un nuevo colchón. Se acercó a uno y se dejó caer despreocupadamente sobre él. Pero el colchón no llevaba ropa de cama, sino una funda de colchón sintética. Así que se deslizó sobre ella, golpeó contra una mesita de noche y rompió una lámpara. © brother_p / Reddit

  • Estaba caminando con un amigo por el departamento de niños. Había un montón de pequeños maniquíes vestidos con ropa infantil. Parecía un poco espeluznante, y le dije que era como una escena sacada de Los niños del maíz. Entonces, en ese mismo momento, un niño pequeño salió corriendo del vestuario dirigiéndose hacia mí. Grité como un loco y también salí corriendo. Mi amigo se rio de mi reacción durante horas. © gracexx18 / Reddit

  • Estaba en la caja registradora, la cajera estaba pasando mis compras por el escáner. Y de repente, la música habitual del supermercado se interrumpió y sonó la voz alegre de alguien: “¡Atención, clientes! ¡Bastoncitos de pescado! ¡Bastoncitos de pescado! ¿Dónde puedo encontrar los bastoncitos de pescado?”. La cajera, sin apartar los ojos de lo que estaba haciendo, murmuró: “Oh, madre de Dios...”. © Sara Booth / Quora

  • Le pedí a mi novio que fuera a una tienda y le dije: “Cómprame una mascarilla coreana de té verde”. ¿Y qué es lo que trajo? Me trajo una mascarilla médica. Me dijo: "Bueno, deberías haber dicho ’mascarilla cosmética’ en lugar de solo ’mascarilla’, porque esta también es verde y está hecha en Corea. © cherrybae / Twitter

¿Tienes alguna anécdota memorable que te haya ocurrido en una tienda?

Compartir este artículo