Genial
Genial

19 Personas que solo querían comer rico, pero el destino tenía otro plan para ellas

Los cocineros profesionales dicen que el aspecto de un plato influye en el apetito tanto como su sabor o aroma. Y es difícil no estar de acuerdo con eso: mucha gente está dispuesta a pagar no menos por una bonita presentación que por ingredientes de alta calidad o el nombre de un chef famoso. Por desgracia, en ocasiones, los experimentos con la decoración van demasiado lejos.

En Genial.guru seguimos con interés los ensayos de los chefs de hacer un plato lo más fotogénico y original posible. Sin embargo, en algunos casos, no está del todo claro cómo se come.

Esta taza de café no tiene asa, y está muy, muy caliente

¿Quién lo hizo? Es un crimen internacional contra el desayuno

“Hoy aprendí que los aros de cebolla crecen en los árboles”

Sí, hay un plato, pero podría haberse utilizado mejor

Algo comestible sobre un caparazón de cangrejo vacío y montado en un bloque de hielo

“¡Exijo un plato!”

“Repitan conmigo: los aros de llanta de los coches no son platos”

Si echas de menos tu casa de campo, aquí tienes un consuelo

Pasta carbonara metida dentro de una ciabatta untada con mantequilla de ajo

Pedí una carne Wagyū en un restaurante y así es como me la sirvieron. ¡Imperdonable!

“Por lo que tengo entendido, mi puré estaba a punto de bañarse...”

Comida servida en una caja de zapatos

¡Colguemos la comida para que se seque!

Buena presentación, pero ni siquiera se acerca a un plato

“Ciertamente no contaba con esa presentación de biryani

Papas fritas y queso

“Me gustó especialmente frotar la yema en la madera con un trozo de pan”

Las cáscaras de coco son unos “platos” un poco inestables (para decirlo suavemente)

“¡Mira lo que desenterré!”

¿Alguna vez has tenido que mirar fijamente un plato o una bebida porque no estabas seguro de cómo abordarlo?

Imagen de portada kerry_sonn / Twitter
Genial/Gente/19 Personas que solo querían comer rico, pero el destino tenía otro plan para ellas
Compartir este artículo