Genial
Genial

19 Pruebas de que limpiar la casa puede ser más dramático que un melodrama

La limpieza de la casa es, sin duda, un proceso importante no solo desde el punto de vista estético, sino también en términos de salud: al eliminar regularmente el polvo, reducimos la cantidad de gérmenes en el ambiente. Pero cuando llega el momento de poner las cosas en orden, la voz interior comienza a oponerse y de todas las formas posibles nos inclina a posponer esta tarea para mañana. En esos momentos, algunas personas se vuelven irritables de inmediato, y otros hasta son capaces de armar todo un escándalo en la familia.

En Genial.guru tampoco podemos fingir que nos gusta mucho la limpieza. Y si consideramos las historias de algunos usuarios, no somos los únicos. Pero tarde o temprano, igual terminamos poniendo nuestra música favorita y agarramos el trapo.

  • Mi mamá me vino a visitar y comenzó a limpiar. Dijo: “Todo debe estar en su lugar”. Al principio hasta me puse feliz: todo quedó ordenado y limpio. Pero después de 3 días me di cuenta de que no podía encontrar nada, no sabía dónde estaban las cosas. El nivel de su conocimiento del orden más alto fue el control del televisor, que mágicamente regresó encima de este desde la mesita de noche. ¿De qué sirve tener un mando si para prender el tele tienes que acercarte a él? © Oídoporahí / Ideer
  • Una vez le dije a mi esposo: “Es genial tener una mucama: viene, pasa la aspiradora, lava el piso”. A lo que me respondió: “Mis abuelos también tenían una. Solo que siempre hacían la limpieza antes de que ella viniera, ya que esa mujer también limpiaba para sus vecinos y no querían que se cansara mucho”. © WWW.**NI**R** / Pikabu
  • Tengo 26 años y vivo solo. Por eso el orden en el departamento siempre es mediocre: paso un poco la aspiradora, repaso rapidito con un trapo y listo. En la víspera de las fiestas, mi mamá dijo: “Limpia la casa como se debe”. Todo salió como de costumbre, pero... por alguna razón, decidí frotar los azulejos del baño con una solución de bicarbonato de sodio y quedé boquiabierto: resultaron ser tan brillantes. Pero obviamente, no tenía suficientes fuerzas para limpiar todos, así que los limpié para que se vieran como un tablero de ajedrez. Soy un maldito genio. © Oídoporahí / Ideer
  • Mi novia y yo decidimos limpiar la casa. Han pasado 30 minutos. Pasé la aspiradora, trapeé los pisos, ordené el baño, puse la ropa a lavar, limpié los zapatos. Y luego escuché: “¡Vaya! Por fin encontré mi banda para el pelo, podemos empezar”. © SpacePiligrim / Pikabu
  • Paso la aspiradora en mi casa una vez a la semana. Pero al día siguiente después de cada limpieza, quedan pedazos de pelusa, arena y cabello en las escaleras, donde aparentemente no estaban después de pasar la aspiradora. Por favor, díganme que esto es normal. © thenewprisoner / Reddit
  • Desde los 11 años fui responsable de limpiar el polvo, barrer y ordenar en general. Mi padre revisaba todo lo que hacía, y si algo no cumplía con sus estándares, había consecuencias. Luego crecí, me mudé y me casé. Pero la obsesión de mi papá por la limpieza me siguió: esperaba lo mismo de mi esposo y mi familia. Cuando finalmente me di cuenta de que mi padre ya no me controlaba, pude cambiar mi comportamiento. Un día, él me dijo que ya no era tan ordenada como antes. Y sí, fue música para mis oídos. Este cambio nos hizo felices a mi familia y a mí. © Nancy Campbell / Quora
  • Vivimos en un departamento con mi hermano. Trabajamos desde la mañana hasta tarde en la noche, prácticamente sin días libres, por lo que solo queda tiempo para bañarse y dormir. En fin, el departamento estaba “un poquito desordenado”. Pensé: “Bueno, igual tarde o temprano habrá que hacer la limpieza” y limpié todo. No, así no: ¡Limpié TODO! Entonces llamó mamá: “¿Estás en casa? Voy a pasar en 15 minutos”. Estaba contento de que justo ese día me hubiera agarrado el “ataque de limpieza”. Vino mamá, miró por todos lados y dijo: “Mmm, pues no me sorprende, ¡qué pocilga!”. © Bugabuga / Pikabu
  • Con mi novia decidimos hacer una limpieza después del Año Nuevo. Bueno, siendo honesto, ella decidió, a mí nadie me preguntó. Cuando llegó la hora de trapear los pisos, mi novia exclamó: “¡Trae un trapo del balcón!”. Vale la pena mencionar que nosotros estábamos en la cocina, y el balcón quedaba a tres habitaciones.
    —¡No, tú ve por él! La vez pasada tuve que ir y volver tres veces, y siempre traía el trapo incorrecto.
    —¡Pero ahora necesito que traigas el trapo azul!
    Con gritos de que era muy lento se fue al balcón. Un minuto después regresó, sosteniendo un trapo en sus manos.
    —Pero si trajiste el trapo rosa.
    —¡¿Cuál es la diferencia?! © Spartleg / Pikabu
  • Hace muchos años, mi madre insistía en venir a mi casa a hacer la limpieza un día antes de que me viniera a visitar mi suegra. Mi suegra hacía exactamente lo mismo cuando mi madre venía de visita. Después de un tiempo, cuando tuvieron algunos desacuerdos, se dieron cuenta de que mi casa estaba lo suficientemente limpia sin su ayuda. © Elaine Evans / Quora
  • Tuvimos invitados con niños de 7 a 11 años. Destrozaron la habitación de mi hermana, la hicieron llorar y ni siquiera se molestaron en ayudar con la limpieza. Sus padres no hicieron nada, y ahora mi papá y yo tenemos que limpiarlo todo. © Boss-Boy-21 / Reddit
  • El sentimiento aplastante de decepción cuando descubres que alguien a quien solías tratar con gran respeto no retira la espuma de jabón de los trastes cuando los lava. © PartManAllMuffin / Reddit
  • Le temo mucho al otro lado de mi personalidad. Solo aparece cuando lavo los trastes de mala gana. De repente empiezo a dejarme llevar y a ordenar toda la cocina, toda la casa: lavo las ventanas, el piso, los espejos, paso la aspiradora, lavo los juguetes del perro. Después aparece como una niebla y ya me encuentro pegando papel tapiz en el garaje de los vecinos. © hustle_hazza / Twitter
  • Mi padre nos acaba de gritar a mi madre y a mí porque vino gente de los servicios sociales y la casa estaba hecha, en su opinión, “todo un desastre”. Aunque mi mamá y yo nos quedamos hasta tarde limpiando cada rincón. Está convencido de que si hay 2 mujeres en la casa, todo debería verse perfecto. © Dramatic_Coyote9159 / Reddit
  • Cómo lavo la ropa. Lavado: 30 minutos. Secado: 1 hora. Poner las cosas en el armario: 7-10 días hábiles. © humortranslate / Twitter
  • Dios, qué bendición es poder pedir una limpieza. Viene una amable chica y te limpia todo mientras tú te sientas a leer un libro. Cualquier limpieza con mi mamá terminaba en gritos y escándalos. Cuánto me alegro de que ya no debas perder el tiempo en lo que odias. © blinpolin12 / Twitter
  • Fui a lo de mis padres. Pasando por su casa, vi que estaban limpiando el garaje y... no me detuve. Hoy no me atraparán con eso, jaja. © MonteSmiff / Twitter
  • Odio cuando empiezo a limpiar mi casa y sin querer termino viendo 3 temporadas de una serie. © ihoplollipop / Twitter
  • Vivo sola hace mucho tiempo. La limpieza, el lavado, el planchado y la cocina ya son costumbre y no me molestan para nada. Pero una vez cada 2 semanas, mi madre sigue viniendo para ayudar a meter el edredón en la funda. © Oídoporahí / Ideer
  • El último día antes de las vacaciones me lo paso limpiando la casa, y después de las vacaciones también limpio todo el primer día, cuando llego. Por qué me hago esto... © monkeymidd / Reddit

¿Qué es para ti la limpieza de la casa? ¿Una necesidad o una forma de escapar de la rutina diaria?

Imagen de portada SpacePiligrim / Pikabu
Genial/Gente/19 Pruebas de que limpiar la casa puede ser más dramático que un melodrama
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos